Archivo para 30 octubre 2007

30
Oct
07

Gracias por la acogida

938857297f2bfd748d178e6b248785a7_extras_albumes_0.jpg

Gracias a todos por el recibimiento que está teniendo la Carcajoda en elmundo.es. Ayer se colgó a última hora de la tarde, pero, según me han comentado, ha ido todo muy bien. Hoy es también día complicado, por la sentencia del 11-M e igual hay también algún retraso. El tema de hoy es la inaguración del Museo del Prado por el Rey. Uno de los momento que comentamos es el de la fotografía. Gracias de nuevo y perdonan si hoy no subo algúnpost con todo este lío inicial.

Para ir a la Carcajoda, presionad AQUI.

30
Oct
07

Un voto, un jamón

Hay noticias que a algunos les alegran mucho y que a mi me preocupan un montón. No es que sea un tema de plena actualidad, pero veo que Forges también está preocupado por el asunto, tal y como muestra en esta viñeta.

20071029elpepivin_2.jpg

La idea de Forges es maravillosa: qué distinto sonaría el golpe, cómo amortiguaría el jamón el impacto a la pelota y, sobre todo, que magnífico aroma disfrutaría el bateador. Entre lanzamiento y lanzamiento, se podría aprovechar para cortar una lonchita y hacer más soportable este deporte que nunca me ha interesado. Imagino a cientos de voluntarios ofreciéndose para recibir palizas con estos nuevos bates en las películas, a ver si podían encajarle un buen mordisco a la pata.

Pero coñas de Forges al margen, y a pesar de que sé que los productores de jamon ibérico están muy contentos con el hecho de que se les abra el mercado norteamericano, los que ante la imagen de un jamón empezamos a salivar tenemos razones para estar preocupados. No me quiero imaginar un mundo con platos de jamón ibérico en Nueva York, Boston y Chicago, y mucho menos todavía con nuestro maravilloso producto siendo degustado en Beijing, por ejemplo. Ese acceso a nuevos mercados de millones de seres humanos es inquietante.

En primer lugar, tenemos la dehesa que tenemos, las encinas que tenemos, las bellotas que producen (que oscilan según lo bueno o malo sea el año) y ahí caben y se pueden alimentar los cerdos que más o menos ahora forman parte de la cabaña de cerdo ibérico que da lugar a nuestros maravillosos jamones. Así que yo veo que nos enfrentamos a un mercado de consumidores que puede crecer mucho con una cabaña de cerdos que, para alimentarse de bellota, tiene una clara limitación.

Sueño con que la introducción del ibérico en esos nuevos mercados esté mal diseñada (lo siento, productores, lo siento) y se quede en agua de borrajas, porque si no me veo metido de elleno en el perverso juego de una oferta y una demanda que pueden hacer que el común de los españolitos como jamón ibérico en sus recuerdos. Porque carito ya está, pero como se pongan a comerlo gringos por doquier, como lo hagan como con las hamburguesas, me temo que habrá que abrir las jamyerías, una especie de joyerías donde lo que se despache sean lonchas cortadas a láser de jamón ibérico que te servirán en estuches, como si de una joya se tratara.

En fin, que será que no he desayunado y tengo un hambre que me muero y que, siempre que pienso en comer, me imagino un pancito tostado, con tomate, aceite de oliva y su pizca de sal, cubierno por unas maravillosas lonchas de ibérico. Una razón más para que sigamos teniendo una mala relación con los EE.UU. ¿Será lo de Z una estrategia para que no abran su mercado y para que el jamoncito ibérico siga siendo para nosotros? Eso sí que es un motivo para votarle. Un voto, un jamón.

29
Oct
07

Noticias propias, con perdón

img_1349.jpg

Os recuerdo a todos que en la edición de elmundo.es de hoy lunes podéis encontrar el Hip Hop de Bernardo correspondiente al partido entre el Real Madrid y el Deportivo de La Coruña. Como primicia, os comento que no anda muy contento Bernardo. Para enocntralo hay que ir a la sección de la La Liga 2007-2008, auqnue en las primeras ediciones suele tener un enlace en portada.

Os anuncio también que, si no cambia nada, el próximo martes Luis Figuerola-Ferretti (El Duende de la Radio) y yo comenzaremos una colaboración con elmundo.es, por la que diariamente haremos unas viñetas de audio sobre la actualidad política. La Carcajoda va a ser el título de la sección, título por cierto que nos sugirió uno de vosotros en el blog de Luis. Normalmente, las viñetas las podréis escuchar de lunes a jueves, aunque esta semana lo haremos de martes a viernes, como algo excepcional. Zapatero, Rajoy, Aznar, Fernández de la Vega, Bono, Chaves, Ibarretxe y otros muchos personajes serán los protagonistas de esos espacio. Quienes nos conocéis de la radio ya sabéis de qué se trata y el resto espero que descubráis un espacio que os divierta.

28
Oct
07

Qué mal estamos todos por el cambio horario

sol2-3d.jpg

Estoy haciendo un auténtico esfuerzo para encontrarme mal, pero no acabo de dar con razones que lo justifiquen, más allá unas ciertas molestias lumbares. De hecho, ayer fui a darme un masaje y ya me advirtieron de que tenía esa zona bastante cargada. El masaje me dejó muy bien, pero esta mañana de nuevo aparecen las ligeras molestias. De ahí mi preocupación por el tema del colchón, que yo creo que ya ha cumplido su ciclo de vida y empieza a no ser el lugar más adecuado para el descanso. Probaré en el de Portland del anterior post. También es cierto que me quedan restos del trancazo, pero desde que el jueves fui a mi otorrino la cosa ha mejorado mucho: toso menos, la ronquera casi ha desaparecido y el dolor en la zona de la laringe casi no lo noto.

Ninguno de los dos motivos que me permitirían decir que no estoy del todo bien me sirven. Y es que yo quiero poder echar la culpa al cambio horario de algo: de una fotofobia matinal repentina, de un desequilibrio en el sueño, de una pesadilla o un sueño erótico, de inestabilidad emocional, pero no encuentro nada de nada. A lo único que espero es al partido del Real Madrid, no vaya a ser que perdamos con el Depor y, entonces, tengamos que tirar del cambio horario para encontrar una justificación. Por si acaso, ya lo tengo previsto para el nuevo hip hop de Bernardo que tengo que hacer esta tarde para elmundo.es.

Antes cambiábamos de hora y no pasaba nada. Nos dividíamos entre los que creíamos que de verdad sirve para ahorrar y los que piensan que no y ya está. Ahora no, ahora todo es mucho más sutil y complejo. Con el cambio horario sucede como con las alergias, las rebajas, las compras de Navidad, la llegada del calor… los medios de comunicación no hacen (o hacemos, que yo forma parte de ellos) más que repetir los mismos contenidos año tras año. En Navidad comprar con antelación, en rebajas llevar una lista con lo necesario, beber agua en verano… es decir, le dedicamos un espacio a lo que podríamos llamar la parte cíclica de la actualidad, aquellos temas a los que un año sí y al otro también les dedicamos atención como si nunca se hubiera tratado de ellos.

Pues bien, desde hace algún tiempo el cambio horario y sus efectos sobre las personas (y a veces hasta sobre los animales, como si miraran la hora) se han convertido en uno de esos temas. Y yo todos los años intentando encontrar los síntomas que debería producirme adelantar o retrasar el reloj, pero nada de nada. Uno de los primeros recursos es el de las encuestas y los reportajes micrófono en mano. Se me altera el sueño, me cuesta levantarme por las mañanas, estoy cansado… son las típicas respuestas. Resulta que la semana anterior al cambio horario ¿nadie se quejaba de que dormía mal, le costaba levantarse o estaba cansado? Porque esas afirmaciones las oigo yo un día sí y otro también ante cualquier máquina de café, o en cualquier conversación de colegas y amigos. Pues no, resulta que nuestra vida era totalmente placentera hasta que han cambiado la hora. Qué horror, qué tortura.

Lo siguiente es lo de los especialistas. Yo les entiendo a los especialistas. Si no fuera por cosas como esta del cambio horario no podrían tener el momento de gloria de aparecer en las radios o en las cadenas de televisión para fardar delante de amigos y colegas de la profesión. Ya se  sabe que la gente, con tal de salir en la tele, a veces no piensa en el precio que pagan. Ese que va a reconocer que es cornudo, que fue el último en enterarse y que cuando encontró a su mujer en la cama con su mejor amigo pensó que menos mal que estaba ahí su amigo en pelotas, que él creía que su mujer se la estaba montando con alguien, pero para eso están los grandes amigos, para ayudar a impedirlo. Bueno, queda como un idiota ante medio mundo, pero el tío contento, llamando a todos los que conoce para decirles oye, que hoy salgo en la tele.

Pues yo pienso que con los especialistas a veces pasa lo mismo. Con tal de salir, da lo mismo repetir obviedades o hasta alguna que otra memez. Así hoy leo que un psicólogo afirma que el cambio horario “puede crear en algunos casos un desorden biológico muy peligroso para la salud llamado desorden afectivo estacional”, “el desorden afectivo estacional es producido por el bajo estado anímico del afectado al convivir con una baja exposición a la luz natural”, “llega esta fecha maldita para la mayoría de ciudadanos, ya que ven como al salir de sus trabajos la noche ha invadido las calles y además deben de cambiar algunos hábitos que eran más propios del verano”. ¿Baja exposición a la luz natural? ¿Qué pasa que hoy hay menos horas de luz que ayer? Es verdad que las horas de luz se van acortando, pero no por el cambio horario. Y la exposición a la luz es exactamente la misma: antes te levantabas de noche, ahora hay luz, el sol ilumina las horas que le toca iluminar y luego se va la luz. Pero cambiar de hora no es apagar el sol a voluntad, como si se hiciera con un interruptor. El astro rey pasa de nosotros, aunque en la foto que ilustra este post lo veo un poco raro, la verdad, auqnue no sé si será por el cambio horario. ¿Y cambiar hábitos del verano? Pues claro, te tienes que abrigar más, no puedes tomar el sol en top-less, no conviene cenar en una terraza a 8 grados… Siento que el tipo sea psicólogo, porque yo tengo un gran aprecio por la profesión.

En fin, que no niego que alguien en un equilibrio personal muy frágil pueda verse alterado por unos minutitos antes o unos minutitos después. Pero, hombre, hacer de esto todos los años noticia en portada de radios, televisiones y periódicos, me parece una auténtica pasada.

Aunque reconozco que a mi me afectó una vez: fui al fútbol una hora antes (no había cambiado el reloj) y me tocó esperar 60 minutos. Ese día sí pensé a quién cojo… se le ocurrió esto del cambio horario.

27
Oct
07

El auténtico colchón duro

dsc02141.jpg

Me he topado con esta imagen esta mañana y no he podido resistir la tentación de hacer la foto. Desde hace algún tiempo estoy pensando en cambiar el colchón y he llegado a la empanada mental, porque en colchones, como en casi todo ya, hay exceso de oferta, tantas posibilidades entre las que elegir que acabas mareado. De los tradicionales colchones de muelles, pasando por los de látex, los que combinan ambas soluciones, la opción del viscoelástico, con el Tempur como referente, y con todas las terminaciones posibles de dureza; la combinación colchón-base, que en algunos casos les permite reposar sobre base rígida, pero que, en otras exige la lama para que respire el colchón; la presencia de aloe vera en los tejidos, los efectos bacteriostáticos y acarostáticos contra los ácaros del polvo y la capa atérmica; las densidades en kg/m3, los centímetros de espesor; y los somieres eléctricos con no sé cuántas posiciones que te permiten leer, subir las pienas, recoger la zona lumbar y digo yo que hasta facilitar diversas posturas del Kama Sutra, de uno o dos cuerpos, con zonas para guardar ropa o lo que se tercie.

Así que yo con todos estos líos cuando resulta que cementos Portland acaba de lanzar una gama de colchones a pie de obra en los que, como se puede comprobar, se duerme a pierna suelta. Yo no sé si luego le dolerá o no la zona lumbar, pero el angelito se ha quedado cuajado. Habrá que probarlo.

26
Oct
07

me ofrezco de blogysitter

Sí, lo habéis leído bien, me ofrezco de blogysitter, que es la versión cibernética de babysitter. Como todas sabemos, los padres de niños pequeños cuando salen o cuando no pueden estar en casa contratan a un apersona para que supervise y cuide a los niños. Pues, según publica El País, el gobierno italiano (tal vez contagiado por ese espíritu de la familia tan italiano) quiere trasladar ese tipo de conducta a internet. La proliferación de blogs y su creciente papel en la sociedad ha llevado a los gobernantes a plantearse la necesidad de que los bloggers dependan de un periodista acreditado que ejerza la figuara de “editor responsable”.

Como toda estupidez tiene una tendencia innata a reproducirse espontáneamente, quién sabe si dentro de poco la responsabilidaz (con Z de Zapatero) o el consejo de un docto primo  llevarán a nuestros dirigentes a plantearse algo similar. Seguramente, ninguno de los memos (memi en italiano) que han trabajado en este dislate tengan la más remota idea de lo que sucede en la red. Lo que sí les asusta es su creciente capacidad de influencia y el escaso control que tienen sobre un nuevo medio de comunicación que en breve será capaz de generar importantes corrientes de opinión pública que tal vez pongan o quiten gobiernos. El esquema clásico de unos cuantos periódicos, emisoras de radio y cadenas de televisión ofrece un panorama mucho más tranquilizador para aquellos cuya supervivencia depende de la presión que puedan ejercer para controlar a la opinión. Presionar con buenas o malas artes a unos cuantos profesionales de los medios es sencillo (publicidad oficial que se retira o se da, concesiones que se dan o se quitan, dossieres que filtran, favorecimiento o no de negocios paralelos…). Basta con tener un cierto control sobre una docena de personas y la cosa se encauza con facilidad, sabiendo eso sí, que habrá unos medios opositores con los que habrá que tragar.

Pero ¿y los blogs? Esas plataformas en las que cualquiera puede expresar su opinión y recibir la de otros, ese lugar en el que la independencia puede convertirse en realidad, en el que la verdad no hay que disfrazarla y en el que la mentira y la obscenidad con la que muchos se mueven puede desnudarse son sin duda un peligro. ¿Cómo se controla eso? ¿Cómo se presiona a alguien que ni se sabe a veces bien quién es, que lo hace por amor al arte, que no vive de ello? La cosa se complica, el control y la presión pierden eficacia y el miedo a la libertad y a la democracia les cambia el gesto a quienes viven de talar ese árbol con el que tanto se les llena la boca.

Por eso hay que inventarse estupideces que les ponen en evidencia, razonamientos falsos en favor de no sé que protección contra la difamación. La auténtica democracia sólo tiene futuro en la red y por eso le tienen tanto miedo, porque les conviene la democracia de medias tintas, la de las consignas, la de los argumentarios de sus gabinetes de prensa que repiten como loros (pero con menos gracia), la de los partidos que se gobiernan como monarquías de sangre roja donde el líder es el rey absoluto con sus corte y sus intrigas. Porque de eso depende su supervivencia.

Yo estoy colegiado como periodista, por eso me ofrezco como blogysitter, para servir de tapadera. Podríamos organizar casting de blogysitter y hasta grupos: no, a mi me lleva Enric Sopena, pues yo soy del grupo de Losantos, y de paso alguna blogoguerra digital entre ambos grupos. ¿Quién es ningún periodista ni ningún político para controlar lo que se diga en un blog? Por favor… si alguien se pasa, para eso están los jueces y las leyes que han amparado derechos de unos y de otros antes de que hubiera blogs. Pero el miedo a la libertad es tan grande…

25
Oct
07

Lo que le falta a Mariano

1193304238_0.jpg

Debe ser una desgracia (por no decir una put…) que un primo bocazas te arruine tu prestigio. Me refiero a las declaraciones de Mariano Rajoy sobre el cambio climático. No es que lo que dijera su primo le haya arruinado el prestigio a Rajoy, sino todo lo contrario: si hacemos caso a lo que dijo Don Mariano, su primo, que es catedrático de Física, ha sido puesto en evidencia ante la comunidad científica y la opinión pública en general.

La única interpretación que puede favorecer al familiar de Rajoy es que lo que reprodujo el líder del PP (“ tras reunir a “los 10 mejores científicos del mundo ninguno fue capaz de decirle el tiempo que iba a hacer mañana en Sevilla. ¿Cómo alguien es capaz de predecir lo que va a pasar en el mundo dentro de 300 años?”) fuera un comentario humorístico del primo y que el líder del PP se creyera el chiste.

Más preocupante que lo que dijera o dejara de decir el señor catedrático es la forma en que nuestros políticos abordan los problemas que nos afectan a todos. Mariano Rajoy, para componer su opinión en torno al cambio climático, recurre a una charleta con su primo y se apoya en una frase de partida de mus para sostener su posición pública sobre el tema. Y después de envidarle a pares al primo, se pone a afirmar que no podemos convertir el cambio climático en un órdago mundial.

Esta declaración de Rajoy ilumina mucho sobre los problemas de nuestra sociedad: una charleta sirve para decidir el trazado del AVE, una charleta sirve para decidir la política energética, una charleta sirve para apoyar los biocombustibles, una charleta sirve para tomar decisiones de toda índole. Y ello no porque la administración no estudie en profundidad los temas, ni porque no haya técnicos perfectamente cualificados a los que luego muchas veces no se les hace caso. Eso sucede porque los responsables políticos, perdidos en sus luchas partidistas, fagocitados por los innumerables actos a los que asisten, son quienes finalmente toman decisiones y no siempre, más bien parece que casi nunca, lo hacen después de estudiar personalmente el tema en profundidad, lo que les hace vulnerables a cualquier charleta con alguien a quien conocen y a quien atribuyen conocimientos sobre el tema.

Yo sé poco sobre el cambio climático, leo lo que publican los medios, asisto al debate público y compruebo, después de haber entrevistado a muchas personas sobre el tema que, muy probablemente, se equivocan sobre el tiempo en Sevilla, pero disponen de información y modelos para prever ciclos climáticos a largo palzo. Los hechos, tristemente, corroboran que algo importante está pasando. Algo que se comprueba con los estudios que se realizan, con el deshielo al que asistimos y también en conversación con las gentes del lugar de muchos lugares del planeta. Que hay teorías y enfoques distintos sobre lo que está pasando, sin duda, pero todos alertan de que algo importante sucede, de que la actividad del hombre es en parte responsable y de que, como no tomemos medidas, la inercia del cambio hará que cada vez sea más difícil pararlo.

No soy catedrático de Física y muchas de las cosas de las que hablan los científicos me superan. En eso soy como Rajoy. Pero escucho y leo a mucha gente, y compruebo como científicos amigos, como Juan Pérez Mercader, ha puesto en pocos años el cambio climático en la primera línea de sus preocupaciones. Y, cuando Juan, que es un cachondo, me vacila, soy capaz de distinguir el tono que aplica a lo que me dice, muy distinto de cuando me habla en serio. A lo mejor tengo lo que le falta a Mariano: un mínimo grado de sensibilidad y una importante preocupación por dejar un planeta vivo a nuestras futuras generaciones.

Ahora intenta matizar, pero la pata ya está metida, tal y como se comprueba en muchos comentarios.




Sígueme en Twitter

Páginas

octubre 2007
L M X J V S D
« Sep   Nov »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Suscripción

Suscripción por email

Comentarios recientes

wallace97 en BAJO LA PERSIANA
Juliana en Odio el calor
Future en Mamma mía
lola en LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…
Goomer35 en LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…

Visitas desde el inicio

  • 549,015 Gracias a todos

a

Estadísticas

website stats

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter