16
Ene
08

Se rompe la Esperanza de Gallardón

82b0bd626867f94c90397ff50b6a3fd3_extras_albumes_0.jpg

En esta vida conviene que uno tenga claros cuáles deben ser sus criterios de decisión y en qué marco toma sus determinaciones. Yo no sé la historia verdadera de lo que ha pasado con Alberto Ruiz Gallardón, si son ciertas las presiones de Esperanza o no, si Gallardón era una amenaza o no para Rajoy, pero, al margen de la historia oculta de todo este culebrón político, lo que me interesa es si Rajoy tiene no claros sus criterios de decisión.

Digo esto porque desde la lejanía del observador desapasionado de la política, tengo la impresión de que el nueve de mayo Rajoy sólo debe contemplar una hipótesis: o gano o adiós. No creo que nadie piense que podría seguir al frente del Partido Popular con una segunda derrota ante Zapatero en la mochila. Ese sería, bajo mi punto de vista, el marco en el que Rajoy debe sopesar todas sus decisiones. Un Rajoy perdedor es un Rajoy amortizado. Un Rajoy ganador es una fuente de poder interna balsámica para cualquiera. Los liderazgos, hoy en día, sólo los bautiza el poder, mientras tanto se es líder del limbo y si no que se lo pregunten a Almunia, a Borrell o al mismísimo Bono. El control del partido sirve en épocas de transición y, si no se corona la cima de ganar unas elecciones, el propio partido te acaba devorando.

Bajo esta premisa es bajo la que creo que hay que analizar la decisión de Rajoy. Si aparta a Gallardón para no enfrentarse a un sector del partido, Rajoy se ha equivocado de batalla. No nos cabe duda de que la maniobra de Gallardón, bajo la piel de cordero de ayudar a Mariano a Ganar las elecciones, escondía a un  lobo con tribuna en las Cortes si el PP perdía. Y no nos cabe tampoco ninguna duda de que Esperanza Aguirre aspira también a alimentarse de la derrota si esta se produce. Pero esa guerra no es la de Rajoy y, sobre todo, no es la de Rajoy ahora. Porque si pierde, qué más le dan sus futuros enfrentamientos y, si gana, el poder crea tantos afectos que tendría bálsamo suficiente para curarse de cualquier urticaria que le hubiera salido en el proceso electoral. Porque Rajoy, que no se engañe, sólo puede jugar a la carta de su victoria.

Con esa manera de mirar las cosas, ¿acierta o se equivoca Rajoy? Antes de responder a la pregunta, a mi me da la impresión de que los dos protagonistas de la marejada de fondo han seguido evoluciones políticas inversas: parece que Esperanza Aguirre ha transitado desde unas posiciones liberales a unas más conservadoras, en tanto que Gallardón ha recorrido el camino inverso. En ese sentido, contentar a Aguirre supone hacerlo con un sector más conservador dentro del partido, que por otra parte parece asimismo el más fuerte en este momento. Contentar a Gallardón sería, de puertas hacia adentro, justo lo contrario y muy probablemente le generaría a Rajoy incómodas enemistades hasta las elecciones, que de incómodas pasarían a letales si perdiera o a un “pelillos a la mar” si ganara.
De puertas hacia fuera, el análisis debe establecerse en la capacidad o no de Gallardón para conseguir votos para Rajoy. Se supone que el alcalde de Madrid puede servir de banderín de enganche para un electorado de centro que sólo daría su voto a un PP que perciban como menos derecha y más centro. Un sector de la población que vota alternativamente PP o PSOE o que, desde hace algún tiempo, simplemente se abstiene ante el triste panorama que ofrecen los dos partidos mayoritarios. La alternativa la parte de esos votantes que no vayan a votar socialista es no dar su voto a PP y desmovilizarse. En ese sentido, parece que Rajoy renuncia deliberadamente a ese grupo de gente. La cuestión es si incluir a Gallardón puede o no producir una desmovilización equivalente en el electorado más conservador. La pregunta relevante, por tanto, es ¿prefiere el electorado más conservador que gobierne el PSOE para castigar la afrenta de incluir a Gallardón en las listas de Rajoy? A mi me parece difícil, pero vete tú a saber.

Yo, si hubiera sido Rajoy, hubiera contado con Gallardón. ¿Que amenazaba Aguirre con dimitir? No me lo creo más allá del farol, porque con esa decisión Esperanza hubiera quedado  en evidencia. Que Gallardón se vaya (que ya veremos si lo hace) se entiende, es una derrota personal, pero Aguirre se hubiera descubierto demasiado con esa maniobra, que podía ser suicida si Rajoy ganara las elecciones. Me parece demasiado lista para eso. Y hubiera contado con Gallardón porque si pierdo, qué más da y, si gano, siempre lo puedo desactivar políticamente. Ya que tanta ilusión tenía por ser diputado, pues qué mejor que sea Presidente de las Cortes, el futuro que Zapatero tiene pensado para su gallardón Pepe Bono.

Pero quien también tiene que tener claros sus criterios de decisión es Gallardón. Espero que entienda que en las municipales fue elegido por los madrileños para gobernar Madrid, no para ir a las listas de las generales, sino simple y llanamente para gobernar Madrid. Esa es su obligación y sólo sería lícito que se planteara irse por algo relacionado con el gobierno de Madrid, no con sus aspiraciones a vete a saber qué. Si el partido le retirara su confianza para ese desempeño, se entendería que se fuera, pero hasta donde sabemos lo único que han hecho es no incluirle en unas listas, como, por otra parte, es norma general en el PP con sus alcaldes. Si se fuera en unas circunstancias como las actuales, también Gallardón se pondría en evidencia y creo que perdería una gran capital político. Hasta ahora, sólo se ha roto la Esperanza de Gallardón.


38 Responses to “Se rompe la Esperanza de Gallardón”


  1. Miércoles, 16 enero, 2008 en 9:53 pm

    Me identifico como uno de esos “votantes de centro” que votaría a un PP “escorado a Gallardón” y que no vota a un PP “escorado a Zaplana, Acebes y cía”. En las últimas elecciones, llegué a votar PSOE. En éstas, no lo haré, y visto lo visto, tampoco votaré PP. Desmovilización. La abstención, cercana al 50%. Pero eso no parece que le importe a nadie…

    Creo difícil, por no decir imposible, que el electorado más conservador se fuera a quedar en casa si Gallardón hubiese ido en las listas. Al contrario, sí va a haber muchos como yo que dejen de votar PP por el sentido estratégico de esta decisión. Mala decisión de Rajoy.

    Creo que a Gallardón ahora mismo le da totalmente igual dilapidar ese “capital político” (muy importante acumulado a través de sucesivas victorias aplastantes en sus contiendas electorales) con una renuncia a la Alcaldía. No espera ya nada del PP, un partido al que como bien dice le ha dado 30 años de esfuerzo y no pocos éxitos, y del que no ha recibido más que collejas. Ya le ha quedado claro que dentro de ese partido ya ha alcanzado su techo, y que ahora lo que le queda es desaparecer. Poco importa si es de repente o si hace el paripé hasta final de su mandato. Personalmente creo que no se merecía el desprecio con el que lo han tratado, y que quedarse haciendo el paripé es ser apaleado además de cornudo. Si hubiera sido yo, hubiese dimitido hoy mismo.

    Quizás pudiera usar parte de ese capital trabajando en una nueva opción política. Seguro que tendría muchos apoyos, que valorarían (valoraríamos) más como algo positivo que como algo negativo el hecho de que se aleje del PP cuanto antes.

    Yo voté Gallardón (no PP) como alcalde de Madrid. Y le volveré a votar para cualquier cosa que se presente (dice mi mujer que le tengo devoción… pues sí, qué le vamos a hacer)

  2. 2 Pau
    Miércoles, 16 enero, 2008 en 9:54 pm

    Fantástico análisis, lo suscribo al 100% 🙂

  3. Miércoles, 16 enero, 2008 en 10:07 pm

    Personalmente, un servidor no es votante del PP. Lo que si comprendo, y como yo creo que lo hacemos todos, es que Gallardón en las listas de Rajoy es una baza muy buena que, si la hubiese sabido jugar, las posibilidades de llegar el primero a Moncloa se hubiesen multiplicado por dos.
    En cuanto a si lo de Esperanza Aguirre ha sido o no un farol, yo creo que lo ha sido (y de los grandes) porque, no nos engañemos, a Aguirre le gusta mandar “más que a un tonto un lápiz” (con perdón de la expresión).
    Hubiese sido claramente positiva la inclusión de Ruiz Gallardón en esas listas por Madrid, pero como comentas en este post (me vuelvo a permitir la licencia de tutearte) solo Rajoy sabe el auténtico motivo de cerrar la puerta con candado.

  4. Miércoles, 16 enero, 2008 en 10:48 pm

    hola a todos!!!! pues yo me declar votadora del pp y no me ha gustado nada lo de Gallardon por la sencilla rezon de que es 1 politico que me gusta bastante…… creo que la cupula de Rajoy se arrepentira èro eso ya lo vera. besos

  5. 5 Julián
    Miércoles, 16 enero, 2008 en 11:21 pm

    Me gusta tu blog. Me gusta la equidistancia razonada que mantienes y el estilo informal x) con la que cuentas tus reflexiones. La gente que sale por la tele nos tiene acostumbrados a su ideología preocinada, grata sorpesa Capi.

    J.

  6. 6 Sonia
    Miércoles, 16 enero, 2008 en 11:36 pm

    ¡Hola Javier! Como siempre, felicidades por tu artículo. Realmente posees el don de la palabra.
    Como catalana, me cuesta un poco introducirme de verdad en la política madrileña, sobre todo por desconocimiento, y porque me queda algo lejana. Jamás he votado ni votaré al PP y menos después del anticatalanismo que han demostrado, profesan y por haber incitado de forma activa a boicotear a Cataluña, sin embargo, he de confesar que el señor Gallardón me parecía liberal y algo más moderado que sus compañeros de partido. No me caía mal. No sé, me da la sensación de que la democracia en esa agrupación política es algo más difuminada, por decirlo elegantemente. Por desgracia, las aspiraciones al poder en este mundo de demagogos no deja ni dejará de sorprendernos. Cuando desde Alemania escucho a los políticos de cualquier lugar, las palabras me suenan cada vez más huecas, sean del bando que sean. ¡Por cierto! ¿A ti no te gustaría dedicarte a la política? Te prometo que te votaria en seguida…

  7. 7 Jorge
    Miércoles, 16 enero, 2008 en 11:40 pm

    Hola, yo no soy votante del PP, porque no tengo edad para votar, pero si no le votaría. Me gusta Gallardón, pero el lider del PP (me incluyo) es Rajoy. Sin embargo creo que Gallardón no se ha portado bien con el partido en este asunto. Debería haberse postulado como “diputado”, si quiere, pero en el interior del partido, de puertas para adentro.
    Estas maniobras de Gallardón me han recordado a Sarkozy, con dos diferencias:
    1º: Sarkozy se empezo a postular cuando su “jefe” ya era Presidente.
    2º: A él le salió bien.
    Espero que Gallardón encuentre una buena alternativa a la política, seguro que lo hará bien a dónde sea que vaya.
    Aunque primero está que el PP gane las elecciones, con o sin él.

  8. Miércoles, 16 enero, 2008 en 11:48 pm

    Hola, Capi:
    ¿Es que estamos locos? Pensaba que antes de las elecciones todos los esfuerzos se hacen para sumar, no para restar.
    Sí es verdad que se apaga un poco esa esperanza de tener un día a Gallardón poniendo al Partido Popular en una posición centrada, que sería la más natural.
    ¡Dios, qué cosas! Otra vez el “¡Santiago y cierra españa!”

  9. Miércoles, 16 enero, 2008 en 11:52 pm

    Aun no tengo edad para votar, pero si tuviese que hacerlo, realmente no sabría a quien dedicarle mi voto.
    ¿Por qué? Porque creo que Zapatero, tiene unas buenas intenciones, pero mas que arreglar las cosas, se las ha cargado, o no las ha hecho del todo bien. Por la otra parte, el PP, creo que es un buen partido político, pero cuando estaba Aznar (si bien, también cometió unas cagadas de echarse las manos a la cabeza) creo que las cosas iban “medianamente bien”. Ahora, con Rajoy, estos cuatro años, han sido una auténtica vergüenza, ya que si el PSOE decía blanco, el PP, negro, llegando, a veces, a contradecirse a sí mismo.

    Teniendo en cuenta que el uno pondrá a parir al otro, y entre todos hay falsedades para dar y vender… ¿A quien voto yo para las próximas elecciones?

  10. 10 José Ramón
    Jueves, 17 enero, 2008 en 12:08 am

    Buen análisis, Capi, y muy nítidamente explicado.
    Yo creo que lo que ha hecho la cúpula del PP beneficia a Gallardón. Ante el previsible descalabro electoral (descalabro superior, guarrazo), Gallardón queda limpio y puro, mientras que todos los mandamases del PP se tienen que ir.
    Yo no me pienso abstener de votar, porque es mi derecho como ciudadano y mi obligación. Sí: mi obligación. Voy a votar en blanco, pero a votar. Si te abstienes no se sabe si es un acto crítico o una irresponsabilidad (hacía muy buen día y me fui a la playa). Yo votaré. Votaré a su padre, pero votaré.
    (El eterno paralelismo entre Bono y Gallardón también llega a las turbiedades íntimas de cada uno de ellos).

  11. 11 santrys
    Jueves, 17 enero, 2008 en 1:53 am

    capi enorabuena¡¡¡ el articulo esta perfecto se ve que estas enforma y eso que tu la politica noooo… jajaja. YO pienso que españa necesita un cambio de gobierno porque este a marcado un perfil muy muy bajo.creo que muchos españoles estamos sigiendo con mas interes la politica de estos ultimos años y zp esta haciendo grandes pero muy grandes alos anteriores presidentes de esta democracia y eso creo que es evidente¡¡¡ lo de gallardon es alucinante por que nunca vi una polemica por poner una persona en las listas yo ni si quiera las miro, joderrr se vota al pp o al psoe o a lo que hos salga los hueb2 pero no la polemiquita de hayyy que no va gallardon yo no voto jajaj holaaaaa estamos aquiii nos estamos jugando el futuro de nuestros hijos el futuro de nuestra sociedad ehheehh¡¡¡ tiene cojones con perdon.bueno capi que siempre os escuhaba en rne y ahora escucho al herrera y como no a federico jajaj no nos han dejao otra¡¡¡¡

  12. Jueves, 17 enero, 2008 en 6:59 am

    Creo que no votaría jamás al Partido Pupular, con ni sin gallardón en las listas. En cualquier caso no conozco como es la Razón entre Rajoy y Gallardón aunqye considero a ésta último con una persona muy capaz y creo que es un error no incluírle en las listas.

  13. 13 Paco
    Jueves, 17 enero, 2008 en 8:09 am

    Esta decisión parece una estupenda baza para la izquierda en general. Esperamos, deseamos que Mariano siga por esta línea de tanto acierto político. De derrota en derrota hasta la derrota final.
    PD. Si Gallardón es de centro, que venga dios, y lo vea.

  14. Jueves, 17 enero, 2008 en 10:43 am

    Yo, como NO votante del PP, creo que lo que han hecho es meter la pata hasta el fondo. Para mí, Gallardón es uno de los pocos politicos del PP que realemnte es de centro y puede atraer a ese tipo de electorado. La postura conservadora de “Peranzaguirre” puede contentar mas a ese sector del PP, pero ese sector va a votarles pase lo que pase, mientras que los indecisos de “centro” están, tal como dice su nombre, indecisos y lo que pueden hacer es “botar” al PP y quedare con otro (o con ninguno).

  15. Jueves, 17 enero, 2008 en 10:49 am

    Manel Fontdevila en una viñeta de su blog expresa exactamente lo que he querido decir con un toque de humor.

    Gallardon K.O.

  16. Jueves, 17 enero, 2008 en 10:54 am

    Caramba no puedo añadir casi nada, totalmente de acuerdo con el texto. La pena es, como apuntan los otros comentarios, que esto pone en un brete a un grupo considerable votantes que ahora no saben para dónde tirar… es como un órdago también a los votantes: el PP dice, esto es lo que hay y este es nuestro posicionamiento, y sanseacabó, a quien le guste quienes somos y lo que representamos que nos vote, y los demás no nos interesan, pues hombre, en cuanto a postularse, se han postulado, y quíteme allá esas pajas. Viéndolo también desde la lejanía y la apatía que me produce la política, desde el punto de vista de acumular votos para un proyecto político sólo se me ocurre una palabra… la pondré al estilo del programa “Pasapalabra”… C_G_D_ y falta la vocal…

  17. Jueves, 17 enero, 2008 en 11:01 am

    Hola. Pues a mi me parece que esto es algo muy meditado. Siempre solemos decir que las elecciones las gana el centro y todo eso, pero después de leer un artículo en el País llamado la “Izquierda Volatil” parece que en realidad, en España, las elecciones las decide lo que haga la izquierda más crítica, esa que vota a IU o que no vota directamente (trato el tema en este post). Si esto es así, Rajoy et al saben que no van a perder excesivos votos por apartar a Gallardón (que, aún así, podría ser ministro en caso de ganar el PP las elecciones) ya que el electorado del PP es bastante fiel. Aunque, por el contrario, esta decisión también deja claro las posturas mas derechosas del PP, algo que, tal vez, haga que la izquierda volatil tienda hacia el voto útil…

  18. 18 elmonoloco
    Jueves, 17 enero, 2008 en 11:18 am

    Pierde Gallardón, pierde el PP, pierde la responsabilidad política del PP para con sus votantes, pierde la credibilidad y la autoridad de Mariano Rajoy, gana el PSOE, gana la intención de voto a Zapatero….

    Ganamos los que no queremos ver al PP Gobernando este país, perdemos los que cada día vemos cómo la política de España se va hundiendo en cuanto a responsabilidad y deber con los ciudadanos y gana en narcisismo de cada uno de los partidos.

    Cada día que pasa me alejo más y más de esta política…

    http://elmonoloco.wordpress.com

  19. Jueves, 17 enero, 2008 en 12:50 pm

    Yo no tendría ni a la Espe ni a “gallit-gallardo-gallardón” más que nada porque están primadno sus intereses personales, egos, etc. a las necesidades de los ciudadanos que les ha sentado en Presidencia y Ayuntamiento. El decir… ponme en las listas y dejo mi puesto de trabajo sin pensarlo.. no me gusta nada.

  20. 20 Alvaro
    Jueves, 17 enero, 2008 en 2:22 pm

    Lo de no votar al PP porque no va Gallardón en las listas me parece una soberana estupidez porque, que yo sepa, el Presidente del Gobierno en caso de victoria sería Rajoy, ¿no? También está Guerra en el PSOE oponiéndose al Estatut y el día de lo votación pasó por el aro. Eso de “si va éste les voto, si no, no” es ridículo. La gente no vota un nombre, vota unas ideas, unas propuestas de un partido. Parece mentira que la gente aún no se haya dado cuenta de que en España la disciplina de partido existe y es irrompible. Todos a una. Me da muchísima envidia ver cómo en otros países, como en Inglaterra, al Primer Ministro le echan abajo las leyes sus propios parlamentarios. ¿Acaso creéis que Gallardón impediría a Rajoy hacer lo que quisiera? Me gustaría creer que no sois tan ingenuos.

    Y los que dicen que Esperanza Aguirre es más conservadora que Gallardón, no tienen ni idea. Esperanza Aguirre es, probablemente, la política más “liberal” (en el sentido clásico del término, el del liberalismo) del PP. Tampoco es que sea para echar cohetes (lo siento, soy profundamente liberal o libertario), pero al menos no está por aumentar el gasto público ni por poener más restricciones al libre comercio. Como muestra, la libertad de horarios en la zona de Sol. Eso sí, cuando oigo que le llaman “la Esperanza Liberal”, me da la risa.

    Como bien dijo Hayek en su libro “Camino de Servidumbre”: dedicado a los socialistas de todos los partidos.

  21. Jueves, 17 enero, 2008 en 6:08 pm

    La deriva hacia la extrema derecha y hacia las tesis mas clericales del Pp en estos ultimos años, se ha confirmado esta semana al torcer Rajoy su brazo hacia el sector mas ultraconservador del PP liderado por Esperanza Aguirre.
    Si Gallardón fuese en la lista, el voto conservador del PP no se iba a perder, ese está mas que garantizado. incluso a pesar de la guerra y de las mentiras, han mantenido fiel su base de votantes de extrema derecha, asiq ue al incluirle pordian verse arrastrados los indecisos de centro, la derecha moderada descontenta con Rajoy e incluso alguien de centro izquierda descontento con Zapatero.
    Otros llaman a la desmovilizacion ante las urnas. para que ? para provocar un vacio de poder y darle motivos al ejercito para que tomen posiciones ?’
    que va, que va, eso ya lo hemos vivido antes.
    Yo no voto PP, pero asi como que me asquea que la actual directiva del PP, la de las mentiras y manipulaciones, la extrema derecha encubierta y adoctrinada por las tesis mas rancias de la una iglesia a la que odio, obtenga el poder, no vería con tan malos ojos que gobernase el PP siendo Gallardon presidente.
    en conclusión, creo que Mariano: la has cagao.

  22. Jueves, 17 enero, 2008 en 7:21 pm

    Pues yo creo que aquí el que gana es Aznar (aparte de que estoy firmemente convencido que tiene una parte muy importante de responsabilidad en esta decisión). Analicemos las consecuencias de la jugada: El PP queda en manos de la “facción dura”, como a él le gusta. Todos nombrados por su dedito en el pasado y grandes amigotes: Rajoy, Zipi y Zape y la Espe. Se elimina de la “carrera sucesoria” a Gallardón, personaje que nunca le ha gustado. Con la misma, se mete con calzador ahí arriba al gran coleguita Pizarro. Y para más guinda al pastel… si Gallardón cumpliese su promesa de abandonar la política… su amada esposa de alcaldesa de Madrid. Un gol olímpico.

  23. 23 bfteam1
    Jueves, 17 enero, 2008 en 7:30 pm

    A pesar de que no tengo la edad mínima para votar, en caso de tener tal opción la desestimaria, pues aborrezco la política escéptica que disponemos, en la que los cambios son inauditos y la implicación por parte de los responsables de los partidos es nula. La única respuesta moderada factible ante esta situación política es la abstinencia general al voto, de manera que quede desmostrado el rechazo que merecen.

    Tengan ustedes unos buenos días,

    /Destroyer/

  24. 24 Macu
    Jueves, 17 enero, 2008 en 7:35 pm

    Supongo que Rajoy tendrá sus razones para crear esas listas. El fichaje de Pizarro tiene bastante peso en mi opinión, y más viendo el rumbo de la economía. No se si habeis oido en las noticias el tirón de orejas que nos ha dado Bruselas en cuestión de empleo y productividad y ese pienso que es uno de los ob jetivos de la campaña del PP.
    Mi voto no lo va a decidir la presencia o no de Gallardón, no pienso que una persona sea tan importante cuando las listas están cerradas y votas PSOE o PP. Si las listas fueran abiertas comprendería más este revuelo.

  25. Viernes, 18 enero, 2008 en 10:28 am

    Queria contestar a Alvaro que tiene razón en que se votan unos ideales. Votamos a quien creemos que lo va a hacer mejor (o menos mal) y eso tenemos muchas veces que adivinarlo. Creo que Mariano lo que ha hecho es una declaración de intenciones en toda regla. No se ha quitado a una persona de encima, ha demostrado a los demás el tipo de política que va a seguir y eso va a hacer pensar a muchos electores. No los va a perder porque sigan a Gallardón esos electores, si no por lo que les ha dejado ver con su gesto. Igual me equivoco, pero es lo que creo.

  26. 26 kuronekotic
    Viernes, 18 enero, 2008 en 3:03 pm

    Estoy al 100% de acuerdo con el articulo, realmente la actualidad de los políticos a mi punto de vista se podría reflejar como manada de lobos hambrientos intentando devorarse entre si, pero solo es un reflejo de la decadencia de el sistema político actual, que comienza con la división normalmente bipartidista que existe en la mayoría de los paises, al final los partidos de izquierda tienen las mismas políticas que los de derechas, y viceversa, estoy de acuerdo en que se votan unos ideales, pero estos ideales a mi punto de vista ya no existen o no están reflejados en la política de los propios partidos, hoy en día solo es el “si tu dices si, yo digo no”, así que se podria decir que la política es inexistente.

    Debido a esto yo pienso que tanto Rajoy y Zapatero son los cabezas de turcos elegidos por sus propios partidos, no gozan en si de ningún poder, y poseen una falta de carisma importante, en fin esto ocurre en todo el mundo hoy en día, donde están los grandes dirigentes de antaño, carismáticos y con decisión?!, como lo fuesen Winston Churchill, Vladimir Lenin,…entre algunos otros, incluido alguno innombrables por causar una guerra mundial…pero que aun así tenían las maneras para dirigir la política de su época.

  27. 27 wallace97
    Viernes, 18 enero, 2008 en 6:46 pm

    Hola de nuevo kuronekotic (por si lees este post antes que el de la basura electrónica, vengo de allí), absolutamente de acuerdo en el asunto del bipartidismo, ahora se vota a uno o a otro partido de forma forofa, como se es de un equipo o de otro, y además la división izquierda-derecha hoy día suena hasta ridícula, la economía es de derechas, y cada vez más, y los partidos supuestamente de izquierdas están cada vez más y mejor integrados en ella.
    También de acuerdo con lo de las cabezas de turco. Hace tiempo que la política importó del mundo empresarial este sistema de poner a un “tonto” al frente teórico, y si las cosas van bien, a chupar del beneficio, y si van mal, se le da la patada, se le sustituye por otro con nuevas instrucciones, y además se queda bien. Lo malo de esto es cuando el tonto se cree que ha aprendido y se pone a mandar.
    No es el caso de Gallardón, que ha sido él quien ha ido eligiendo los escalones, pero claro, es que es hijo de un político, y además tiene mentalidad 100% empresarial.
    Si tienes tiempo y ganas, entra en este post de hace algún tiempo, donde hacemos varios comentarios sobre el sistema en una especie de diálogo con Esther y con el candil de la sierra:
    https://elblogdelcapi.wordpress.com/2007/10/24/como-pedro-por-su-casa/
    Saludos de nuevo.

  28. Viernes, 18 enero, 2008 en 9:40 pm

    A Gallardón lo devoraron los PPájaros, esos seres que provienen de los antiguos dinosaurios y evolucionaron como tales PPájaros…

    Aquí lo explicamos:

    PD: al margen de esto es una pena lo de Gallardón. Creo que nos merecemos otra derecha, para todos: para los propios de derecha pero también para los de la izquierda. Personalmente espero que el PP pierda las elecciones y haga una profunda reflexión para convertirse en un partido ajustado a la sociedad actual. A ver si hay suerte.

    Y saludos para todos/as.

  29. 30 Sita K
    Domingo, 20 enero, 2008 en 11:52 am

    Siento diferir de todo el mundo, pero creo que la de Rajoy ha sido una sabia decisión, el problema es que Gallardón no ha estado a la altura de esa decisión. Tal vez no todo se limite a la lucha dentro del partido entre conservadurismo y progresismo, tal vez se refiera más a no perder la plaza de Madrid. Si Rajoy ganase las elecciones y Gallardón dejase de ser Alcalde de Madrid, sería regalársela a los socialistas en las próximas elecciones (siempre y cuando moviesen ficha de forma inteligente), ya que Madrid vota a Gallardón, no al PP como ha quedado demostrado. Y el PP, con la Alcaldía y la Comunidad tiene un gran triunfo. El problema es que Gallardón es demasiado ambicioso y no sabe ver más allá de sus propias metas, y que el PP, por enésima vez, no ha sabido gestionar sus crisis a nivel de comunicación.
    Creo que si Gallardón no fuese un niño enrabietado habría estado al lado de su presidente, haciendo campaña y atrayendo a esos votantes indecisos, ejerciendo de alcalde de Madrid y buscando un sucesor digno, para, llegado el momento, y si Rajoy gana, dejar la Alcaldía de Madrid bien cubierta y asegurada para futuros comicios y ya él dedicarse a ser lo que quiera ser.

    A todos los que hubierais votado al PP si Gallardón fuese en las listas, si me permitís, me gustaría plantearos una pregunta, imaginaos que Gallardón deja la alcaldía para ejercer sus nuevas responsabilidades, ¿quién se hubiera hecho cargo de ella? ¿Ana Botella? ¿Qué votaríais las siguientes elecciones municipales, ya sin Gallardón?

    Besos

  30. 31 Sita K
    Domingo, 20 enero, 2008 en 11:55 am

    Por cierto, Javier, no vayas a votar el nueve de mayo ¡que llegas dos meses tarde! 😉 (Perdona, no quería corregirte, es que me ha hecho gracia)
    Besos

  31. 32 wallace97
    Domingo, 20 enero, 2008 en 7:17 pm

    Sita K, me parece una buenísima reflexión. Coincida o no con la realidad, que lo ignoro y me importa un bledo. Desde que la política es mediática y las elecciones se ganan o se pierden por cuota de pantalla y golpes de efecto de última hora, es imposible saber la verdad con certeza, pero lo que sí queda en evidencia es que hacen política ellos, por ellos y para ellos. Nada más. Los ciudadanos no existimos más que como papeleta cautiva en la urna. La pena es que no se nutran sólo de sus votos.

  32. 33 lola
    Lunes, 21 enero, 2008 en 8:23 am

    Wallace97 estoy de acuerdo contigo, también en lo que se refiere al bledo. Además con nuestra papeleta recién salida de las urnas hacen negocios, tiene precio y cualquiera puede comprarla.

  33. 34 Sita K
    Lunes, 21 enero, 2008 en 9:56 am

    Gracias, Wallace. Estoy absolutamente de acuerdo contigo en el resto de tu reflexión. Además en política ocurre lo mismo a cualquier nivel: por muy pequeño que sea el pueblo, en las elecciones las promesas y la cercanía es absoluta, les das tu voto a uno de ellos y luego intenta hablar con un concejalillo para algún problema…se han transformado en dioses inaccesibles. Claro, hasta los siguientes comicios…

  34. 35 wallace97
    Lunes, 21 enero, 2008 en 5:25 pm

    Claro que sí, Lola, nada más terminar el recuento, se juntan a la salida del cole y empiezan a cambiar cromos, este nole, este sile, te doy dos por ese, no que este vale lo menos cuatro, pues entonces te quito el otro… Y al final, cualquier parecido del panorama representado con el real es pura coincidencia. Y dominan el cotarro dos o tres minorías. Y mira que me gustan las minorías, pero no para mandar sobre las mayorías. Lo malo es que llevamos demasiados años con este panorama, y ya hay generaciones enteras que perciben las cosas tan distorsionadas como se las presentan.
    Hablando de políticos, por favor, dile al Sarko y a la como se llame, que no me acuerdo ahora, que ya les vale, a ver si trabajan un poquito, que para algo les pagan, y que si no, les vas a tener que llamar al orden.

  35. 36 lola
    Lunes, 21 enero, 2008 en 9:31 pm

    Wallace97 intentaré hablar con Sarko y la Bruni, pero no creo que me escuchen. Creo que te equivocas, no les pagamos para que trabajen, sólo para que parezca que trabajan, en realidad se lo pasan fenómeno a cuenta de los votos que han salido de las urnas. ¡Ah y encima cobran una pasta!

  36. 37 wallace97
    Martes, 22 enero, 2008 en 11:20 am

    Lola, por eso lo digo, ya que se les paga para que parezca que trabajan, al menos que lo parezca. Por lo menos él. La Bruni que haga lo que quiera.
    Le escribiré para decirle que haga caso a la reina de Francia o que se atenga a las consecuencias.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Sígueme en Twitter

Páginas

enero 2008
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Suscripción

Suscripción por email

Comentarios recientes

Juliana en Odio el calor
Future en Mamma mía
lola en LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…
Goomer35 en LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…
Fabian en Odio el calor

Visitas desde el inicio

  • 546,682 Gracias a todos

a

Estadísticas

website stats

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter


A %d blogueros les gusta esto: