10
Ago
07

LO QUE NO PODÉIS VER

estudio-6.jpg

Hoy es su último programa en Radio Nacional, inmersa como está la emisora en dejar huérfanos de voces a sus oyentes, empeñados como se encuentran en la búsqueda de no saben qué pero distinto. Que suene distinto es su máxima, cuando lo que el oyente desea es que suene bien, que se deje escuchar, que acompañe, que entretenga, que conmueva, que haga reír, sonreír o llorar. Porque la radio es compañía, cómplice, antidepresivo, y hasta amigo que escucha cuando ya no sabes a quien llamar. No hay radio sin afectos, pero parece que esa es la radio hacia la que quieren caminar. Ojalá lo comprendan a tiempo y sepan devolver a los oyentes tanto cariño como se recibe de ellos.

Desde luego, todo sonará distinto sin Julio César. Sé que hoy hará un esfuerzo por que no se note que es su última emisión. Querrá darle a todo una patina de imposible normalidad y lo más probable es que, al igual que nos pasó los que hacíamos Las Mañanas (Olga, Luis, María Luisa, Mónica, Sandra, Paloma, Miguel Angel, García, Víctor…), lo haga en la bendita soledad del equipo y los oyentes. El día 27 nadie de la dirección se acercó a despedirnos, como seguramente hoy tampoco lo harán. Esto es, afortunadamente, parte de lo que no podéis ver.

Pero lo que verdaderamente me importa es lo que no podéis ver de Julio César. Seguramente, Julio César es el profesional al que más se le nota que disfruta haciendo un programa de radio. Mantiene la tensión de los días en que yo le conocí (entonces incluso le entraban sudores con frecuencia) y mantiene el entusiasmo. En determinados momentos, Julio César mantiene un continuo baile sobre la silla, no para de moverse al son de las voces a las que da paso, adornado siempre con una sonrisa que asoma de entre su barba y un gesticular continuo que se concreta en subidas y bajadas de brazos, en pases de voz con la mano. Recuerdo que una vez le grabamos en video y él mismo no se lo podía creer, no era consciente de que el estudio de la radio pudiera convertirse en una especie de case de spinning con él como único practicante.

Julio, además, siempre ha tenido la capacidad para estar a varias cosas al mismo tiempo. Igual se me ofende con esto, pero yo le he visto entrevistar mientras enviaba un SMS, así como cortar su micro mientras le respondían para comentarte algo, cómo no, del Real Madrid y volver a aterrizar en la entrevista en el momento y con la pregunta oportuna.

Así es Julio César, un activista del periodismo al que hoy le diremos adiós en Radio Nacional. Lo hará en la soledad compartida de quienes le queremos, entre quines se encuentran todos sus oyentes. Eso es lo que de verdad importa y lo que vamos a poder ver. Hasta siempre maestro.


5 Responses to “LO QUE NO PODÉIS VER”


  1. Viernes, 10 agosto, 2007 en 5:08 pm

    hola Capi
    qué pena me da todo ésto…. de verdad. Estoy escuchando el último programa de “El Navegador”. Qué gran tío debe ser este Julio César….. Desprende sabiduría por los 4 costados. La de ratos buenos que he pasado cuando estaba contigo y con Luis, leches….. Espero que todo os vaya realmente bien…. He llegado hasta tu blog por el de Figuerola… Es el consuelo que me queda. Os seguiré la pista al Duende y a tí….
    un abrazo

  2. Viernes, 10 agosto, 2007 en 5:09 pm

    perdón, cuando digo ” la de ratos buenos que he pasado contigo y con Luis…” me refería a cuando estábais, Julio César, Luis y a tí

    disculpas

  3. Viernes, 10 agosto, 2007 en 6:04 pm

    acabó el programa….qué pena!!! ha sido muy triste oir la emoción contenida de Julio César…..la mejor de las suertes para este grandísimo profesional, como para todos vosotros
    abrazo

  4. 4 Andres-Segundo
    Viernes, 10 agosto, 2007 en 9:36 pm

    Radio Nacional de España siempre ha sido mi emisora, y lo seguira siendo aunque no me agrade su política interna con respecto a las voces que escucho.
    Julio César Iglesias es para mi una voz candelera, rebosa cultura, ternura y lo que es mas importante te abduce, haciendo que tus problemas se hagan invisibles.
    Lo siento enormemente Julio, ten por seguro que dejas el listón difícil de alcanzar.
    Nosotros los que te escuchamos somos los que más perdemos con tu marcha.
    Nos quitan un trocito de nosotros mismos y aunque sigamos con el día a día y otra voz ocupe el vacio que dejas en las ondas, la cicatriz siempre estará ahí,la cicatriz de Julio César Iglesias.

  5. 5 Almudena
    Viernes, 10 agosto, 2007 en 10:39 pm

    No hay nada que decir salvo que la radio ya no será la misma sin vuestras voces porque es cierto que llegarán otras nuevas, pero para los oyentes las vuestras son nuestras. Estoy afligida, pero también irritada ¡de qué va RTVE! Dice adiós a lo mejor que tiene y convoca pruebas para contratar a nuevo personal. Qué me los expliquen porque no me entero. Adiós, Julio César, no quedamos con lo mejor, que eres tú.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Sígueme en Twitter

Páginas

agosto 2007
L M X J V S D
    Sep »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Suscripción

Suscripción por email

Comentarios recientes

wallace97 en BAJO LA PERSIANA
Juliana en Odio el calor
Future en Mamma mía
lola en LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…
Goomer35 en LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…

Visitas desde el inicio

  • 548,586 Gracias a todos

a

Estadísticas

website stats

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter


A %d blogueros les gusta esto: