29
Dic
07

Trabajando para el futuro

montaje-3.jpg

He regresado, con un dolor de espalda menos y un kilo y medio más. La producción olivarera de este año, tal y como esperaba, ha sido escasa. Entre 400 y 500 kilos recogidos en una jornada corta de trabajo. Fernando y Pedro, cuando llegamos, ya habían vareado y armados con una de esas máquinas sopladoras que se utilizan para las hojas, habían conseguido amontonar fácilmente gran parte de las olivas.

A partir de ahí, la tarea de la recogida, la separación de hojas, piedras y demás compañeros de viaje se hizo mucho más sencilla. Así que entre la ayuda de la sopladora, la escasa producción y la colaboración de mi sobrina nieta, quien, sentada en el suelo, por lo menos llenó medio cubito, todo resultó la mar de sencillo.

Para los que andaban preocupados por mi espalda (gracias Belén por tus consejos) debo decirles que no sé si por el efecto balsámico de un antiinflamatorio o porque la muy cobarde tiene miedo al dolor y prefirió arreglarse antes que sufrir los pinchazos, el hecho es que, aunque llegué con molestias, fueron desapareciendo poco a poco. Aparecieron otras en lugares distintos, pero en esta ocasión la casua estaba clara: mi oxidación corporal. Hoy tengo un resto de incomodidad en el lugar que tanto me molestaba y algunas tensiones nuevas pero no importantes. De tal forma que, por rarro que parezca, recoger aceitunas me curó la espalda. Propongo que se acuñe mi experiencia como reclamo turístico para las zonas olivareras: aceitunas contra el dolor dorsal.

A eso de la tres y pico habíamos acabado con la recolección y llegó el momento de la comida. Un fueguito para asar unas chuletas y un imponente despliegue de chacina de la matanza de Fernando y Pedro. Tanto tiempo de abstinencia con el control del colesterol se fue al carajo bajo el sol templado de invierno, con el airecito puro envolviéndolo todo. El resultado ya os lo he comentado: un kilo y medio extra, que tardó un día en subir y tardaré varios días en bajar. Parte dl aumento de peso se debió a una tendencia patalógica a untar un pan casero que trajo en, como no podía ser de otra forma, aceite de oliva. Así que ayer trabajé para los kilos del futuro, cuando la almazara nos entregue convertidos en aceite nuestra cosecha de aceituna.


15 Responses to “Trabajando para el futuro”


  1. 1 enhiro
    Domingo, 30 diciembre, 2007 en 1:08 am

    Veo que compartimos tendencias patológicas.

  2. Domingo, 30 diciembre, 2007 en 3:17 am

    Hola Capi, coincidimos en el Eventoblog y cruzamos miradas jeje

    Veo por tu blog que eres un tipo inquieto al que le gusta lo nuevo.

    Te invito pues a escuchar mi música, rarita sí que es, y nueva también…

    Feliz Año de la Rata

    Annitta 🙂

    http://www.myspace.com/annittamusik

  3. Domingo, 30 diciembre, 2007 en 7:41 am

    Como decimos en Mallorca: no hi ha res com un bon pa amb oli!! (no hay nada como un buen pan con aceite!!)

    Esto de pan con aceite no es traducción literal, ya que aquí el pa amb oli siempre va necesariamente servido con tomate, de ramillete para restregar, y embutido de primera.

  4. Domingo, 30 diciembre, 2007 en 10:04 am

    ¡Gracias por el relato! ¡como sabrá ese aceite¡

  5. Domingo, 30 diciembre, 2007 en 1:06 pm

    Ni se te ocurra decir eso por ahí que nos quitas el pan! jajajajajjajajajajjaja

    me alegro que estés mejor, de todas formas seguramente no sería un dolor muy patológico, quiero decir, que no sería un dolor que siempre tuvieras, si no al recoger olivas se hubiera agudizado el tema…

    Pero bueno, ya sabes donde estoy aunque sea para darte consejitos 🙂

    besos!

  6. 6 luiskxd
    Domingo, 30 diciembre, 2007 en 2:21 pm

    ¿hay algo peor que la recolección de la aceituna? par mí, no. Saludos.

  7. 7 José Ramón
    Domingo, 30 diciembre, 2007 en 6:10 pm

    Decidme si hay algo mejor en este mundo(*) que una buena mañana campestre, una reunión de amigos, una comida al solecito de invierno, un pan casero con aceite de oliva…
    Y encima se cura la espalda. Mano de santo.

    (*) Miles Davis comienza sus memorias diciendo que lo que más le gusta en el mundo es tocar la trompeta, y en seguida aclara que se entiende que es lo que más le gusta… con los pantalones puestos. En esa misma línea afirmo yo lo de más arriba: “Decidme si hay algo mejor en este mundo… con los pantalones puestos”.

  8. Domingo, 30 diciembre, 2007 en 8:51 pm

    hola a todos!!!!! la verdad esque este año tambien porla zona de Alcoy y el comtat” tambien ha sido escaso en aceitunas . creo q no les sento nada bien las riadas de octubre. Pero si es verdd que a mi en particular me gustaeso de estar con la familia recogiendo las aceitunas y luego la torraeta” y6 el pan con aceite por supuesto. Me alegro mucho Capi de que se arreglara tu espalda y lo del kilito en enero lo eliminaras jajajaja. besos

  9. 9 Andrés-Segundo
    Domingo, 30 diciembre, 2007 en 9:04 pm

    no si al final resultara cierto que el trabajo es salud, pero por si acaso cuanto menos curro mejor, no sea que haya sido casualidad

  10. 11 juan
    Lunes, 31 diciembre, 2007 en 9:29 pm

    Capi que dura es la vida del campo,pero que bien sabe ese aceite untado en una buena llesca de pan sabe que alimenta.Eso es vida:
    feliz año 2008

  11. Lunes, 7 enero, 2008 en 11:24 pm

    Mi madre tiene un campito también con olivos, como el tuyo, Capi. También yo fui un día a recoger aceituna…
    Te aseguro que fue uno de los peores días de mi vida. Prometí que no recogería aceitunas nunca más y, creo, que es una de las pocas promesas que he cumplido.
    Claro, que he de reconocer las grandes diferencias entre tu campo y el de mi madre. Viendo las fotos del tuyo se puede afirmar que fuiste a recoger los frutos de un jardín. Y eso no fue precisamente mi caso. En un pedregal inclinado treinta grados por lo menos, azotado por el frío de la cercana Sierra Nevada es donde a mi me tocó sufrir mi primera experiencia.
    Pero, oye, lo que no perdí fue la apetencia por el aceite. ¡Qué rico por la mañana! Lo echo en un plato y venga mojar sopas de mollete antequerano bien tostadito.¡Uhnnn!
    Confío que no se pierdan los valientes como tú que nos sigan recogiendo las aceitunas a los que no sabríamos vivir sin aceite.
    Un saludo.

  12. 13 Sita K
    Martes, 8 enero, 2008 en 10:37 am

    Me he sentido muy identificada con este blog, vivo en un impresionante jardín-olivar de 2 hectáreas a ¡ 25Km de Madrid ! y me encanta cuando Miguel Ángel y sus chicos vienen a varear los olivos. Las pijas de mis amigas, sí, sí vosotras Ana y Almu, no entendieron que me fuera a vivir al campo pudiendo disponer de una casa en pleno Madrid, ahora, bien que disfrutais todos los años de esas olivitas aliñadas y ese aceitito de cosecha propia…
    Ahora tengo mi finca a la venta porque me he trasladado de provincia y tengo una pena en el alma…

  13. 14 Sita K
    Martes, 8 enero, 2008 en 10:38 am

    Ah, y a Ana y Almu: y de los pimientitos, tomates, berenjenas y demás productitos frescos de mi huerta…
    Lo siento, pero tenía que decírselo.

  14. 15 Sita K
    Martes, 8 enero, 2008 en 8:20 pm

    Qué pasada, acabo de ver la foto que tienes en El día de la Batalla y parece una de mi finca, mis olivos un poco más gordos pero clavaíta clavaíta.
    besos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Sígueme en Twitter

Páginas

diciembre 2007
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Suscripción

Suscripción por email

Comentarios recientes

Juliana en Odio el calor
Future en Mamma mía
lola en LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…
Goomer35 en LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…
Fabian en Odio el calor

Visitas desde el inicio

  • 547,533 Gracias a todos

a

Estadísticas

website stats

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter


A %d blogueros les gusta esto: