22
Jun
08

Mi fe en la selección

Os reproduzco el artículo que he publicado hoy en El Mundo.

“El Mundo me ha pedido un artículo en el que defendiera las posibilidades de la selección española de ganar a la italiana en los cuartos de final del europeo, convencidos de que, en cuanto me pusiera mi brazalete de Capitán, iba a ser capaz de transmitir entusiasmo a la tropa.

 

Hasta la fecha, la selección ha desplegado un juego más que digno, con algún bachecillo en el desarrollo de los partidos, pero ha mostrado el descaro de un equipo joven similar al de la también joven ministra de Igualdad, Bibiana Aído, con la diferencia de que ella mete goles en propia puerta y la selección lo ha ido haciendo en la contraria. Sin embargo, y a pesar de su juventud, a los jugadores les hemos ido transmitiendo nuestros temores ancestrales: la maldición de cuartos, el poderío italiano, nos bloqueamos en los momentos importantes, no sabemos competir… Para evitar que todos esos temores acaben atenazándoles, sugiero una táctica psicológica, consistente en recurrir a la estrategia política de moda: el uso del eufemismo como forma de enmascaramiento de la realidad.

 

Si al trasvase le llamamos movimiento de recursos hídricos en las cuencas internas, si al decrecimiento lo definimos como crecimiento negativo y al déficit superávit con signo contrario, si  darse de leches dentro de un partido político es el encuentro de distintas sensibilidades en el seno de la organización, o si a la crisis económica nos referimos como desaceleración significativa, el uso de esta estrategia en el terreno deportivo puede marcarnos también la senda del éxito.

 

Con la técnica del eufemsport, en lugar de hablar de Italia, que inspira temor, nos referiremos al equipo transalpino, lo que tal y como están los conocimientos de geografía en nuestra juventud posiblemente despiste a más de uno. Alternativamente, podríamos denominarles como los churris, versión españolizada y chikilicuatrizante de Azzurri, algo que puede dar mucha confianza a los chicos: “alucinan los churris si creen que van a poder ganarnos”. Eufemsporticamente, en lugar de referirnos a la selección italiana como cuatro veces campeona del mundo, afirmaremos que jugamos contra los catorce veces perdedores del mundial, una forma igual de exacta de interpretar la historia, pero que transmite sensaciones bien distintas. Frente a quienes afirman que el juego de Italia va creciendo a medida que avanza el campeonato, nosotros diremos que su rendimiento decrece negativamente (no olvidemos que menos por menos es más). En definitiva, quién puede temer al equipo transalpino, más conocido como los churris, catorce veces perdedores del mundial, cuyo juego está decreciendo negativamente desde que ha empezado el campeonato.

 

Por si fuera poco, siempre podremos recurrir a trucos para cargar de emotividad el partido. Así, convendría que todos los jugadores salieran al campo con una estampita del Luis Enrique sangrante del 94 (cuando Tasotti le rompió la napia), con un lema impreso: “vamos a ganar por narices”. Por otra parte, si alguien teme la protección vaticana de la que pueda disfrutar Italia, recordemos que Benedicto XVI es alemán y que reza por los germanos. Además, sólo hace falta pensar que Gatusso es una referencia en Italia para convertir a Aragonés en cura y conseguir la protección divina para el equipo.

 

Creo haber diseñado una estrategia infalible. Si aún así nos eliminan, siempre nos quedará el consuelo de culpar al PP, que ha descentrado a los muchachos al celebrar su congreso en el fin de semana de los cuartos de final. Tremenda inoportunidad.”

 

 


12 Responses to “Mi fe en la selección”


  1. Domingo, 22 junio, 2008 a las 8:28 pm

    En definitiva, que vamos a currar a los italianos, los llamemos como los llamemos, no?

    Ojala !!!

    pero la maldición de cuartos es muy fuerte.

  2. 2 Sonia
    Domingo, 22 junio, 2008 a las 8:34 pm

    Querido Javier: aunque he de admitir que el campo futbolístico no es lo mío, leer cualquiera de tus comentarios es siempre una gozada o una lección magistral para ignorantes sobre el tema como servidora. Me ha parecido genial la tragicómica comparación con Bibiana, goleando inexperta (sin embargo, concentrada, porque lo hace muy bien, eso de tirarse piedras en propio terreno) en su misma puerta. Por los ánimos irónicos que das a los jugadores españoles, creo percibir una cierta sonrisa escéptica e inteligente “a lo Capi” en lo que expones. Mas como los eufemismos están de moda, vas por buen camino al llamar a las cosas por el nombre que no les corresponde. Yo diría: que gane el mejor ‘en ese momento’, y digo ‘en ese momento’ porque quien hoy nace campeón, puede yacer como perdedor en el futuro, y aunque el ex Cardenal Ratzinger, hoy Papa, mañana “qui lo sa”, rece tanto por los italianos, quizá si nos concentramos en la “inquisición vaticana” a la que perteneció, se lo tengan en cuenta “los de allí arriba” y no le permitan que los de país del “chikilicuatre” nos vayamos con las manos vacías. Besos para ti y Daniel. Un saludo cordial a todos los demás y ¡ÁNIMO!

  3. 3 Sonia
    Domingo, 22 junio, 2008 a las 9:40 pm

    Por cierto Daniel, te he respondido en el post anterior. Besos

  4. 4 Andrés-Segundo
    Domingo, 22 junio, 2008 a las 11:01 pm

    bestial, bestial y bestial.Eres un figura tio

  5. Lunes, 23 junio, 2008 a las 1:00 am

    Buffon sintio la desaceleracion por culpa de Kasillas… pobre hombre… VIVA ESPAÑA Y LA MADRE QUE LOS PARIOA TODOS !!!! Y ME REFIERO A ESPAÑA ENTERITA! TODAS SUS COMUNIDADES, PROVINCIAS, CIUDADES , PUEBLOS , BARRIOS Y ASOCIACIONES DE VECINOS! AU! AU! AU! (Espero Javier no haberme sobrado y que me lo publiques, creo que con eso dejo claro los sentimientos de media España)

  6. 6 Sonia
    Lunes, 23 junio, 2008 a las 7:08 am

    “Sino estoy aquí, ya sabrás donde encontrarme…” – dijo una vez una pelota que acababa de ser chutada contra la propia portería; Yo creo que la influencia positiva, en este caso, de Bibiana (me encanta el nombre), la justicia de “los de allí arriba” pese a los rezos de Ratzinger y las “no pocas” ganas con las que juegan estos muchachos han preparado un buen terreno. Felicidades a cualquiera de vosotros que os deleitéis con el fútbol. Besos Javier, besos Daniel y saludos a los demás.

  7. 7 Ornitorrinco Rosa con Tutu
    Lunes, 23 junio, 2008 a las 1:35 pm

    La selección de España es una experta en decepcionar. Normalmente nos dan esperanzas jugando bien, nos las tragamos y en cuartos nos dan el batacazo. Como esta vez la mayoría de los españoles no se lo ha tragado y solo esperaba la derrota, la selección les ha decepcionado ganando. :p

  8. 8 Trini
    Lunes, 23 junio, 2008 a las 2:45 pm

    Veamos la cosa desde un punto de vista teológico: el Papa católico, rezando por la selección alemana; el muftí correspondiente, por la turca; el patriarca ecuménico, por la rusa… y el padre Bonete, reforzado por el arzobispo de Canterbury (Cesc, Torres, Reina, Xabi Alonso…), por la española. ¿Alguien tiene dudas?

  9. 9 lorena
    Lunes, 23 junio, 2008 a las 3:19 pm

    Aquí en Valencia le pondremos una velita a la virgen de los Desamparados,conocida cariñosamente como la cheperudeta,además la señora ministra de igualdad seguro que se reconforta de que sea esta,en vez del papa,ó el obispo de canterbury quien nos ayude,para algo le han encomendado tan ardua misión de instaurar la igualdad,incluso en el futbol.

  10. 11 Lalo
    Martes, 24 junio, 2008 a las 2:25 am

    Hola Javier,

    Soy Lalo, el “americano” que conociste el sábado en the suburbs of Grajera.
    Tu blog y noticiero son cojonudos. Sigue así.
    Lo de la selección española y tal es parte de nuestro complejo de inferioridad innato ante los grandes acontecimientos. Italia hasta ahora nos había ganado siempre porque eran mejores que nosotros excepto en el 94, cuando la suerte y el árbitro estuvieron de su lado. Lo del complejo de no pasar a cuartos es simplemente el reflejo de lo que ha habido entre la selección que ganó en el 64, un equipo bastante potente, y el actual, que por calidad debería ganar el domingo a Alemania con facilidad. Si nos elimina Corea del Sur, será porque no teníamos un equipo suficientemente preparado para ganar a Corea del Sur. No creo que haya que eufemizar el lenguaje para ganar a Italia. Ëramos superiores antes del encuentro y fuimos superiores durante el encuentro. Ganamos a los penalties porque se hizo justicia. A Rusia y a Alemania deberíamos ganarles sin grandes dificultades porque somos mejores que ellos y creo que Luis y tal los tiene mentalizados para sentirse superiores.

  11. 12 Felix Muñoz
    Martes, 24 junio, 2008 a las 9:31 am

    Pues funcionó la fé o San Iker o lo que fuera, el caso es que funcionó. En mi caso concreto utilicé como estrategia una camisa roja de flores que suele traerme suerte y que se está lavando para preparse para el Jueves.
    Aprovecho estas líneas para felicitarte Javier por el blog, que sigo asiduamente y que me gustó mucho tu artículo sobre los problemas urbanísticos de la Costa del Sol y que como vivo mas de la mitad del año en Marbella, veo muy de cerca. Prefiero quedarme con el sol, los restaurantes y otras cosas bonitas que hay por aquí, como las moragas de San Juan o la gente celebrando la victoria ante Italia.

    Un saludo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Sígueme en Twitter

Páginas

junio 2008
L M X J V S D
« May   Jul »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Suscripción

Suscripción por email

Comentarios recientes

Juliana on Odio el calor
lola on LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…
Goomer35 on LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…
Úrsux on Luis escritor
wallace97 on Y si…

Visitas desde el inicio

  • 544,033 Gracias a todos

a

Estadísticas

website stats

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter


A %d blogueros les gusta esto: