24
Oct
07

Como Pedro por su casa

5163e70a3131ca12i3.jpg

En este blog intento no hablar de televisión. Soy uno de los profesionales del medio y prefiero que las opiniones sobre los programas sean de los espectadores y los críticos. Sin embargo, he leído un post de El Duende de la Radio sobre Pedro Ruiz. A mi el humor de Pedro nunca me ha gustado mucho, pero debo reconocer que fue un pionero en la crítica política. Entiendo que hubiera mucha gente a la que le divirtiera y muchos que admiraran su valentía en aquellos momentos. En esto del humor, siempre gustas a unos, dejas indiferentes a otros y también hay quienes piensan que lo que haces es muy malo. Pasa con Pedro, conmigo, con todo el mundo.

El Duende cree que Pedro Ruiz ha tenido una cierta tendencia a mear fuera del tiesto, en la medida en que ha primado la tragedia sobre la comedia o, lo que es lo mismo,  se ha convertido en “politólogo, filósofo, cantautor, predicador, y hasta flagelo implacable de esta sociedad adormecida”. Algo de verdad hay en lo que dice el Duende, aunque yo creo que lo que él nos da como diagnóstico no es más que síntoma de la patología del ego a la que tendemos todos los que en alguna ocasión hemos rozado el éxito en los medios de comunicación. Cuando llega ese momento, o el realismo se impone, o puedes acabar convirtiéndote en un ser levitante que cree que ha nacido para iluminar al resto, que viven metidos en la caverna de su ignorancia.

Tal vez algo de eso le haya pasado a Pedro, que vive en la constante necesidad de resultar brillante en cada frase, hasta el punto de parecer un despacho de frases trabajadas para mayor loa de sí mismo. Cuando la percepción del ego se inflama se te acaba pegando a los ojos y, en esas circunstancias, acaba resultando imposible tomar distancia y juzgarse con cierta claridad, hasta el punto de que uno pueda creerse a la altura de Serrat en la composición o presentarse como un Bisbal de azotea en un video que provoca hilaridad cuando pretende crear admiración.

Pero Pedro está en su derecho de pensar lo que le dé la gana de sí mismo y, por supuesto, creer que yo soy un perfecto idiota. En parte, puede que tenga razón, digo en lo de idiota, no en lo de perfecto. Y hace bien en seguir presentando espectáculos de teatro pretenciosamente críticos con la sociedad en la que vivimos que, por otra parte, ofrece múltiples dianas hacia las que dirigir sus dardos. En ese sentido, hay que reconocerle capacidad para emprender y valentía para poner en pie un espectáculo, algo nada fácil hoy en día.

Sin embargo, no acierto a comprender que alguien haya contratado su programa de Telemadrid, ideado y dirigido por él, que responde al título de “El siguiente”. El otro día, durante cinco minutos y entre el abucheo familiar, hice un esfuerzo por ver la peor propuesta televisiva que he visto en mucho tiempo. Un absurdo programa que sólo puede provocar la dimisión o el cese de quien lo contrató, porque eso sólo se ha podido programar con la idea de hacer daño a la cadena que lo emite. Si bien es cierto que he afirmado que su sentido del humor no encaja mucho con el mío, entiendo que otros programas de Pedro Ruiz pudieran tener su público, incluso mucho público como de hecho así fue. Pero este espectáculo absurdo trufado de mensajitos para ver si lo pillamos, lo que produce es sonrojo. Las cifras de audiencia, por otra parte, así lo certifican, ya que se están moviendo entre el uno y el tres y pico de share. Es decir, se encuentran en lo que podemos llamar el error estadístico y hasta es posible que nos encontremos ante el primer programa de la historia con audiencias negativas.

Según he leído, de tres programas semanales ahora han pasado a uno los sábados por la tarde, entiendo que como paso previo a la desaparición. Sólo espero que, encima, no haya que indemnizarle, porque eso sería el colmo.

No sé quién ha tomado las decisiones sobre la programación de Telemadrid en los últimos meses, pero los trabajadores, muchos mandos de esa casa que son excelentes profesionales y los espectadores no pueden estar a expensas de los caprichos de alguien que cree que puede programar lo que le venga en gana o realizar cambios que sólo conducen al deterioro de una cadena que merece mucho más. Espero que alguien identifique al sujeto o los sujetos en cuestión y que los aparten de sus responsabilidades antes de que sea demasiado tarde. Programas como el de Ruiz y experimentos similares sólo se entienden si hay alguien que por Telemadrid se pasea como Pedro por su casa. Pero esa casa es de todos.

P.D. Eso sí, en caso de que lea esto y me responda, estoy seguro de que su respuesta será muy brillante. De eso no me cabe la menor duda: frases directas, contundentes, imaginativas… Porque una cosa es que no me guste su sentido del humor o que este programa me parezca un horror, pero de agilidad mental e inteligencia no anda nada escaso.


17 Responses to “Como Pedro por su casa”


  1. Miércoles, 24 octubre, 2007 en 7:34 pm

    Hace no mucho (hace algo más de un mes, creo) vi a Pedro Ruíz siendo entrevistado por Buruaga en un programa de “entrevistas íntimas”, si es que existe ese género, emitido en Telemadrid. Ruíz se quejaba de que había sido “expulsado” de la televisión por resultar incómodo.

    No sé si hay relación causa-efecto (o de cualquier otro tipo) entre la entrevista (o su contenido) y la compra de su programa por Telemadrid (que por plazos debió de coincidir). Espero que no la haya.

    Como también espero que no sea un precedente, porque en el mismo programa Buruaga entrevistó a J. J. Benítez, y ése podía ser otro fichaje “estrellado” en Telemadrid.

  2. 2 Esther
    Miércoles, 24 octubre, 2007 en 9:05 pm

    No me había formado una opinión de Pedro Ruiz hasta hace poco tiempo. Simplemente era un señor que estaba ahí y al que no sentía especialmente cercano. Recientemente oí una entrevista que le hacían en la que alardeaba de no votar por no estar de acuerdo con el sistema político. ¡De hecho afirmó que no había votado nunca! Me quedé realmente perpleja. Este señor al que le encanta hablar de libertad ha vivido una dictadura y no ha votado ni siquiera la primera vez que en que se le dio la oportunidad de elegir con libertad. ¿Cómo puede una persona sentirse tan por encima de todo?. Una de dos, o lo dice por hacerse el interesante, o realmente es un ególatra infumable.
    Hablo de la entrevista de memoria, así que es posible que sin intención haya tergiversado algo. Si es así, lo siento de corazón, pero es lo que recuerdo y la opinión que me quedó.
    Capi, para mejorar telemadrid te pondría de nuevo a ti, en el formato que tu eligieras. 🙂

  3. 3 lola
    Miércoles, 24 octubre, 2007 en 9:36 pm

    Sí señor, me ha gustado el título y también el contenido. No sigo ni a Pedro ni a tí por televisión, pero te controlo por aquí y no tengo nada que ver con la SGAE. Tuvimos ocasión de hablar por teléfono en antena durante un programa de radio. ¡Lástima, te echo de menos en las ondas! Te seguiré la pista por aquí. Felicidades por tu blog.

  4. Miércoles, 24 octubre, 2007 en 10:09 pm

    A mí me cae bastante mal, va con esa soberbia que desespera. Mirándote por encima del hombro, no me gusta. Parece un plácido baúl de palabras ingeniosas siempre y eso cansa.
    Balzac dijo “hay que dejar la vanidad a los que no tienen otra cosa que exhibir”.

  5. 5 wallace97
    Miércoles, 24 octubre, 2007 en 10:39 pm

    Esther, con todos mis respetos, no entiendo tu perplejidad. No votar es una opción legal, ¿no? Y si además es argumentada, me parece además de legal, plausible. Eso sí, siempre que acates las decisiones que tomen los votados.
    Si lo piensas, no hay otra opción para una persona que no esté de acuerdo con el sistema. Sí, ya sé que me dirás que para eso está el voto en blanco o nulo, pero para mí hay tremenda diferencia: de esta manera, les estás diciendo a los políticos que estás de acuerdo con el sistema, pero no hay ninguna opción que te satisfaga. Sólo tengo la abstención para demostrar mi desacuerdo con el sistema.
    Además, el voto en blanco o nulo se lo apuntan todos, y de la abstención huyen todos más que de la peste. Digo yo que será por algo, ¿no?
    Yo voté sólo en las primeras elecciones. A partir de ahí, viendo los enjuagues y mamoneos constantes de TODOS los políticos, que más parecen trileros, con el OTAN no, OTAN de entrada no, OTAN sí; viendo como todos están de acuerdo con la especulación inmobiliaria que nos ha dejado el precio de la vivienda al precio que está, y que por mucho que llegara un momento en el que ya no siguiera subiendo, el mal está ya hecho y nunca bajará a los precios razonables; viendo los desastres progresivos de los planes de educación, viendo la degradación del sistema sanitario y judicial, la manipulación de los medios de comunicación a niveles insospechados, la capacidad de mimetización que tienen con un sistema económico podrido absolutamente, y en fin, tantas y tantas cosas que han convertido a la sociedad en suciedad, no respetando ni una sola regla del juego, siempre adaptándolas a su puñetera conveniencia, cambiando cromos en el Parlamento dando opción a minorías a decidir asuntos contrarios al interés mayoritario, apoyando presupuestos generales aunque no estén de acuerdo con ellos y viceversa, y así hasta el infinito, te das cuenta de que en este sistema mal llamado democracia, nadie se atiene a las reglas del juego, y yo con tramposos no juego.
    Eso sí, soy un escrupuloso cumplidor de TODAS las normas, cosa que no hace la mayoría de los que votan. Y cuando me dicen que si no voto no tengo derecho a quejarme, digo y diré siempre que el que no tiene derecho a quejarse de una actuación de alguien es el que le ha dado permiso para que lo haga.
    Así que, mientras el sistema no respete las normas, propugnaré la abstención. Y soy amante de la libertad como el que más, pero de la auténtica, no de la que tenemos, que no es más que apariencia. Y ya me gustaría a mí que muchos votantes supieran defender su actitud con algo más que con lo que los políticos les dicen que hay que decir.

  6. Miércoles, 24 octubre, 2007 en 10:50 pm

    Sin embargo, y partiendo de la base de que Pedro Ruiz tampoco cuenta con todas mis simpatías, el programa de entrevistas en profundidad La noche abierta, que hacía hace ya unos años en La 2 solía rebosar calidad por los cuatro costados.

  7. Jueves, 25 octubre, 2007 en 1:16 am

    Si alguien tiene un buen sentido del humor normalmente es inteligente y brillante; sin embargo, se puede ser inteligente y brillante sin tener nada de sentido del humor. Esto ocurre porque se requiere otro ingrediente: sensibilidad.
    Ya lo dijo Azorín: “La sensibilidad levanta un muro que no puede salvar la inteligencia”

    http://valentinpedrosa.wordpress.com
    Twitter: vpedrosarivas

  8. 8 Esther
    Jueves, 25 octubre, 2007 en 7:43 am

    Wallace97 por supuesto que no votar es una opción legal. Yo no la comparto pero la respeto. Lo que me llamó la atención fue el hecho de que no votara ni la primera vez que pudo. Como dices, tú lo hiciste la primera vez. Diste un margen de confianza a un nuevo sistema que posteriormente te desilusionó. Por lo que escribes, corrígeme si me equivoco, intuyo que no es el sistema con lo que no estás de acuerdo, sino con las lamentables actuaciones de sus representantes. Sin embargo Pedro Ruiz ni siquiera dio su voto de confianza la primera vez. Juzgó un cambio que implicó un esfuerzo tremendo por parde de muchas personas y que se presentaba para liberarle de una dictadura, antes de saber cómo funcionaría. Eso es lo que realmente me sorprendió y me hizo pensar que se cree por encima de todo.

    Entiendo tu frustación respecto a la situación política. Yo no me siento representada por los políticos, pero creo que el sistema es bueno, sólo necesita que los que se dediquen ello, hagan un uso responsable de la libertad que se les ofrece y no un circo de dimes y diretes y de “tú” “pues tú más”. Ya lo decía el bueno de Ben Parker (afable tío de Spiderman): Un gran poder requiere una gran responsabilidad. 😉

    Un saludo

  9. Jueves, 25 octubre, 2007 en 10:24 am

    No voy a dar mi opinión sobre Pedro porque como todo “autónomo”, le juzga/juzgará su clientela, aunque sí comentaré que me han gustado mucho algunas de las cosas que hace, y no me han gustado nada otras.
    Juzgar a un profesional porque se oponga más o menos a tal o cual opción política, me parece intrascendente, porque de esa forma juzgamos otra cosa distinta de la calidad de sus productos y mientras caigamos en esas tentaciones tendremos “estacionalidad política de líderes de opinión”, lo que en sí mismo me produce bastante vergüenza como ciudadano.
    Evidentemente, el responsable de emitir un programa de baja audiencia tendrá (espero) que asumir sus responsabilidades, al menos en lo que a su variable por objetivos se refiere. No se cómo funciona telemadrid. Yo creía que este tipo de programas experimentales, programas pilotos, etcétera, se pueden usar como relleno y hacerlos evolucionar en función de la audiencia que vayan teniendo, y experimentar, innovar, no es algo malo, lo malo es regodearse en los errores como cerdos en el fango (si es que los cerdos se regodean en el fango, cosa que no he comprobado en persona).
    En definitiva, que comparto contigo la impresión de que el reconocimiento “por objetivos” es como la igualdad de la granja de Orwell, y por tanto que hasta que no se solucione la estructura de telemadrid que da cobijo a esas querencias a través de una despolitización total de todas las cadenas de televisión, no habrá grandes cambios. Lo que me da pena es que, en una cadena pública, donde de alguna forma es asumible perder dinero con programas de baja audiencia cuyo fin sea social/educativo, se decida perderlo con lo que debería ser la fórmula para financiar los primeros. ¿Alguien se ha planteado alguna vez que en horario de máxima audiencia, en vez de perder dinero con esos experimentos se entreviste, por ejemplo, a líderes de grupos de investigación de nuestras universidades cuyos méritos en investigación sean reconocidos internacionalmente? No, claro, eso se deja, cuando se hace, para emitirlo a las tantas de la madrugada.
    Una vez un grupo de estudiantes de la ETSIT de la UPM ganó un premio en un concurso internacional. Hace poco la UPM quedo en 5º posición en un concurso internacional (http://www.solardecathlon.upm.es/). ¿Eso cuándo sale en antena?

    Mucha gente no sabe qué estudiar tras la selectividad: ¿alguien se plantea hacer ciclos de entrevistas a todos los departamentos de todas las universidades madrileñas? Y de hacerlo, ¿apostamos sobre a qué hora y qué día se emitirán?

    No, claro, con el dinero público se financian programas de autoayuda, rosas y amarillos de fútbol y de sociedad que se emiten en los horarios de máxima audiencia. Las pelis buenas, rectifico, medianas (¿hace cuánto que no emiten, pongamos por caso, historias de filadelfia? y cuántas veces vemos pelis para cadenas locales USA que tratan secuestros basados en casos reales en USA), se deján para sesiones que empiezan a las 23-24 horas…

    En fin, llevo exactamente dos años sin ver la televisión de forma habitual en los horarios “normales” (no por fanatismo, sino porque tengo dos niños menores de tres años y eso no me deja tiempo para el ocio), aunque lo cierto es que solemos encenderla, y desde luego he podido comprobar claramente que, en horario normal, no sólo no me pierdo nada yo, sino que muchas veces tengo que ir corriendo a apagarla porque empiezan a hablar de temas no aptos para menores, y además de forma explícita, así que lo próximo, y hasta el advenimiento de la tv a la carta, que está casi, casi, pero no del todo, será bloquear “parentalmente” la tele en el canal Disney o algo así. Ya veremos.

    Por cierto, ví un día un trozo del programa ese de Pedro Ruiz y diré que de unos 10 gags, 5 me hicieron reir y 5 llorar, así que para mí ese programa es más bien “del montón”. Entiendo que se quiere copiar la fórmula de “camera café” y que visto que ha tenido tirón, se buscan “semi-plagios de la fórmula” para ver si se da con algo con el mismo tirón. Se ha intentado también con las “escenas de matrimonio” (si bien esto tiene la excusa de que fue anterior, aunque en el moreno contexto de aquel programa de los sábado-noches), y también sospecho que veremos intentos de repetir la fórmula porque, desengañémonos, imaginación, lo que se dice imaginación para innovar realmente, hay muy poca…

  10. 10 wallace97
    Jueves, 25 octubre, 2007 en 12:17 pm

    Esther, sí que estoy en contra del sistema. Y me refiero al sistema económico en el que estamos inmersos, el mal llamado sistema libre de mercado, la economía de oferta y demanda. Y estoy en contra, primero porque es mentira que sea de oferta y demanda, la demanda no existe, es creada artificialmente por la oferta, y segundo, porque no es justa la mecánica con la que opera: le robo las materias primas al tercer mundo, las transformo, las vendo en el primer mundo, y cuando éste está saturado, como necesito aumentar la cartera de clientes, creo la necesidad en el tercer mundo, y le presto el dinero para que me las compre, con lo que el negocio es redondo, aumento la producción y encima cobro intereses. Resultado: cada vez menos personas acumulan más riqueza, y viceversa.
    ¿Cómo va a ser ni medio racional un sistema que depende de que su crecimiento sea creciente y continuado?
    Y tenemos un grave problema, que hoy por hoy no queremos ver, y es que somos nosotros los que representamos a los políticos, no al revés.
    Este sistema ha conseguido que al igual que el cerebro invierte la imagen que llega a la retina a través del ojo, invierta también la percepción de la realidad, de los hechos, y seamos capaces de admitir cosas como las que tú misma apuntas en el blog del Duende, de tolerancia con la violencia, por ejemplo, y convivamos con, y demos nuestro voto a personas que están defendiendo ese sistema a capa y espada.
    Y mientras, nosotros peleándonos por que si la derecha, que si la izquierda, que si rojos, que si fachas. Miremos la realidad sin distorsionar y veamos que la izquierda no existe, este mundo es de derechas porque el sistema es de derechas, desgraciadamente. ¿Para cuándo un partido de verdad de izquierdas que se enfrente al sistema? Cuando haya políticos vocacionales, con sueldo de maestro, que sean capaces de no privatizar sanidades, educaciones, energías y viviendas, de no crear monstruos de ciudades configuradas por y para los coches, de planificar a largo plazo, no sólo a cuatro años vista, y de airear las corrupciones desde su nivel más bajo hacia arriba, cuando yo tenga derecho y facilidad para denunciar todo aquello que incumpla reglas del juego, sin excepción alguna, entonces votaré. Eso sí, desde siempre, máximo respeto por los que votan, aunque piense que me perjudican. El sistema debe ser intentar convencer, como, por cierto, deberían hacer los nacionalistas con el resto de españoles, en vez de trampear con los votos de los ciudadanos.
    Saludos, y hasta otra ocasión, aquí o en el Duende.

  11. 11 dentilla
    Jueves, 25 octubre, 2007 en 9:41 pm

    Estoy completamente de acuerdo con Rayco, hasta en los acentos
    p.d.- así de pronto he leido Rouco y casi me da un patatus jejejeje

  12. 12 Esther
    Jueves, 25 octubre, 2007 en 10:42 pm

    Yo no lo había pensado así Wallace97. Has subido un peldaño más que yo al verlo desde un punto de vista más global. No entiendo nada de economía, pero soy consciente de los problemas del mundo tal y como nos los has contado. De cualquier manera, más de una y de dos frases de las que has escrito me van a dar que pensar. Cuando hablaba de sistema, me refería a tener la opción de opinar.
    Nos vemos. 🙂

  13. Viernes, 26 octubre, 2007 en 8:09 pm

    VVALLACE,te felicito y suscribo todo ,pero como lo empiezas a solucionar yo en muchos momrntos me siento impotente,me agoto,me desidrato y solo la radio y la musica me sacan a flote tambien me canso de que al final de una conversacion,con los politicos de turno,me digan que en el fondo tengo razon,y la razon para que me sirve.UN ABRAZO A TODOS.

  14. 14 wallace97
    Viernes, 26 octubre, 2007 en 10:53 pm

    el candil de la sierra, también yo utilizo la radio y la música para reponer pilas, sobre todo ésta última, porque de la radio nos han quitado un pedazo muy importante en RNE y no soporto la publicidad en otras emisoras. Y he sentido tantas veces ese cansancio que describes. Es verdad, después de discutirte durante horas te acaban dando la razón, y lo que más me cabrea es cuando sentencian: ya, pero esto es lo que hay. Ahí es cuando me subo por las paredes (interiormente), y pienso, y a veces digo, y otras grito: ¡es lo que hay porque nosotros lo consentimos!, y ante la pregunta resignada de ¿qué podemos hacer? siempre digo: ¡algo, coño!
    Como no se puede llegar a ningún sitio sin emprender el camino, como el camino es muy largo y yo no veré el final, y como soy muy realista, me daría con un canto en los dientes si viese que mis hijas hacen intención de emprenderlo. Y para emprenderlo sólo hace falta abrir bien los ojos, observar con una mínima intención de no engañarte a ti mismo, y crearte tu propia opinión sin permitir que te la den ya hecha los medios de comunicación. Y romper tópicos. La objetividad sí que existe, sólo es necesario ponerse de acuerdo en la vara de medir.
    Podríamos hablar tanto y tanto de esto… Después de tantos años de observación eres capaz de encajar las piezas y hacer predicciones que luego ves cómo se van cumpliendo, sin ser experto en nada. Eso sí, todos aquellos que te han discutido hasta la saciedad, al cabo del tiempo te dicen: no, si eso ya lo decía yo, se veía venir.
    En fin, este foro es de todos y no quiero aburrir.
    Saludos a todos

  15. 15 Andrés-Segundo
    Sábado, 27 octubre, 2007 en 1:02 am

    Estoy muchísimo mas cerca de la postura de Wallace que de la de Esther.
    Hace años que no tengo la dicha de ver al gran e inteligente Pedro Ruíz, desconozco si ha cambiado su forma de trabajar y de exponer esos trabajos, pero si digo, que para mí es una persona que no se achica a la hora de realizar críticas políticas dirigidas a quíen le de la gana, es uno de los mejores, uno de los mas duros. Te admiro Pedro Ruíz,y envidio esa rapidez de reflejos mentales y ese coraje que tienes.
    Javier Capitan, Pedro Ruiz, Emilio Aragón, personajes inteligentes y creativos hasta la saciedad, trabajadores incansables, con una dedicación y entusiasmo en sus trabajos admirables y que para mi los quisiera.Me gustan y los admiro.

  16. 16 Esther
    Sábado, 27 octubre, 2007 en 10:51 am

    Me parece que estoy dando la vara, pero prefiero tener ilusión y pensar que aunque ahora no estoy satisfecha con mis representantes, puede ocurrir que llegue gente nueva y que lo haga bien. Y me gusta pensar que yo puedo ser en parte responsable y activa de ese cambio. No podría soportar la tristeza de estar en desacuerdo con algo y no seguir los cauces que estén a mi alcance para remediarlo. Wallace97 ha argumentado muy bien el porqué no vota, tiene buenas razones, pero como dije antes, lo respeto pero no lo comparto. En cuanto a humor, efectivamente Pedro Ruiz es muy ágil de mente, pero a mí no me hace gracia. Con permiso Capi, lo que realmente me hace reír es esto:

    Saludos a todos.

  17. Sábado, 27 octubre, 2007 en 10:29 pm

    “Es posible que nos encontremos ante el primer programa de la historia con audiencias negativas.”

    No te puedes imaginar la duración de mi carcajada.

    Pedro Ruiz tuvo su momento cuando aquí no abría la boca ni el tato. Luego se le empezó a ir la olla y, bueno, supongo que acabará siendo una parodia de sí mismo. Malaguanyat, que decimos por aquí…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Sígueme en Twitter

Páginas

octubre 2007
L M X J V S D
« Sep   Nov »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Suscripción

Suscripción por email

Comentarios recientes

Juliana en Odio el calor
Future en Mamma mía
lola en LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…
Goomer35 en LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…
Fabian en Odio el calor

Visitas desde el inicio

  • 546,682 Gracias a todos

a

Estadísticas

website stats

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter


A %d blogueros les gusta esto: