14
Sep
07

La razón y la pasión en los nacionalismos

a2b8915d9131cda6i3.jpg

En mi lectura matinal de la red, me he encontrado en El Club del Tetraedro un alegato contra los nacionalismos bajo el título “y Carod-Rovira se siente catalán” que os reproduzco a continuación:

“A las siete de la mañana suena su despertador japonés y Carod-Rovira se siente catalán. A oscuras, enciende el invento americano de la luz a través de la electricidad desarrollada por europeos del norte y Carod-Rovira se siente catalán. Se prepara un desayuno con bollería de origen francés y toma leche en un vaso de cerámica, proceso desarrollado en el lejano oriente y Carod-Rovira se siente catalán. Se ducha con su gel, producto mejorado del árabe original y Carod-Rovira se siente catalán. Lee el periódico en el papel inventado por los chinos y Carod-Rovira se siente catalán. Hoy se dirige al trabajo en su coche francés de motor alemán y Carod-Rovira se siente catalán. Constata mirando su reloj suizo que llega algo tarde y Carod-Rovira se siente catalán. En el trabajo básicamente se dedica a hablar por ese invento italo-americano llamado teléfono y Carod-Rovira se siente catalán. Hoy no le han gustado las noticias que escuchó por el invento italiano de la radio ni por su televisión alemana y Carod-Rovira se siente catalán. Ha quedado para almorzar algo ligero, una ensalada de alimentos provenientes de américa tomate, maiz y patata y Carod-Rovira se siente catalán. Por la tarde vuelta al trabajo, esta vez sin parar de hablar por su móvil, el invento de la americana Motorola y Carod-Rovira se siente catalán. Jornada dura y se relaja escuchando a Mozart en su equipo de música alemán y Carod-Rovira se siente catalán. Cae la noche, se enfunda su pijama made in china y Carod-Rovira se siente catalán. Activa su despertador japonés porque mañana será otro día duro para reivindicar la nación catalana, aunque su último pensamiento es para su padre, guardia civil aragonés y Carod-Rovira se siente catalán.”

Yo no soy nacionalista, ni catalán, ni español, sólo acaso nacionalista-madridista. Y esa condición de nacionalista-madridista, basada en la pasión poco racional del fútbol, es la que me hace entender que la base del sentimiento nacionalista no encuentra su mayor fundamento en la racionalidad, ni tan siquiera en los argumentos de tipo histórico o culturales, sino que suele residir en la zona de las pulsiones, en lo más emocional, en el corazón.

De tal forma, que me he puesto, por entretenerme un poco, a rebatir el post que había leído y me ha salido esto:

“Está muy bien este post, si no fuera por un comprensible desconocimiento histórico, que tiene que ver con la manipulación que se ha hecho de la historia. Para empezar, es evidente que todo lo francés tiene origen catalán, por cuanto los contactos por los Pirineos permitieron a los galos acceder a conocimientos hasta entonces ajenos a ellos. La cococida afición a los viajes de los catalanes no es de ahora, sino que proviene de tiempos inmemoriales. En todas las crónicas de la época, se menciona a un tal Oriol como un personaje fundamental en el desarrollo de la Ruta de la Seda. El tal Oriol era oriundo de Vic, de donde tuvo que emigrar por su incapacidad gástrica para digerir el fuet y fue el impulsor de aquella ruta comercial (ya se sabe que el comercio forma parte del código genético de los catalanes). Asimismo, la musicalidad de las lenguas orientales tiene que ver con el catalán (puuuullol -Pujol- o Sanhai, que toma su terminación de Maraghai, que es como allí escribían Maragall). La cultura árabe, al igual que la francesa, alcanzó su cénit después de sus contactos con mercaderes catalanes, de quienes copiaron todo lo que luego les hizo pasar a la historia. No en vano, tras siglos de decadencia, se comprueba cómo muchos musulmanes vuelven ahora a Catalunya (como inmigrantes) para intentar un renacer cultural y técnico, copiando lo que hace muchos siglos hicieron sus antepasados. La ingeniería alemana entronca directamente con Catalunya, de hecho Mercedes toma su nombre de la virgen de la Merçé y Volkswagen deriva del catalán antiguo, y más concretamente de la frase “vols que vaguem” (traducido como quieres que descansemos), perfecta para aplicar a un artilugio, el coche, que sirve para movernos sin cansarnos. De lo procedente de América, quó os voy a contar. No habría América precolombina sin Colón (es decir, sin Colón no existiría América), personaje sin lugar a dudas catalán, como demuestra la propia palabra pre-colom-bina. “Colom”, vocablo catalán donde los haya, significa paloma, ave sin lugar a dudas originaria de Catalunya, que, al convertirse en mensajera, esparció los conocimientos del Principado a todo el mundo. Y nos queda Suiza, lugar inventado por Banca Catalana para resguardar el dinero de la voracidad de los vecinos españoles, que han tenido la inercia histórica de itentar vivir de forma parasitaria a costa de los catalanes. Así que yo creo que es muy normal que Carod se sienta catalán, no en vano el recorrido que haces de su día no es más que un repaso por la herencia de sus antepasados.

Por cierto, se me olvidaba. Padre ¿aragonés? Será padre de los Països Catalans y, aunque su apariencia fuera de Guardia Civil, es cierto, él siepre llevó un Mosso d’Esquadra dentro.”

Y es que los argumentos de los unos y de los otros siempre van ligados a una visión preconcebida de las cosas. Si no eres nacionalista, analizas la historia buscando argumentos para demostrar lo el poco fundamento y los peligros del nacionalismo y, si lo eres, encuentras razones que justifican plenamente tus sentimientos y compruebas cómo desde tiempos inmemoriales alguien ha querido combatirlos. Por eso es un tema en que el entendimiento es tan difícil, porque mueve más las pasiones que las razones. A mi siempre me parece que a Raúl le hacen penalti en mi nacionalismo-madrista y, aunque no esté claro que lo sea, pues también lo pido, que no le habrán zancadilleado, vale, pero hay un roce en el hombro que yo creo que le desequilibra. Espero que, por lo menos, sonriamos un poco con todo esto.


14 Responses to “La razón y la pasión en los nacionalismos”


  1. Viernes, 14 septiembre, 2007 en 10:38 am

    Ciertamente, cada uno ve lo que quiere ver, y lo que es peor, se enemistan unos con otros con argumentos pasados del tipo “¿qué fue antes, el huevo o la gallina?”. Suena rídiculo, y eso es porque lo es.
    Ojalá, y por seguir con el simil futbolístico (a mí también me parecen penaltis todos los roces a Van Nisteroy), lo que pasó recientemente con las aficiones de Sevilla y Betis no es más que otro ejemplo de nacionalismos llevados al extremo. Enemigos irreconciliables, con historias para dar y tomar de desprecios, insultos y descalificaciones… hasta que han visto, de la forma más indeseable, que la vida no es fúbol, ni política. Acaso un puñado de moléculas bien puestas en su sitio y con hipoteca.

  2. 2 fari
    Viernes, 14 septiembre, 2007 en 11:22 am

    por que no estás en la tele, has pasado tu??
    me gustaba mucho verta, joder había un tio normal presentando

  3. Viernes, 14 septiembre, 2007 en 11:36 am

    El Capi dice “Yo no soy nacionalista, ni catalán, ni español” reconoce publicamente su situación irregular en este país. Ahora solo queda esperar a que se le aplique la Ley de Extranjería.

  4. Viernes, 14 septiembre, 2007 en 11:38 am

    Gracias José Luis. Tal y como se aplica la Ley de Extranjería podré pasear tranquilo por la calle

  5. Viernes, 14 septiembre, 2007 en 12:55 pm

    Hola Javier,

    en primer lugar darte las gracias por enlazarnos y por tu comentario en nuestro blog. No soy el autor del post, pero me gustaría aclarar un punto. Mucha gente esta interpretando el texto como un ataque al nacionalismo catalán, y yo no lo veo así, creo que más bien se trata de una crítica a los nacionalismos extremos (incluido el español) y que quizás se ha recurrido a la exageración para destacar los contrastes.

    Un saludo.

  6. 6 01010101
    Viernes, 14 septiembre, 2007 en 1:27 pm

    ¿Y los productos made in china y made in japan? ¿No hay relación con Catalunya?

  7. Viernes, 14 septiembre, 2007 en 1:53 pm

    01010101, es que los Catalanes hemos hecho famosos a Goku, Vegeta y compañía … ¿te parece poco?
    Y esa es otra, dime en qué otra ciudad hay “Barrio Chino” como en Barcelona, en pleno centro y al lado de Plaza Catalunya … más integrados imposible.

    PS: Denótese la ironia del comentario, por favor! Jejeje!

  8. Viernes, 14 septiembre, 2007 en 6:15 pm

    Ayer al ver a un portavoz de HB hablando sobre lo de Imaz (y sacando a colación la “brutal represión” que sufren) me paré a pensar unos segundos (más no, que me cansó) sobre la tontería de que gasten tiempo y esfuerzo en semejante chorrada cuando el mundo tiene muchísimos problemas que podrían resolver, en vez de crear nuevos.

    Y es que, como dices en el párrafo dedicado a Raúl, el mayor peligro de los nacionalismos no es su ideología o lo que quieran conseguir, sino que, como todos los fanatismos carentes de sentido (otro ejemplo es el de los obispos metidos a educadores/legisladores), es la pérdida de perspectiva.

  9. Viernes, 14 septiembre, 2007 en 6:31 pm

    Victor, no te falta razón, creo que compartirás la opinión de Gabilondo en una entrevista que le hizo El País:

    “Yo este año he estado en Gaza, allí he visto lo que es que un pueblo se sienta oprimido; yo he visto en África a gente que no tiene para comer, que tiene que caminar 10 kilómetros a por agua… Y que un pueblo como el mío se esté permitiendo la fantasmada, la chulada de darse la importancia que se está dando, convirtiendo un problema que es sencillamente un problema político como en el mundo hay millones, en un drama de este calibre, jugando batallas de vida o muerte, me parece una ofensa para los asuntos reales de vida o muerte. No puede ser, no puede ser que dediquemos la energía que estamos dedicando a este asunto, que estemos obligando a toda España a tener la paciencia superlativa de dedicar millones de horas de un tiempo que lo necesita para millones de problemas que tiene de verdad. Sencillamente, me parece un insulto, me siento ofendido como vasco y me siento irritado. Me parece que debería haber un problema de categorías. ¡Que esos pobres chicos ecuatorianos estén muertos ahora en nombre de no sé qué anhelo…! Vamos, hombre, hay que ver el problema real de estos dos ecuatorianos que habían venido a sacarse la vida adelante al quinto pino de su país y que les hemos matado porque nosotros creemos que una organización del Estado así es peor que una organización del Estado asá… Es que esto no resiste la comparación. No banalicemos hasta este extremo las cosas y, sobre todo, si las estamos banalizando, pongámonos colorados, que nos dé vergüenza por lo menos.”

  10. Viernes, 14 septiembre, 2007 en 6:55 pm

    Exacto pontifex, existen tantas y tantas cosas que podríamos mejorar en el mundo, algunas de ellas causa de muertes y dolor, que no me entra en la cabeza que cada día que pase creemos más problemas. Como dice Gabilondo en tu cita, ¿qué culpa tienen esos dos ecuatorianos o los cientos de muertos anteriores de que un vasco, en una sociedad “libre y avanzada” (en comparación) y que vive mejor que cualquiera de sus antepasados, se sienta oprimido? ¿Por qué todos, incluidos tú y yo, estamos amenazados de muerte por el simple hecho de pisar suelo español? ¿Qué daño les he hecho para que en cualquier momento pueda saltar por los aires por una bomba suya?

    En fin, está claro que la perspectiva es mucho más valiosa que el oro. Por desgracia, también más difícil de encontrar.

    PD: Entre comentario y comentario me he encontrado otra noticia ligeramente relacionada, con el tema de los fanatismos irracionales y la pérdida de perspectiva, en este caso viene de la comunidad judía:

    http://meneame.net/story/presiones-judios-hacen-google-elimine-logotipo-recordando-aniversario-escritor

    Evidentemente no es “gravísimo” ni es cuestión de vida o muerte, pero es curioso e ilustra lo que hablaba antes.

  11. 11 Andrés-Segundo
    Viernes, 14 septiembre, 2007 en 8:57 pm

    Si en Murcia tuviéramos gente similar a Carod Rovira, seguramente no se hubiesen desestimado los trasvases de agua lo cual, siendo Murcia una comunidad autónoma con una de las agriculturas más rentables de España y de Europa,nos ha venido al pelo para frenar el avance competitivo dentro de Europa.Gente como Carod Rovira, capaces de poner en jaque al gobierno, consiguen de éste todo tipo de mejoras económicas realmente beneficiosas para Cataluña y sus habitantes.
    Nacionalismo extremista? para nada, pero con reticencias; ya que saliera en Murcia alguien capaz de cambiar Comunidad Autónoma de Murcia por Pais Murciano,agua seguro que no nos faltaba ni para la agricultura ni para nuestro consumo humano, y de ahí, a tener una red de Metro y no una minúscula y ridícula línea de tranvía que sale más barato. Somos pocos votos para los políticos pero un Carod Rovira murciano los haría valer por dos con seguridad.

  12. Sábado, 15 septiembre, 2007 en 11:18 am

    Ha salido la comparación entre el nacionalismo Vasco y Catalán, y yo creo que son radicalmente diferente. En el XIX cuando nacen, las políticas y el sentimentalismo estaban muy unidos. El problema viene que tras un siglo en medio, el mundo ha cambiado del blanco al negro.

    La diferencia enorme de la que hablo no es otra cosa que la capacidad de asimilar cuál es el modelo de estado predominante en el mundo. No han sido capaces de entender eso de la macro-economía, que todo lo mueve, lo puede y lo controla.

    Así, mientras unos siguen empeñados en su represión de 5 duros y piden lo, en el contexto en el que estamos (UE, OTAN, Estados económicos, etc…), completamente imposible. Los otros han sido capaces de ver la realidad y jugar con ella. Así, llevan 30 años recibiendo todo lo recibible. Sin que nadie se queje, salvo ellos.

    Nos encontramos con murcianos, extremeños, castellanos, andaluces y gallegos pidiendo por sus necesidades, desesperados, sin saber cómo se hace esto, mientras que por los otros lados solo hay que levantar el dedo y pedir la palabra.

    Lo irracional del nacionalismo ha pasado a la historia en Cataluña. Al contrario, es la política mas racional que existe en todo el Estado español.

  13. Sábado, 15 septiembre, 2007 en 2:45 pm

    Lo que me extraña es que en ese texto tan internacional se hayan dejado fuera a Polonia, con lo a huevo que lo tenían…

    ¡Un saludo, Capi!

  14. Lunes, 17 septiembre, 2007 en 12:59 pm

    Caballo Loco cabalgaba en su caballo traido por los españoles y se sentía sioux, se cubría con su manta inglesa y se sentía sioux, disparaba con su carabina alemana y se sentía sioux. (yo creo que hacía bien en sentirse sioux). Ah y le metieron una bala fabricada en chicago en la cabeza. Porque no pillaba muy bien el concepto de globalización e identidad. Es que mira que son tontos los sioux.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Sígueme en Twitter

Páginas

septiembre 2007
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Suscripción

Suscripción por email

Comentarios recientes

Juliana en Odio el calor
Future en Mamma mía
lola en LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…
Goomer35 en LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…
Fabian en Odio el calor

Visitas desde el inicio

  • 547,490 Gracias a todos

a

Estadísticas

website stats

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter


A %d blogueros les gusta esto: