13
Sep
07

La auténtica piratería es con Doña María

Durante muchos años, Doña María, esa mujer del pueblo que conoce como nadie El Duende de la Radio, ha hablado en las ondas de una ocurrencia que había tenido para facilitar la vida a las gladiadoras del hogar, que es como ella llama a las amas de casa. Doña María, casada con un sindicalista ya prejubilado y madre de cuatro hijos, es ese prototipo de mujer que ha hecho master en economía sin saberlo para poder sacar adelante esa casa que tiene en el Bloque de los Arándanos en los alrededores de Madrid.

Ha sido una mujer siempre obsesionada por todas esas cosas que, según dice, se hacen de espaldas al pueblo: esos baños de las viviendas sociales que obligan al contorsionismo para utilizarlos, los envases que cumplen mal su función, los carritos de los supermercados que tienen querencia hacia un lado… Los quehaceres domésticos han sido responsabilidad suya, ya que el sindicalismo militante de Manolo, su marido, nunca se tradujo en asumir parte de las tareas domésticas. En ese ámbito, en el doméstico, ella ya había hecho experiencias piloto de ese invento que mencionaba al principio, que consistía en acoplar una balleta a las zapatillas de estar por casa, lo que dio como resultado su famosa zapalleta. Doña María, mujer del pueblo como es, nunca fue a registro alguno a inscribir su idea y cometió la imprudencia de comentarlo en los medios de comunicación sin haber procedido a ese registro. Ayer Elena, mi mujer, me pasó un recorte de una revista y me dijo: “le han fusilado la idea a Doña María”, tal y como puede comprobarse en la foto de abajo. Indignante, vergonzoso, penoso, irritante.

Menos mal que tenemos a la SGAE, que seguro que le compensa con el supercanon digital lo que la han birlado como derecho de autora. Porque si la zapalleta funciona, nadie me negará que Doña María no tiene arte.

zapalleta005.jpg


7 Responses to “La auténtica piratería es con Doña María”


  1. Jueves, 13 septiembre, 2007 en 1:31 pm

    ¡Te ha dado fuerte con la SGAE!

    He de reconocer que al ver la imagen lo primero que he hecho es reirme. Hay inventos muy extraños por ahí. Suelen encontrarse en catálogos de compras a domicilio que nadie pide pero que te envian igualmente. Se caracterizan porque siempre afirman que eres su mejor clienta (aunque nunca compres nada) y te obsequian con un endredon, una chaqueta, un móvil, un anillo italiano, un bolso de diseño… Yo he visto cosas tan inquietantes… Sería díficil de explicar.

  2. 2 mimacweblog
    Jueves, 13 septiembre, 2007 en 1:46 pm

    Capi, ¿por qué nos resumes los post publicados en RSS? Déjanoslo entero, como siempre, por favor.

  3. 3 lola
    Jueves, 13 septiembre, 2007 en 4:51 pm

    Ay capi que gracia, el otro día hablando con mi marido le explicaba el gran invento de Doña María : « la zapalleta » y lo bien que me hubiese venido a mí hace ya algunas décadas cuando siendo niña, mi madre me mandaba caminar encima de las bayetas para encerar el piso, más de un doloroso culetazo me habría ahorrado.

    Eso le pasa a Doña María por ser buena mujer y no tener una calculadora en la cabeza cuando nos explica sus numerosas e ingeniosas ideas para hacer frente a la difícil tarea de gestionar una casa, haciéndose cargo de la economía doméstica, sacar adelante a toda la familia y ahorrar, sin olvidarnos de su agetreada vida social.

    Deberían darle el Premio Príncipe de Asturias por lo menos.

    Muchas veces cocinando, cuantas veces me viene a la memoria ese tan acertado comentario suyo al ir elaborando una receta, cuando paso a paso debemos reservar los ingredientes a un lado. Nos explicaba que las personas que hacen la receta no tienen en cuenta la superfície de la cocina, tanto reservar no queda sitio y hay que acabar entrando en la cocina de la vecina para terminar el plato.

    Desde luego, esas recetas tendrán que ir ajustándose a la realidad de los minipisos de 30 m2, porque que me lo expliquen como ir reservando los ingredientes paso a paso. Además de explicarnos como amueblar espacios pequeños que nos digan también como cocinar en ellos : « Recetas de cocina para minipisos » o a lo mejor, es que soy demasiado antigua y en los minipisos no se cocina. De paso, que nos cambien los ingredientes porque después de la subida de los precios del pan, la leche, los huevos, etc. están convirtiéndo en artículos de lujo, lo que cuando era niña se llamaba alimentos básicos.

    Ya está, se me acaba de ocurrir, lo que hay que hacer es dejar de comer, así no tendremos colesterol y no estaremos enfermos, al mismo tiempo reduciremos nuestras visitas al médico y con ello el gasto sanitario. Haciendo esta dieta de ayuno permanente no corremos el riesgo de tener sobrepeso y mantendremos a raya nuestro índice de masa corporal, así eliminamos el gasto del gimnasio y podemos ahorrar para pagar la hipoteca. De esta manera, hemos optimizado nuestro timing reduciendo costes y aumentando el tiempo libre para poder dedicarnos por fin al ocio y al consumo.

    Eso si entretanto no nos hemos muerto por el camino !

    Dona Maria, vuelva usted ! con lo que nos ha enseñado a todos y lo que nos queda por aprender de la vida. Ahora, mira que bonito, después de haber dado a conocer su invento, así se lo pagan. Es que no hay derecho, y a quién tiene que reclamar a la SGAE ?

  4. 4 Jon
    Jueves, 13 septiembre, 2007 en 5:00 pm

    Jajajaja… pero doña María todavia sigue en las ondas? madre mía, recuerdo que me hacía reir como nadie con sus ocurrencias mayormente. Despues debiedo a horarios deje de oirla.. pero, que recuerdos!. Por otra parte, aunque suscribo la opinión de mimacweblog, creo que tienes todo el derecho a forzarnos a entrar al blog. Un saludo

  5. 5 Jose
    Jueves, 13 septiembre, 2007 en 7:53 pm

    Recuerdo a doña María cn un cariño especial, no me pregunte el motivo pero para mi es uno de los personajes más entrañables de Figuerola.

    Vaya putada le han echo, creo que todo es cuestion de tiempo, a veces como dice Javier Marías en el primer volumen de Tu rostro mañana, es mejor no contar nunca nada.

    Un abrazo

  6. 6 Esther
    Jueves, 13 septiembre, 2007 en 9:46 pm

    ¡Qué grande es Doña María! 🙂

    Ya podemos ir comprando calcetines para andar por casa, que en breve subirán de precio por piratería. Mi madre va más allá y hace piratería extra a costa de la socorrida prenda: “calza” los calcetines viejos en la escoba y le vale de escoba y mopa de una sóla pasada. ¡Otra gran gladiadora!

    ¡Besos mami y compañía!

  7. 7 el mio
    Miércoles, 4 noviembre, 2009 en 1:49 pm

    un saludo a todos los comentarista del blog


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Sígueme en Twitter

Páginas

septiembre 2007
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Suscripción

Suscripción por email

Comentarios recientes

Juliana en Odio el calor
Future en Mamma mía
lola en LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…
Goomer35 en LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…
Fabian en Odio el calor

Visitas desde el inicio

  • 547,529 Gracias a todos

a

Estadísticas

website stats

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter


A %d blogueros les gusta esto: