05
Dic
07

Matemáticas y lotería

decimo_navidad_2007.jpg

Hace unos día escribí en el blog “El negocio de la ignorancia”, en el que mostraba mi preocupación por la situación en que se encuentra el sistema educativo español, aunque más que español deberíamos decir autonómico. En los comentarios, se suscitó un interesante contraste de pareceres que, de alguna manera, anticipaba lo que ahora certifica el informe PISA sobre la educación que elabora la OCDE. El informe constata un significativo retroceso de la calidad de la educación que se imparte en nuestro país.

Para mi lo más preocupante que se pone de manifiesto en el mismo es el problema detectado en lo relacionado con la lectura. El resultado que han obtenido nuestros chavales en comprensión lectora es especialmente preocupante. Parece ser que, con mayor menor facilidad, la mecánica de la lectura la tienen todos, pero de ahí a comprender lo que leen hay un trecho importante que muchos no recorren. ¿Qué futuro les espera a unos chavales que en cuanto la frase se complica un poco se pierden en un mar de letras? ¿Qué serán capaces de aprender y de retener con esa limitación de partida? Yo me acuerdo de aquella típica excusa del colegial que estudiaba poco: lo sé, pero es que no sé expresarlo. Me acuerdo que, ya en la Universidad, un compañero le dijo eso a uno de los mejores profesores que yo he tenido, Jordi Nadal, quien le respondió: pues si no sabe expresarlo, es que usted no lo sabe. Y es así, cuando uno no sabe expresar algo es síntoma de que no lo conoce, no lo domina, no tiene los conocimientos asentados.

Es evidente que los chicos ahora leen mucho menos que antes, que su ocio no lo ocupan con los libros y que esa es una limitación importante. Pero no creo que sea lo principal. Tal vez es precisamente su limitación para la compresión lectora la que les aleja todavía más de una lectura que se les hace especialmente penosa. Algo estamos haciendo mal y las víctimas van a tener difícil recuperarse de eso.

En ciencias la cosa tampoco es especialmente brillante y las diferencias por comunidades autónomas son muy importantes. Tal vez lo de las ciencias explique que algunos periódicos y algunos programas de radio hoy le dedicaran tiempo a la obviedad, avalada, eso sí por un matemático. El presentador de las mañanas de Radio Nacional preguntaba sesudamente a su invitado: ¿qué posibilidades tenemos de recuperar lo gastado en un décimo? Y el invitado decía “un 10%”, dado que en el sorteo de Navidad hay un reintegro. Y así, con preguntas y respuestas obvias, se han tirado unos minutos para decirnos, eso sí con aval matemático, lo que todos sabemos: que es muy jodido que te toque el gordo, un poco menos que te toque la pedrea, más fácil el reintegro y mucho más probable que lo pierdas todo. En fin, que espero que a pesar de la complejidad de la frase anterior se entienda lo que es evidente: más vale que planeemos el futuro conforme a nuestros ingresos que planearlo en torno a un hipotético gordo de Navidad.


15 Responses to “Matemáticas y lotería”


  1. Miércoles, 5 diciembre, 2007 en 8:14 pm

    Fácil. Todo es fácil en torno a nuestros hijos: la enseñanza es fácil, la mínima exigencia se lo pone fácil, ver televisión es fácil, comunicarse con el mínimo lenguaje es fácil. Lo único difícil es que nuestros hijos lean y comprendan. No sé si porque los padres se lo ponemos difícil o es porque sabemos ponérselo fácil.

    Me voy a casa con mis hijos, a leer un rato 😉

  2. Miércoles, 5 diciembre, 2007 en 8:19 pm

    Cada año hacen la pantomima del matemático y la lotería. Es un clásico que nos avergüenza a los matemáticos porque realmente nos toca bien poco. Es como si nos preguntaran cuantas toneladas aguanta un puente.

    Se recurre a un matemático a la hora de calcular cuando el matemático es una máquina de hacer modelos y teorias que luego otros aplican a la realidad. Para calcular, mejor un estadístico (en el caso de la lotería), un contable, un economista o un ingeniero.

    Por cierto, estoy de acuerdo con tu conclusión 🙂

  3. Miércoles, 5 diciembre, 2007 en 8:41 pm

    Hmmm… por partes, que he llegado de rebote desde el twitter de un contacto de un contacto de un contacto:
    – De acuerdo en el problema del sistema de enseñanza actual, pero los que somos padres deberíamos empezar a plantearnos si podemos hacer algo así como hicieron los nuestros con nosotros, no todo es dejarlos en la puerta del cole y, ale!, a aprender como descosidos…
    – Con respecto a la lotería, por favor, no me quite esa ilusión que ya he comprobado que la Lotería Primitiva no es lo mío, y mira que lo intento semana tras semana pero no hay manera oiga!
    – Con respecto al conocimiento, señor Capitán, por favor díganos usted, ¿qué es Twitter? 😉

    Un saludo!

  4. Miércoles, 5 diciembre, 2007 en 9:42 pm

    Estoy bastante de acuerdo con el apunte de carthesian, eso de buscar a un matemático para que te haga tareas de estadístico. Mi novia es matemática, y a ella prácticamente no la veo hacer sumas y restas, le veo hacer largas y complicadas demostraciones donde se ven letras, y no números.

    Es como si a mi, que soy Ingeniero Técnico Informático me llaman para decirles como se copia un CD o para montar un pc (que también me llaman, pero eso es otra historia a arreglar).

    Y respecto a la entrada de Javier, no estoy del todo de acuerdo en el punto de quien no sabe explicar algo es que no lo conoce. No todos hemos nacidos con el don de la palabra (o escrita u oral), y aún sabiendo lo que es algo, no saberlo explicar. Creo que son dos cosas diferentes, aunque si estoy de acuerdo en que cuanto más se lee más se aprende a expresarse.

    Un saludo.

  5. Miércoles, 5 diciembre, 2007 en 9:47 pm

    Personalmente desconfío de la “utilidad” del informe PISA y mucho más de lo que cada medio de comunicación, Gobierno, oposición, autonomías, etc… intenten vendernos.

    Esta semana vimos esa interesante prueba de memoria corta entre chimpancés y universitarios humanos en la que los chimpancés lo hacían mucho mejor. Si a esto lo llaman INFORME concluirían que el sistema educativo del chimpancé es mejor que el de los universitarios… así que visto lo visto dejaré la docencia y me compraré un látigo, a ver si como domador vamos mejorando… 😀

    saludos

  6. Jueves, 6 diciembre, 2007 en 12:14 am

    El problema de la educación de nuestros hijos es un tema casi imposible de solucionar.

    Cuando los niños son pequeños, lo veo con mi hija, tienen ansias por aprender, hacen lo mismo que los padres, lo quieren hacer solo, te das cuenta que lo único que tienes que hacer es estimular ese impulso, darle salida y sobretodo poner un poquito de tu parte.

    Muchos padres pretenden que la enseñanza se haga íntegra en las escuelas y no estimulan positivamente a sus hijos, esto debe hacerse en edades tempranas y un poquito cada dia, al final te das cuenta que no es tanto esfuerzo. Luego si el niño/a tiene el estimulo bien orientado se esfuerza por aprender, lo hemos hecho todos y seguro que los pequeños lo haran.

    Solo hay que darles la oportunidad para que disfruten aprendiendo, ahhh y evitar que la educación de nuestros hijos sea motivo de lucha política.

  7. Jueves, 6 diciembre, 2007 en 12:49 am

    Pienso que el ser humano es un ser comunicativo por naturaleza. Si sabe algo, sabrá explicarlo, de una manera o de otra, mejor o peor, pero lo explicará. Por otra parte, está claro que si un chaval solo habla con sus colegas del barrio y el único librillo que lee es el del papel de fumar, no será capaz de entender un texto escrito en un registro lingüístico completamente ajeno a él. Esto no se soluciona únicamente mandándoles leer una novela de vete tú a saber qué autor, se soluciona inculcándoles un hábito de querer conocer, leyendo el periódico, leyendo artículos de ciencia, de opinión, leyendo blogs, leyendo la Wikipedia, escuchando podcasts, charlas, …

    Respecto a la ciencia, bueno, si al Estado le importa tan poco que apenas destina presupuesto a élla, ¿cómo les va a interesar a los chicos, a los que aún por encima se les enseña a memorizarla, no a entenderla, en la mayoría de los casos?

    Creo que mi opinión sobre la lotería queda perfectamente resumida en un dicho de autor anónimo para mi que hace unos dias recordaba en una entrada de mi blog: “La lotería es un impuesto voluntario sobre la esperanza”.

    Un saludo.

  8. 8 Sita K
    Jueves, 6 diciembre, 2007 en 12:53 pm

    Hola a todos, acabo de volver y estoy intentando ponerme al día, leyendo mucho.
    No tengo hijos y por lo tanto, no puedo opinar en primera persona sobre la educación de los mismos, pero soy tia de 11 sobrinos (12 a partir de la semana que viene) y observo en mi propia familia las diferentes educaciones de todos ellos. Pienso que, independientemente de los centros educativos, la ignorancia de los chavales se basa en el interés de los padres por su educación. En mi pequeño grupo de observación descubro que es más fácil ponerles la tele o un DVD en las edades comprendidas entre los 3 y 6 años que sentarse a jugar con ellos y estimular su aprendizaje, esto a la larga revierte en que mis sobrinos mayores, en su tiempo de ocio lo único que hacen es ver High School Musical y Super Modelo no se qué.
    Hasta aquí creo que no aporto nada nuevo, pero me parece interesante reflexionar sobre la importancia de jugar en la calle y hacer “gamberradas”. Creo que la evolución de los juegos hacen mucho daño al aprendizaje de los niños, yo ahora no veo a los niños de 8 o 10 años irse con su pandilla a jugar por ahí y creo que esa etapa estimulaba mucho la picardía y los sentidos, ahora parecen zoombies sentados delante de la tele o un ordenador.

    ¡Suerte con la loteria!

  9. Jueves, 6 diciembre, 2007 en 1:23 pm

    hola a todos!!! la verdad esque lo de la loteria es la mayor estafa del mundo……pero todos decimos u opinamos lo mismo y cada año se baten records en gasto por habitante!!!! yo la verdad esque juego mas de lo que me gustaria pero.. ..por la familia…los compañeros… etc. y con lo de la educacion es 1 pena que nuestros chicos n nos superen en sapiencia…pero es lo que hay. Mi hija tiene 19años y no sabe apenas nada de geografia ni de historia,ni ciencias….yanto ESO y resulta que no saben NADA. Muy tristo porque ellos son el futuro nuestro…….TRISTE

  10. 10 José Ramón
    Jueves, 6 diciembre, 2007 en 8:21 pm

    Este es el país de la lotería porque es el país de la ignorancia. Si la gente tuviera unos elementalísimos conceptos matemáticos no se lanzaría a jugar con tanta irresponsabilidad.
    (Efectivamente, se le cae a uno la cara de vergüenza cuando se recurre a un experto para que explique conceptos elementales, de enseñanza primaria. Así estamos).

  11. Jueves, 6 diciembre, 2007 en 8:52 pm

    Cada vez que el gobierno de turno quiere cambiar el sistema de enseñanza, ¿que es lo que más aparece en los medios, lo que más se discute? Que si religión sí o religión no, que si más catalán o menos catalán, etc. Así que las cosas que de verdad importan quedan tapadas por la discusión mediática.

    Yo sí que creo que si sabes una cosa la sabes explicar. Si no, es que aún no tienes ese concepto demasiado madurado.

    El matemático de la lotería es una de esas noticias cíclicas que año tras año nos plantan, como el primer día de rebajas, la selectividad o la vuelta al cole.

  12. 12 frodoricius
    Viernes, 7 diciembre, 2007 en 1:47 am

    mientes querido amigo, tanto tú como todos los que mantenéis que los jóvenes no leen. Lo hacéis basándoos en una percepción que nada tiene que ver con datos objetivables. Es posible que a ti te parezca así, es posible que a todos los periodistas que “tan bien” usan la lengua os parezca que como vosotros no leéis los demás tampoco.

    Datos de los “hábitos lectores de los adolescentes españoles”:

    El 36% es lector habitual
    el 37% ocasional
    el 25% se declara no lector

    http://www.planlectura.es/documentos/lectores_adolescentes.pdf

    ¿de dónde sacas el dato “es evidente que los chicos leen ahora menos que antes”?
    ¿cuándo es antes? ¿dónde están tus datos?

    Mientes querido, el problema habrá que buscarlo en otro lado.

    ¿te has molestado en leer la prueba PISA que parece darte la razón?

    ¿eres capaz de contestar a las preguntas de la prueba?

    Hazlo y después opina.

  13. Viernes, 7 diciembre, 2007 en 1:04 pm

    Estimado frodoricius. Agradezco tu comentario, aunque creo que su inicio, en el que dices que miento, es prejuicioso e inadecuado. Es posible que esté equivocado, como lo puedes estar tú, pero el que miente altera la realidad, dice algo que no es verdad con la intención de engañar y, desde luego, ese no es mi caso. Por tanto, tal vez mi percepción sea errónea, pero en modo alguno hay intención por mi parte de dar una visión deformada de la realidad.

    Entre el gremio de periodistas es cierto que hay quienes manejan bien el lenguaje y quienes lo hacen rematadamente mal. Yo no sé en qué grupo me encuentro (además soy economista), pero soy muy crítico con quienes creo que hacen un mal uso de nuestro idioma. Todos cometemos alguna incorrección, especialmente en el lenguaje hablado, pero es verdad que quienes nos dedicamos a la comunicación debemos poner un especial cuidado en ello. Por otra parte, decir que los periodistas “no leen” es, en el mejor de los casos, autoatribuirte una mentira, siempre y cuando uses para ti mismo la definición de mentira que me aplicas a mi. Es posible que te parezca así, pero nada tiene que ver con datos objetivables.

    He leído con atención el estudio sobre los “hábitos lectores de los adolescentes españoles”. En 2007, con la explosión de las nuevas tecnologías y el acceso a la banda ancha, que ha cambiado muchos hábitos, argumentar con la base de un estudio de 2001 me parece cuanto menos arriesgado. Durante varios años de mi vida, me dediqué a dirigir el departamento de marketing de Repsol que hacía estudios de mercado y un poco sé de la forma en que los cuestionarios condicionan la obtención de resultados. Tengamos en cuenta que se trata de un cuestionario y respuestas predeterminadas sin preguntas de control, con lo cual, en un tema en el que hay un alto componente de dar respuestas “socialmente aceptables” es ya un notable error de partida.

    En cualquier caso, si estamos contentos un 37% sean lectores habituales, aplaudamos. Pero hay un 26% que no lee nunca y 19% que lo hace alguna vez al trimestre y otro 19% que lo hace alguna vez al mes. A lo mejor no es evidente que los chicos leen menos que antes, puede incluso que sea una impresión equivocada, pero sigo manteniéndome en esa equivocación, por cuanto creo que, si dejamos a un lado la lectura obligada por los estudios, me parece que el peso de la lectura en el ocio ha disminuido. No tengo cifras para comparar, y, en cualquier caso, deberíamos tener en cuenta que antes el ciclo obligatorio de la educación acababa antes.

    Por otra parte, hay ciertas incongruencias en el estudio sobre las que nada se analiza y sobre las que merecería la pena indagar un poco más. Por ejemplo: cuando se les pregunta qué les gusta hacer en su tiempo libre, leer esta en penúltimo lugar (por delante de no hacer nada). Si embargo, un 52% dice que lee por gusto. Más datos incongruentes: dice el estudio que un un 65% lee más de una hora a la semana, cuando sólo un 37% lee con frecuencia semanal. Curioso. Hay un 38% que siempre termina los libros que leen, y otro tantos que lo hacen “bastantes veces” (concepto por otra parte muy preciso para introducir en una encuesta), lo que da un índice de abandono significativo. Dejan de leer porque les aburre en un 55% de los casos (no se dice si el libro o la lectura en sí misma -comentario irónico-)y un 28% porque no entiende lo que lee. Curioso resulta también que digan que la mayor parte de los libros que leen sean propios y la escasa dotación de las bibliotecas personales y familiares. ¿Será que releen?

    Así que puede que mi percepción sobre la lectura de los jóvenes esté equivocada, y que lean mucho más de lo que yo creo, pero el informe que me recomiendas para objetivar datos me parece un tanto endeble.

    En relación con el Informe PISA, evidentemente sé que el objetivo principal del estudio del 2006 era estudio la competencia en ciencias y, aunque sólo el 15% de las preguntas estaban orientadas hacia la comprensión lectora, disponían de una base de comparación con el estudio efectuado en años anteriores. Por eso afirman, no sé si mintiendo, que se ha dado un importante retroceso en la comprensión lectora.

    Y eso es, para mi lo relevante de la discusión, lo dramático que resulta que haya mucha gente (tal vez debería sustituirlo por bastante, aunque esto no es un estudio científico) que termine el ciclo educativo obligatorio sin ser capaz de entender la lectura de una frase mínimamente elaborada. Por eso decía en mi anterior escrito que tal vez es precisamente su limitación para la compresión lectora la que les aleja todavía más de una lectura que se les hace especialmente penosa. Algo estamos haciendo mal y las víctimas van a tener difícil recuperarse de eso.

    Y es que la crítica era hacia los adultos y no hacia unos chavales a los que estamos convirtiendo en víctimas del desaguisado político en torno a la educación

  14. 14 natalialedesma
    Viernes, 7 diciembre, 2007 en 3:23 pm

    Hola! Te digo que aquí en Argentina a pasado lo mismo, no solo en primario sino en secundario y en universidad. Los chicos no pueden entender con claridad un texto de la escuela, pero si entienden muy rápido las cosas vinculadas a tecnología, al sexo y a las drogas. Creo que es una cuestión de interés y de comodidad de todo el sistema. No puedes proyectar tu vida en base a las chances de ganarte la lotería, salir en un reality o en la ayuda gubernamental. Pero aquí si pasa. Hay una pérdida de objetivos muy fuerte atravesando todos los estratos sociales.

    Saludos desde Córdoba!

  15. Lunes, 10 diciembre, 2007 en 11:02 am

    Yo trabajo en una academia de las de barrio, donde vienen los chavales de todas las edades dar repaso de las asignaturas que les van mal en el cole/instituto. El mayor problema de todos ellos es que no saben leer. Te pueden leer un texto, párrafo o problema en voz alta sin problemas, bueno, sin demasiados problemas. Pero después son incapaces de decirte que narices ha leído. Esto es mas evidente con los problemas de matemáticas. El alumno te llama porque no entiende el problema, se lo lees en voz alta y ya lo entiende.

    A mi de pequeño no me gustaba leer libros, así que mis padres me compraban cómics, al final acabe siendo un poco ratón de biblioteca y devoro una cantidad increíble de libros al cabo del año. En el instituto y en el cole quieren hacer habito de leer, pero con cada tocho de libro infumable que no veas. Si el fin es aprender a leer ¿Por qué en el cole no se dejan de ponerte libros que a los chavales no les interesa y te dan cómics o algo por el estilo? Una vez acostumbrados a leer ya les puedes poner libros “serios”. Aunque como se comenta en comentarios anteriores, la culpa en realidad no es del cole, o no solo del cole. Los padres son los que deben de motivar ciertos hábitos como la lectura, el deporte y las aficiones sanas, que las malas costumbres ya las aprenden por ellos mismos. Es muy cómodo “aparcar” a los niños delante de la tele, pero les hacemos un flaco favor.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Sígueme en Twitter

Páginas

diciembre 2007
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Suscripción

Suscripción por email

Comentarios recientes

Juliana en Odio el calor
lola en LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…
Goomer35 en LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…
Úrsux en Luis escritor
wallace97 en Y si…

Visitas desde el inicio

  • 545,792 Gracias a todos

a

Estadísticas

website stats

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter


A %d blogueros les gusta esto: