28
abr
08

Disparates del siglo XXI

Hace unos meses, cuando todavía erais pocos los que os acercabais por este blog, hice referencia al tema de los biocombustibles y las consecuencias sobre las que ya algunos alertaban del uso de esta alternativa energética.

Bajo el argumento de la lucha contra el cambio climático, muchos gobiernos han ido decidiendo la incorporación de biocombustibes en las mezclas que consumen nuestros vehículos, una idea que en principio podría parecer positiva, si no fuera por las consecuencias que al poco tiempo de implantarse está teniendo ya en los mercados mundiales.

En los últimos meses, asistimos entre asombrados e impotentes al espectáculo de unos precios que crecen exponencialmente y que afectan, además, a productos básicos en la alimentación humana. Según la FAO, en el último año el precio de los cereales, especialmente el trigo, ha aumentado un 130%; el del arroz un 74%, el de la soja un 87% y el del maíz un 53%. Estos incrementos tremendos precios son los ejemplos más dramáticos de cómo determinadas decisiones pueden acabar provocando el hambre a millones de seres humanos. Se entiende, por tanto, que en algunos países empiecen de modo incipiente ya algunas revueltas por la sencilla razón de que la gente pasa hambre.

En EE.UU., por ejemplo, el 10% del combustible debe provenir de los biocarburantes, lo que hace un tercio de su cosecha de maíz se utilice para producir bioetanol. Es evidente que la producción de estos biocombustibles ha tirado fuertemente de la demanda de estos productos básicos, lo que unido a prácticas especuladoras en los mercados ha llevado a esta insoportable situación que afecta de forma especialmente dura a los países más pobres.

La ONU intenta ahora esbozar un plan que reconduzca la situación, pero dadas los precedentes habituales de esta organización, mucho se teme uno que, de no implicarse los máximos dirigentes mundiales en la solución del problema, difícilmente cambiará el panorama.

Por si esto fuera poco, y como comentaba en aquel post, algunos científicos dudan también de los efectos beneficiosos de recurrir a los biocombustibles como forma de reducir las emisiones de CO2. Ados profesores de la universidad de Leeds han comparado las toneladas de CO2 que se emitirían a la atmósfera durante 30 años en el proceso de la transformación en etanol o biodiesel del maíz, la caña de azúcar o la remolacha, con las que se emitirían transformado tierras de labor en bosques durante el mismo periodo de tiempo y han concluido que la reforestación de un área equivalente de terreno es capaz de absorber de dos a nueve veces más dióxido de carbono, que las emisiones que se evitarían si esa área se dedicara a producir biocombustibles durante esas tres décadas. Si estos datos son ciertos, estaríamos ante uno de los colmos de la estupidez humana.

Lo que es evidente es que esta estrategia (que hoy más parece una acción destinada a reducir la dependencia del petróleo que a disminuir las emisiones) necesita de un replanteamiento a fondo, porque como ha dicho el relator de la ONU para el Derecho a la Alimentación, Jean Ziegler, “Hay que frenar el cambio climático, pero sin matar de hambre a la gente”.


24 Responses to “Disparates del siglo XXI”


  1. Lunes, 28 abril, 2008 en 8:44 pm

    Yo creo que esto empieza a demostrar que la palabra “ecológico” se empieza a usar como un arma para vendernos la moto.

    ¡Qué triste es que lleguemos a estos extremos!

  2. Lunes, 28 abril, 2008 en 10:46 pm

    Completamente de acuerdo. Creo que lo de los biocombustibles es algo que se ha querido sacar demasiado pronto, y se está volviendo contra los más pobres ¿cómo? Matándolos de hambre.

    Aunque bueno, hasta que no inventemos el condensador de fluzo… :P

  3. 3 JP
    Lunes, 28 abril, 2008 en 10:54 pm

    Hay mucho que apreder de lo que indicas en el post, la economía es cada vez más global y los gobiernos deben pensarlo varias veces antes de subirse a un carro que puede no saberse a dónde va.

    Saludos,
    JP

    http://historias-de-jp.blogspot.com

  4. Martes, 29 abril, 2008 en 7:38 am

    Hola a todos!!! yo pienso que nadie sabe realmente como parar el cambio climatico….tampoco tienen ideas buenas para sustituir el petroleo……y lo que antes parecia:: como que viene el lobo”..pues ahora se nos viene encima y no sabemos como arreglarlo…….y a bases de chapuzas pues tampoco lo estan consiguiendo……..Como para esto …..yo tampoco tengo ni idea…….. besos

  5. 5 Sonia
    Martes, 29 abril, 2008 en 9:49 am

    Hola Javier, como sabrás en Alemania el partido de los verdes, cuyo lider fue Joschka Fischer ha tenido una fuerza mayor que en otros países europeos. Así y todo, hay industrias que rigen esta globalización descarada que nos hace muy dependientes de cualquier decisión que tomen. La empresa automovilística no tiene ningún interés en potenciar el uso de coches de gas o con energías alternativas o de proyectos que, según algunos comentan, podrían revolucionar el mundo, pero sería un gasto demasiado grande (tantos coches ya construídos para el uso de la gasolina, etc…); para qué, mientras haya petroleo y tantos idiotas, con perdón, entre los cuales yo misma me cuento, que siguen consuminedo sus productos… La única manera de parar esto sería haciendo un boicot general en el cual los ciudadanos utilizásemos nuestra inteligencia y esa arma tan poderosa que es el dinero. Si no comprasemos todos más automóviles con petroleo, pues se verían obligados a hacer lo que nosotros quisiésemos, y si lo que queremos es no depender de ningún país petrolífero, y no seguir contaminando un mundo que no sé cuánto va a durar porque con nuestro comportamiento lo estamos soterrando. Pero si a nivel micro familiar las cosas ya no funcionan, ¿cómo lo van hacer en una macrofamilia donde competir y no compartir se han convertido en las premisas básicas? Pronto las películas en las cuales todo es cemento, donde no hay árboles ni una flor que nos perfume el día, ya no serán ficción, sino la realidad que nos hemos currado, impasibles, siempre pensando que algo así no lo verían las generaciones de los próximos treinta años. A veces me da miedo este mundo que le estamos dejando a nuestros hijos, pero sobre todo, me dan pánico los dirigentes, con síndrome o no, que siguen siendo votados por la mayoría, y todo, todo continua igual, es decir, de mal en peor… Perdona pero hoy estoy un poco pesimista. Besos para ti y saludos a los demás.

  6. Martes, 29 abril, 2008 en 9:51 am

    Yo creo que es un intento de disfrazar de “ecológico” la busqueda del sustituto del petroleo. Es mas importante que la maquinaria siga funcionando de forma “economica” a que la gente coma.
    Y basandome en la respuesta de pablo del condensador de fluzo…¿No se puede hacer el bioetanol con los desechos de las producciones? es decir, con toda la paja que sobra del grano o con los desechos biológicos de las fabricas de alimentación o los hogares. Ojo, no se si es viable, por ello lo pregunto.

  7. Martes, 29 abril, 2008 en 11:17 am

    que listos estos politicos lo que quieren es reducir la poblacion mundial para contaminar menos…. que no os enterais y mientras ellos a chupar del bote… de quien creeis que son las acciones de la empresas que nos van a salvar del cambio climatico y se llevan las subvenciones, es como lo de la gripe aviar… cuanto dinero nos gastamos (dinero de nuestros impuestos) en esas vacunas? y yo no conozco a nadie que la haya recibido, y tan alarmante que era…y de epidemia naah… 4 asiaticos y poco mas… mas gente muere de otras cosas y no nos astamos el dinero en intentar curarlas..

  8. 8 daniel
    Martes, 29 abril, 2008 en 12:48 pm

    ánimo Sonia, que se depriman los malos pero tú nunca, que necesitamos tus positivos comentarios. Un saludo.

  9. 9 Sonia
    Martes, 29 abril, 2008 en 12:53 pm

    Parece ser que esta mañana me hubiese olvidado del hambre, pero no es así. Creo que el hambre es un problema que los gobiernos hubieran podido solucionar hace muchos años. Con planificación para enseñar a las personas a cultivar sus tierras, con educación que transmita valores menos corruptos y en los que esos pueblos que nosotros blancos colonizamos y así empobrecimos, aprendan a desarrollarse en su habitat. Pero todo es lo mismo que comenté arriba, según mi parecer, los intereses internacionales solo están enfocados a seguir sometiéndolos, así es más fácil nuestra propia supervivencia, aunque luego nos quejamos de la emigración. A mi se me rompe el corazóny al mismo tiempo me causa vergüenza e ira cuando veo a nuestros campesinos o a gente en demostraciones, quemando o tirando comida, y eso, en países que se llaman “civilizados”.

  10. Martes, 29 abril, 2008 en 12:54 pm

    Toda la razón.
    Hace tiempos que asistimos a la moda del biocombustible.
    Estamos sustituyendo agricultura de subsistencia por agricultrura de lujo, y esto, que nos afecta a nosotros en un encarecimiento de los productos básicos, afecta en mucha mayor medida a los países pobres que ven como su casi único alimento para subsistir se convierte en un artículo de lujo con la correspondiente incidencia social.
    Se da la paradoja que en Méjico se dedican los campos de cultivo para abastecer los cochecitos de los americanos del norte.
    Además la moda del biocombustible, genera otro problema. La desforestación de parte de la selva amazónica para dedicarla a “cultivos más rentables” que abastecen de biocombustible a los países ricos.
    Y nosotros los españolitos que?
    Pues durante muchos años, hemos asistido a la agricultura de la subvención europea, plantar para nada, sólo para la subvención, seguro que más de un latifundista ya se está frotando las manos ante las grandes expectativas del nuevo mercado.

    Sinceramente, creo que es peor el remedio que la enfermedad.

  11. 11 José Ramón
    Martes, 29 abril, 2008 en 1:05 pm

    Yo lo que no entiendo es que siga sin serles rentable a muchos agricultores sembrar y cosechar sus campos. ¿Cómo funciona eso? Una economía subvencionada, que no tiene nada que ver con el mercado, y una escasez de cereales mientras millones de hectáreas están al tonteo. No entiendo nada.

  12. 12 Sonia
    Martes, 29 abril, 2008 en 1:29 pm

    Por cierto! Gracias Daniel por darme ánimos. Me estoy comiendo unas almendras que ya me están dando algo más de fuerza, ja, ja…

  13. 13 daniel
    Martes, 29 abril, 2008 en 3:59 pm

    eso, eso, frutos secos, fuente de potasio, imprescindibles para que nos abras los ojos con tus palabras de esperanza…no hay de qué, no comento nada del tema pues estoy de acuerdo en todo lo que decis capi y vosotros…mi campo es el audiovisual y me reconozco bastante obvio y aburrido en otros temas. Saludos Sonia.

  14. Martes, 29 abril, 2008 en 9:54 pm

    Hola, tengo una seria duda al respecto del cataclismo economico por el uso del biocombustible.

    Se nos dice que estamos en una crisis alimentaria porque convertimos el trigo en gasolina y por lo tanto no tenemos trigo que comer ¿pero en serio se ha generado tanto combustible? En las gasolineras de mi ciudad ninguno de los surtidores reposta biodiesel ni en mi ciudad ni en los municipios de los alrededores.

    ¿Alguno de los lectores del blog ha visto algun surtidor de biodiesel o conoce a alguien que lo utilice para su coche o moto?

  15. Martes, 29 abril, 2008 en 10:35 pm

    Que casualidad!! hace unos días escribí algo parecido sobre los biocombustibles.

    “La comida de los pobres convertida en combustible para los ricos”

    http://cosasderubito.blogspot.com/2008/04/la-comida-de-los-pobres-convertida-en.html

  16. Miércoles, 30 abril, 2008 en 11:13 am

    La historia del ser humano está repleta de fórmulas mágicas para solucionar problemas que acabaron siendo meteduras de pata. Como ejemplo el conejo que se introdujo en el siglo XIX en Australia y supuso una plaga para los marsupiales. Para disminuir el número de conejos se introdujo el zorro rojo, lo que no hizo más que agravar el problema porque prefiere zamparse a los marsupiales que a los conejos…

    Por eso, cuando a algún iluminado se le ocurre echar hierro al mar para disminuir el CO2 de la atmósfera uno lo único que piensa es virgencita de mi vida que me quede como estoy…

    http://www.publico.es/ciencias/medioambiente/007118/fitoplancton/planktos/climos

    saludos.

  17. 17 poemasreunidosgeyper
    Miércoles, 30 abril, 2008 en 12:40 pm

    Es la primera vez que entro en tu blog. Me gusta lo que veo.
    Con respecto a tu post, tengo que decir que empiezo a sospechar que el Hidrógeno como combustible no es negocio.
    Por cierto, coincidimos el día de San Sebastián en la recepción del Amara Plaza.
    Un saludo.
    Te leo

  18. 18 wallace97
    Miércoles, 30 abril, 2008 en 5:20 pm

    Hace tiempo que la estupidez humana se está dejando ver, pero hasta ahora parecía que queríamos negar la evidencia. Menos mal que empiezan a proliferar las opiniones independientes de la voz de su amo, y eso conlleva una esperanza de que algún día el ser humano sea capaz de enfrentarse a las salvajes contradicciones a las que nos han conducido las multinacionales y sus mamporreros los políticos. Está claro que la culpa es nuestra por no haber opuesto ni la más mínima resistencia, pero confío en que los comentarios que leo crezcan de forma exponencial y acaben suponiendo un punto de inflexión en la curva que nos está lanzando al abismo.
    ¿Qué tal si empezásemos a pensar en dejar de configuarar el mundo entorno a los coches y los aviones? ¿Hace falta tanto traslado constante de personas y de mercancías? No, y mil veces no, así de claro y de sencillo. El ser humano tiene una dimensión física, mental y temporal limitada, y es inútil pretender abarcar lo inabarcable, y estúpido el hacerlo a costa de despreciar lo abarcable, cercano y sencillo, que al fin y al cabo es el verdadero combustible para la mente, y por ende, para el cuerpo.
    Sonia, está claro, clarísimo, el verdadero poder lo tenemos los consumidores. Sólo hace falta que nos convenzamos y nos organicemos, pero eso sí, siendo antes conscientes de que no podemos pedir a nadie lo que nosotros no hacemos.
    Saludos.

  19. Miércoles, 30 abril, 2008 en 8:43 pm

    Con respecto a lo que dice SantC, sobre los surtidores de biocombustibles, hasta donde yo sé, que no es mucho, esos biocombustibles se incorporan en la mezcla con los derivados de petróleo, es decir, que lo consumes aunque no seas consciente de ello.

  20. Miércoles, 30 abril, 2008 en 11:30 pm

    Y yo pensaba que era un punto positivo para nuestro planeta. Lamentablemente tenemos que padecer las concecuencias. Aca en la Argentina con el tema del humo por culpa de los ruralistas estamos hasta las bolas de los problemas. Kilómetros y kilómetros de campos totalmente quemados. Y todo ese humo a una ciudad donde hay gente asmatica, problemas pulmonal, etc.
    Es una situación preocupante por la que estamos pasando todos los seres humanos.

  21. 21 Sonia
    Jueves, 1 mayo, 2008 en 9:06 am

    Solo os quería comentar que en Alemania el “biosdiesel” o biocombustible representa ya, más o menos, un 10% en casi todas las gasolineras. Cada vez hay más campesinos que aprovechan esta forma de cultivo “bioenergético” porque sencillamente les es más rentable que el destinado al consumo interno humano. Naturalmente se encarecen productos vitales para la alimentación, sobre todo, como tú y otros bien habéis comentado, en países con necesidades primarias. Desde luego que es indecente la dirección que toma la industria y buena parte de la sociedad, de la cual formamos parte. Yo intento conducir tan poco como puedo y utilizar los medios de transporte. Si alguien tiene alguna idea de cómo podemos combatir esta prepotencia estúpida y perjudicial, por favor, que lo diga (Yo les regalaría un crucero a todos los políticos con el síndrome. Dicen que en el Triángulo de la Bermudas desaparece mucha gente para siempre. ¿Los echaríamos a faltar? Creo que no)… Un beso para ti y saludos a Daniel y a todos.

  22. 22 Andrés-Segundo
    Jueves, 1 mayo, 2008 en 9:09 pm

    Quereis mandarme al paro ¿eh? pero mientras tanto que si si o que si no, 40 litros de gasoil cada 100 Km, a 14.000 Km al mes mas, menos y arreando montón de contaminación. No se, yo creo que para cuando pille la jubilación, a lo mejor ya lo vemos todo gris si es que vemos algo claro.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Sígueme en Twitter

Páginas

abril 2008
L M X J V S D
« mar   may »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Suscripción

Suscripción por email

Visitas desde el inicio

  • 519,917 Gracias a todos

a

Estadísticas

website stats

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 64 seguidores

%d personas les gusta esto: