12
Oct
07

Luis, el viejo gruñón

El viejo gruñón ataca de nuevo, con sus malas formas, con su mal estilo de siempre y en un momento poco oportuno. La decisión de Luis Aragonés de no convocar a Raúl con la selección nacional es discutible, pero respetable. Podríamos argumentar que cuando Raúl estaba en su peor momento de juego era un fijo de su equipo y que, ahora que está jugando mejor, sorprende que no sea ni convocado. Pero el seleccionador nacional está en su perfecto derecho de hacerlo. Es él quien decide qué equipo quiere, con qué jugadores y a los demás nos toca opinar, porque el fútbol en eso es muy democrático: admite la opinión de cualquiera, hasta la mía.

Por tanto, en lo que a la decisión se refiere, nada que reprochar más allá de la opinión de cada uno. El problema de Luis es otro, es el de su incapacidad cada vez mayor de manejar un aspecto importante en el trabajo de un seleccionador: su relación con la prensa y con la afición. El espectáculo de Luis enfrentándose con un aficionado que estaba detrás de una valla al grito de qué es lo que ha ganado Raúl con la selección le desacredita una vez más. Con ese profundo criterio, qué han ganado el resto. Por esa regla de tres deberíamos perder todos los partidos por incomparecencia, a no ser que nos presentáramos a un campeonato de veteranos y lleváramos a los supervivientes, si los hay, de aquel equipo que ganó el europeo en el Bernabeu, si no recuerdo mal, porque me parece que yo ni había nacido. Porque el resto de jugadores tampoco ha ganado nada con la selección absoluta. Es más, siguiendo sus profundos argumentos, qué ha ganado Luis con la selección nacional: nada, y casi nada también en su carrera de entrenador, la más dilatada del panorama nacional, que se ha saldado con un par de títulos, sin contar los torneos veraniegos.

Nunca he llegado a comprender el enorme prestigio de Luis especialmente entre la prensa a la que ahora señala como el enemigo del fútbol. Porque si alguien ha impulsado el nombre de Luis han sido unos medios que le han señalado como el sabio de Hortaleza, a pesar de que en su búsqueda de fórmulas magistrales ha ido fracasando de equipo en equipo. Sin embargo, cuando ahora le grita con malos modos a un aficionado, le menta a prensa como el demonio al que no hay que hacer caso porque no para de malmeter.

A mi me da igual que gane o que pierda, yo quiero que se vaya, porque un seleccionador tiene la obligación de aglutinar a la afición en torno al equipo. Tiene la obligación de crear ilusión, buen rollo, defender sus ideas con estilo y argumentos y no gritar con gesto desencajado a un pobre aficionado cuyo pecado es pensar que tal vez sería buena idea que llevara a Raúl. Tal grado de enojo en su comportamiento hace pensar que su decisión no se debe a razones futbolísticas, sino a uno más de los enfrentamientos personales de Aragonés con los futbolistas. Qué triste espectáculo.


7 Responses to “Luis, el viejo gruñón”


  1. Viernes, 12 octubre, 2007 a las 7:37 pm

    Totalmente de acuerdo. Siempre he pensado el por qué de que le llamen el SAbio de Hortaleza si no tiene ni prostituta idea de nada. No sabe ni a que juega ni con la selección ni con ningún equipo y efectivamente, no ha ganado absolutamente nada como entrenador. Si contamos la intercontinental que jugó el Atlético de rebote porque el Bayern no quiso ir pues vale, pues un trofeo.

    Debería irse con los mismos motivos por los que nunca jamás debió coger la selección. Penoso.

  2. 2 Jon
    Viernes, 12 octubre, 2007 a las 8:30 pm

    Definitivamente un espectáculo lamentable. Daba vergüenza ajena verlo ayer gritando a un pobre muchacho que solo había cometido el delito de tener una opinión propia. Y efectivamente, si para estar en la selección es ese el criterio, el debiera ser el primero en irse y permitir que el aficionado se reconcilie con una selección a la que cada vez ve mas ajena

  3. 3 Andrés-Segundo
    Viernes, 12 octubre, 2007 a las 8:44 pm

    Pobre hombre, tiene cara de bueno aunque parece algo rencoroso.Su trabajo como seleccionador no me convence de nunca.

  4. Viernes, 12 octubre, 2007 a las 9:51 pm

    Yo creo que Luis está muy cabreado y ofuscado con el entorno. Yo me uno a lo de Sabio y todo eso pero también digo que a más de un jugador habría que ir bajándolo de los altares y diciéndole lo que realmente es como futbolista…

  5. Viernes, 12 octubre, 2007 a las 10:14 pm

    Pues mire, don Capitán,mi capitán, usted que tiene apellido futbolístico, ha recogido perfectamente lo que yo opino de este sujeto, verbo o predicado. Le advierto que no entiendo ni papa de ‘furbo’, así que no se si es ‘sabio’, ‘tonto’ u ‘amargao’, pero lo que sí me parece es (en cinco palabras) im- pre-sen-ta- ble.Deseo de corazón que se vaya de una santa vez.

    Dígame, don Capitán, mi capitán: ¿Este señor cobra por entrenar a la Selección o por las broncas que monta?

    Suyo afmo.
    Julio

  6. 6 Esther
    Sábado, 13 octubre, 2007 a las 12:50 am

    A mi me parece muy mal cuando sentencian y condenan a un seleccionador porque no hay resultados inmediatos, pero indudablemente esto es otra cosa. Me recuerda mucho al famoso “¡a la mierda!” de Fernando Fernán Gómez. Como en aquel caso, paga el enfado un espectador o lector que no tiene culpa de lo bien o mal que le vaya al energúmeno de turno. Sus trabajos están sometidos a la opinión pública, y eso lo sabían antes de aceptarlos. Si no están dispuestos a soportar críticas, pues que dejen a otros que afronten las situaciones adversas con más elegancia.
    No se puede olvidar la influencia que tiene sobre los niños cualquier figura relacionada con el fútbol.Más si es el seleccionador nacional. Si no es capaz de transmitir valores deportivos, que se plantee otros campos laborales, que seguro que algo encuentra.

    Saludos a todos.

  7. Sábado, 13 octubre, 2007 a las 1:00 pm

    No se si lo lastimoso es tener este seleccionador o si la pena es nuestra capacidad de aguante ilimitada.

    No es que este señor no sea el mas indicado para seleccionador, lo peor es que adolece de las condiciones básicas sociales -educacionales, de inteligencia, psicológicas, de empatía, etc- que no resulta nada pedagogico para las nuevas generaciones que una persona tan incapaz pueda ocupar un puesto de tanta relevancia deportiva.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Sígueme en Twitter

Páginas

octubre 2007
L M X J V S D
« Sep   Nov »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Suscripción

Suscripción por email

Comentarios recientes

Juliana on Odio el calor
lola on LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…
Goomer35 on LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…
Úrsux on Luis escritor
wallace97 on Y si…

Visitas desde el inicio

  • 544,660 Gracias a todos

a

Estadísticas

website stats

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter


A %d blogueros les gusta esto: