09
Ago
08

Los días que vuelan

Harto de calor como estaba, ahora me encuentro en fase de recarga de frío. Ayer me vine a Polentinos, un pequeño pueblo de la provincia de Palencia cercano a Cervera de Pisuerga, que me recibió con dieciocho grados (seis teníamos a las siete de la mañana). Da gusto caminar por el monte y necesitar de una chaqueta que te proteja de la sensación de frío que provoca el viento del norte, un viento que no viene solo, sino acompañado de unas nubes que se pelean con los árboles por controlar la parte alta de la montaña. Da gusto subir cuestas sin romper a sudar en los primeros metros, mientras contemplas admirado los bosques, los montes, los valles que dan alimento a las vacas que tanto abundan por aquí.

 

Un par de horas de paseo en solitario en las que sólo escuchas el silbido del viento y el roce de tus neuronas cuando pones en marcha el pensamiento. Y a la vuelta, me cruzo con el Isidro, que en compañía de sus dos perros negros, está llevando a algunas de sus vacas a la zona del puerto. Con su mono azul y su bastón, sigue añadiendo kilómetros a su contador personal y yo me pregunto cuántas veces habrá dado la vuelta al mundo por sus tierras palentinas. Siempre con sus vacas de un lado para otro, día tras día, en una vida tan distinta… sólo nos la cruzamos de vez en cuando en el pueblo y, en la lejanía, cuando me veía en El Negociador. “Ya no te veo” me dice, y es que nuestras vacas son de ciclos cortos, nacen y ya les exigen que den leche y, si no, ya se sabe: a sacrificarlas.

 

Vivimos en un mundo de distintas velocidades, donde los días no tienen las mismas horas para todo el mundo, en el que hay gente que tiene tiempo para ver el paisaje y otros a quienes nos pasa fugaz sin que tengamos tiempo para fijarnos. Por eso hay que parar de vez en cuando para que la vida no sea un constante paisaje desenfocado, para que el tiempo se repose y lo vivamos al ritmo de nuestros antepasados. Qué carencia tenemos de días largos, con cuanta frecuencia se nos pasan los días volando, con lo que escasean.

 

Y resulta que el oso anda cerca del pueblo. Esta noche se ha zampado la miel de un panal del Eusebio. El otro día por lo visto fue una cría la que divisó al oso. No le hicieron caso, pero después vieron las huellas. Reconforta, por un lado, saber que todavía hay osos por estas tierras, pero también da un poquito de respeto saber que puedes cruzarte con él. Estamos en Polentinos y vivimos a otro ritmo. Lo malo es que estos días también se pasan volando. Y el martes a grabar de nuevo.


13 Responses to “Los días que vuelan”


  1. 1 d
    Sábado, 9 agosto, 2008 a las 9:19 pm

    Oleeeee!!!! Esto se merece un comentario. El Capi en mi tierra!!!!!. Bueno, yo soy de la capital… Pásalo bien, que esa tranquilidad no se encuentra tan fácil. Es lo bueno de la Montaña Palentina: tranquila, bella y nada masificada (comparada con otras zonas, claro). Os la recomiendo a todos pero… no vayáis a ir juntos, ¿eh?.

    PD Capi, pásate por Lores y por la abadía de Lebanza.

  2. 2 ELECKTRA22
    Sábado, 9 agosto, 2008 a las 10:43 pm

    Hola Capi!, no sabes cuanto te envidio (sana por supuesto) en que estuvieras en ese paraíso, la tranquilidad que da un pueblecito, el campo, mmmm el aroma a hierba fresca, los animales pasando cerca tranquilamente,…. que gozada vivir en el campo.

    Yo tengo planes de comprar un terreno de unas 500ha, para montar una finca con 6 razas caballos para criar y alguno que otro para competir, me estoy preparando a conciencia durante 15 años para saber las enfermedades, primeros auxilios, comportamiento, morfología e incluso tengo dvd’s de monta, doma y competiciones. Así que me estoy preparando a conciencia. También quiero montar en la finca tres bungalos y una casa con 20 habitaciones para turismo rural. También quiero montar una equinoterapia para niños con síndrome de daum, parálisis cerebral, autismo o problemas físicos y también adultos, una casa con 15 habitaciones para los familiares de niños o personas con discapacidad física o síquica, ya que en un reportaje vi lo que hacían los terapeuticos con esos niños y durante todo el reportare me emocione viendo la cara de felicidad de esos niños e incluso mejoraban de su estado los que tenian paralisis celebral. Se que tardare bastante tiempo en conseguirlo pero tengo la certeza y la esperanza de que algun dia lo consiga y claro una gran inversion, pero se que el negocio que quiero montar me ayudara a consegirlo (eso si no viene el zp y solves y me jodan los planes por culpa de la economia).

    Cuando vallas otra vez a ese pueblecito y te cuentres con una huella de oso, te recomiendo (ya que lo vi en el nacional geografi) que toques la huella, si esta muy umedecida es que lo tienes cerca de ti, para evitar sustos tienes que hacer ruido con las palmas y hablar fuerte para que el oso sepa de tu presencia y eso si, si la huella esta enfrente tuya mirando hacia enfrente, el viento tiene que estar en tu contra y asi viceversa, siempre en tu contra, por lo contrario el oso no sabria de tu presencia y se podria asustar si te encontrara por sorpresa y no corras si el animal no se siente amenazado por que sino iria a por ti, tienes que ir despacio hacia atras con el minido ruido posible en voz baja y mirando al animal, nunca le mires a los ojos por que para ellos se significa desafio y te atacaria. A una cosa importante, no lleves comida, ellos lo huelen a varios kilometros de distancia y si ves a una cria cerca aunque sea una huella, yo que tu me iria pa’ casa, las hembras son mas peligrosas que los machos.

    Bueno ya nos contaras como te va con la casita de campo, que una servidora y mi madre tenemos ganas de verla y seguro que los demas blogeros tambien.

    2 BESOS CAPI Y UN SALUDO PA’ LOS DEMAS.

  3. 3 ELECKTRA22
    Sábado, 9 agosto, 2008 a las 10:45 pm

    SI APARECE ALGUNA FALTA, MIS MAS SINCERAS DISCULPAS, PERO LLEVO UN MES CON EL P… ORDENADOR PELEANDOME EN PLAN BOXEO, HABECES PIENSO QUE TIENE VIDA PROPIA.

  4. Domingo, 10 agosto, 2008 a las 12:25 am

    En Polentinos la vida se lleva con lentitud… Si la propia palabra lo dice, Po Lentinos… siento el chiste malo pero estaba puesto a huevo.

    Jeje, muy bueno el símil de El Negociador.

    Por último, creo que los osos que quedan o son de los últimos españoles o son traídos del este de Europa. Hace algún año creo que dijeron que ya no quedaban hembras españolas (de osas, digo) y entonces no podían tener más osos españoles, por lo que los trajeron.
    Esto era una simple y triste curiosidad.

  5. 5 Sonia
    Domingo, 10 agosto, 2008 a las 9:33 am

    Querido Javier: me encanta observar cómo el clima frío “polentino” impulsa a tu creatividad y le da ese toque característico (aquí me atrevería a decir hasta bucólico), con el cual siempre nos encandilas. Sí que es cierto que la vida de campo y con ella, la de sus habitantes, siguen el compás de un ritmos lejanos al de los ciudadanos que desde hace lustros danzamos con el estrés y la contaminación. Pero mientras podamos hacer escapaditas como la tuya ahora, recargamos pilas y nuestra energía nos ayuda a valorar mejor de todo cuanto prescindimos; ya sea de forma voluntaria o por la imposición de un “canon” que nos pasa factura al recordarnos lo que ya nunca más sera totalmente nuestro. Besos para ti y Daniel. Saludos a los demás.

  6. 6 aurorafiguero
    Domingo, 10 agosto, 2008 a las 4:30 pm

    Hola Capi: Creí, que te habías olvidado de tus bloggers, fieles, y veo con satisfacción, que has recuperado tu forma en Polentino, y me ha gustado tu descripción del lugar, me ha emocionado saber, que el frío, te vuaeve romántico, y sensible, pues cara al público, no das esa sensación, así, que me alegro, que hayas refrescado tus ideas, que dicho sea de paso, y aunque no lo creas, me recuerda mi niñez, cuando vivía en un chalet, y me volvía loca, revolcarme en la hierba fresca del jardín, mientras mi padre plantaba o regaba las flores, o plantaba lechugas y tomates, 111Aquellos tomates, cuya semilla, no sé donde ha ido a parar!!!, pues no he vuelto a comer tomates cómo esos, mientras yo, debajo de tres acacias, cazaba lagartijas. Aunque lo dudes Capi, a mí me gusta tanto la montaña cómo el mar, y me conozco el Pirineo aragonés casi palmo a palmo, y a los 61 años, me subí en el valle de Añisclo, a la tercera cascada; dos horas para subir, y una para bajar cuando aún se podía pasar. Luego lo qui taron para el público, porque era peligroso, ya que no podía pasar más que un coche, El otro que subía o bajaba, tenia que esperar en unos recodos que había, Lo que pasa, es que el invierno me pone triste, ver que tengo que encender la luz a las cuatro sde la tarde. Yo, desde pequeña, necesito el sol, para fijar el calcio, y la vitamina D. De todas formas, me alegro, que hayas pasado unos días buenos, hasta el Martes, que vuelvas a la horrible realidad, de Madrid y sus atascos, e Historias para no dormir,de atracos y reyertas. En fin, que tengas cuidado con el oso(Menos mal que no hay osas), y que saques el dedo, mojado para ver, de donde viene el aire, como dice nuestra inteligente Elecktra, que sabe un rato, y que vuelvo a decirla, que no se preocupe, por sus faltas, pues la gramática es muy jorobada, y tienes razón: El ordenador tiene vida propia, y hay días que no lo dominamos. Bueno Capi, a ver si de una vez, sabemos cómo es el nuevo programa. Espero que esté a tu altura. Mañana más. Besos para todos, AURORA.

  7. Lunes, 11 agosto, 2008 a las 10:01 am

    hola a todos!!!! yo la verdad que muy de campo pues no soy…pero de sol si que soy un rato, aunque este año por causas de la edad” y el miedo que me ha entrado no se porque a las quemaduras,no lo tomo como otros años… Este año no soporto la calor y me acabas de dar una envidia “muy sana” por los parajes que acabas de describir… en la zana donde yo vivo desconectar es irte a la playa ( aunque no cabe ni una aguja) dios mio!!! estan a tope….y el agua caliente que no refresca nada….antes me encantaba!!!! ME ESTARE HACIENDO MAYOR!!!!! feliz dia y besos

  8. Martes, 12 agosto, 2008 a las 3:24 am

    Javier,
    La paz del paisaje ya la tienes, las vacas y los osos también, la casa exactamente lo mismo, y los muebles, supongo que ya estarán en camino; así que ya puedes ir rascando tiempo de dónde sea para disfrutar de toda esa maravilla.

    Un saludo

  9. 9 Andrés-Segundo
    Martes, 12 agosto, 2008 a las 8:43 pm

    Fíjate tu, vacas, osos y temperaturas poco menos que glaciares en verano. Lo mejor de todo la leche que tienen que dar esas vacas, ya ni me acuerdo de la crema que producía la leche al ser hervida.

  10. Miércoles, 20 agosto, 2008 a las 5:33 pm

    HOLA CAPI¡¡¡¡ SOY SANDRA MERINO, TAMBIES SOY DE POLENTINOS BUENO MIS PADRE Y MIS TIOS QUE SUPONGO QUE CONOCERAS DE AHI, JESUS, PACO, TANO MERINO…

    DICES MUCHAS VERDADES EN TU TEXTO….EN ESAS TIERRAS SE RESPIRA PAZ Y TRANQUILIDAD….A MI ME ENCANTA PERDERME CON MI CAMARA DE FOTOS POR SUS BOSQUES Y PRADOS…IR EN BUSCA DE ANIMALES DE LA MONTAÑA Y PERDERME AUNQUE SOLO SEA UNAS HORAS EN EL BAILE DE LOS ARBOLES Y LAS HIERBAS ALTAS CON EL VIENTO DEL NORTE…

    SEGURO QUE SI VAS ESTAS FIESTAS ME ENCUENTRAS POR ALLI CON LA CAMARA PUESTA JAJAJAJA ^^ (SIEMPRE LA LLEVO, NUNCA SE SABE CUANDO VA A APARECER DELANTE DE TUS OJOS UN HERMOSO ANOCHECER….) QUE BELLOS SON LOS PAISAJES DE POLENTINOS….QUE GRAN TIERRA¡¡¡¡

    UN SALUDO MUY FUERTE ^^

    SANDRA

  11. Martes, 26 agosto, 2008 a las 7:27 pm

    Qué envidia (sana) me das, Capi. Da gusto escaparse a lugares como ese y cargar las pilas disfrutando de sus paisajes, sus gentes y sin un reloj al que consultar constantmente, sin estar obligados a ir a la carrera aquí y allá, de madrugar, de hacer lo que te dicen, cuando te lo dicen y como te dicen; sin estrés, sin la presión de no cometer fallos…

    Ganaremos más dinero en nuestras ciudades, pero perdemos calidad de vida.

  12. 12 PIEDAD DE POLENTINOS
    Jueves, 25 diciembre, 2008 a las 2:31 pm

    HOLA CAPI: SOY PIEDAD Y TENGO LA SUERTE DE VIVIR EN ESTE MARAVILLOSO PUEBLO LLAMADO POLENTINOS DEL QUE TAN BIEN HABLAS. AQUI HAY BUENA GENTE Y ACOGEMOS A LOS VISITANTES QUE SABEN APRECIAR ESTE ENTORNO. UN EJEMPLO SERIA LA VISI CON LA QUE TAN BUENAS CONVERSACIONES TENGO Y CON LA QUE TAN BIEN ME LLEVO.

    UN SALUDO Y AQUI TE ESPERAMOS

  13. Jueves, 9 julio, 2009 a las 9:55 am

    ¿Verdad que en esas tierras las nubes parece que se mueven rápido? Te puedes quedar tonto mirándolas!. El año pasado, sin más, estuvimos en Cervera del Pisuerga, y todo hay que decirlo, tiene unos rincones dignos de fotografiar, que en ocasiones pueden llegar a recordarnos Asturias, mi tierra. En mi blog he subido dos fotografias que tome en su momento, este año volveremos.

    Un cordial saludo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Sígueme en Twitter

Páginas

agosto 2008
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Suscripción

Suscripción por email

Comentarios recientes

Juliana on Odio el calor
lola on LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…
Goomer35 on LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…
Úrsux on Luis escritor
wallace97 on Y si…

Visitas desde el inicio

  • 544,033 Gracias a todos

a

Estadísticas

website stats

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter


A %d blogueros les gusta esto: