02
Oct
08

Los palos de ciego

Los nuevos datos de paro conocidos hoy confirman los peores temores y la dimensión de la crisis que estamos viviendo en España. Los representantes del gobierno se hartan de decirnos que estamos mejor preparados que otros países de Europa para afrontar la situación, pero lo cierto es que el indicador más dramático, por cuanto afecta a la vida de muchísimas familias, que es el del paro, nos sitúa ya a la cabeza de la Europa comunitaria. Somos los que tenemos mayor porcentaje de paro (nos sigue Eslovaquia) y no parece que la tendencia vaya a cambiar. 

Nuestros políticos se pasan horas y horas los unos acusando al gobierno de no estar haciendo nada frente a la crisis y los otros explicando por qué ellos no tienen responsabilidad alguna en lo que está pasando. Durante unos meses se pasaron echando la culpa de nuestra situación a una maldita conjunción de crisis financiera y altos precios del petróleo, pero lo cierto es que una vez se han moderado estos últimos de forma más que significativa, no hemos visto mejora alguna más allá de unas decimillas en las cifras de la inflación. Pero lo malo es que sigue esta tendencia casi patológica a intentar encontrar fuera de nuestras fronteras la explicación a lo que pasa para eludir responsabilidades. Aquí no se trata de encontrar culpables, sino de diagnosticar bien lo que nos sucede, porque sin duda tenemos síntomas de una enfermedad internacional, en algunos casos (como el sistema financiero) incluso estamos mejor, pero no cabe duda de que hay elementos de esta crisis que son endógenos y que se deben a las características de nuestro crecimiento en los últimos años.

Hemos crecido mucho en los últimos tiempos, es verdad, pero ¿lo hemos hecho de forma armónica? ¿Ha respondido el crecimiento de nuestra renta per capita a una evolución en sintonía de la economía real o parte de ese crecimiento se ha debido a comportamientos especulativos? Mirémonos y digámonos si en verdad se ha enriquecido tanto el país, qué parte de nuestra riqueza tiene cimientos sólidos, cuánto le debemos a los fondos europeos que nos hemos hartado de recibir y cuyo flujo ya se está cortando. Preguntémonos estas y muchas otras cosas para dibujar un panorama real de quienes somos para no seguir equivocando el diagnóstico.

Y digo lo del diagnóstico porque hoy he vuelto a escuchar a la vicepresidenta reiterar el argumento de la responsabilidad del sector de la construcción en lo que estamos viviendo con el paro. Es verdad que ha sido el primer sector en sufrir el frenazo, pero un vistazo simple a las cifras de hoy demuestran que otros sectores, en especial el de servicios, se apuntan con fuerza al crecimiento del paro. Esta no es la crisis de la burbuja inmobiliaria, que también, es una crisis más profunda del modelo económico en su conjunto, de unos años felices años en los que nos creíamos una situación que en parte era un espejismo. 

Si nos seguimos empeñando en echar la culpa de lo que nos pasa a las hipotecas subprime, al precio del petróleo y al sector de la construcción, si no vemos más allá de nuestras narices, seguiremos equivocando el diagnóstico y seguiremos trabajando en parches. Necesitamos una profunda discusión social de qué es lo que queremos ser como país, de hacia dónde queremos encaminar nuestros esfuerzos. Queremos seguir siendo un país turístico con el modelo actual o queremos cambiarlo, nos contentamos configurándonos como el asilo residencial de Europa o no nos convence, pensamos que en cuanto escampe debemos volver a enladrillar España o apostamos por otra cosa, facilitamos el camino a los emprendedores o les seguimos exigiendo heroísmo para salir adelante, estudiamos en qué sectores podemos tener ventaja competitiva y los apoyamos con fuerza o dejamos que sea lo que Dios quiera. Nuestro modelo ha encallado y, o nos ponemos a trabajar colectivamente en lo que queremos ser, o daremos muchos palos de ciego. Y lo malo es que llevamos ya un tiempecito dándolos. A ver s lo que pasa es damos esos palos porque no somos capaces de ver la realidad.


17 Responses to “Los palos de ciego”


  1. 1 Malos Pelos
    Jueves, 2 octubre, 2008 a las 9:42 pm

    Yo creo que es un ‘efecto dominó’, que ya se ha comentado por ahí. Al caer la construcción, van detrás electricistas, fontaneros, pintores, etc… y claro estos a su vez dejan de gastar en otras cosas… Lo que no es de recibo, es que si os conectáis ahora mismo al elpais.com, la noticia se encuentra en letras de 8 (pequeñitas), abajo del todo en la sección de economía… el avestruz sigue con la cabeza bajo tierra… Mal asunto, muy malo.

    Besitos

  2. Jueves, 2 octubre, 2008 a las 10:46 pm

    Como se suele decir, “detras de un boom hay un crash”, así aunque las cifras son muy altas, hay que saber de donde venimos: 650.000 casas al año, tipos de interés bajísimos,… en fín lo de siempre. Pensábamos que España iba a seguir así de por vida, con los precios de los pisos subiendo con porcentajes en doble dígito, con campos de golf por todas partes, cochazos de alta gama para todo el mundo pero se acabó,eso ya es el pasado. Pero el presente y el futuro tampoco pintan muy bien: se ha reducido el presupuesto en i+d, la investigación en el país se sigue basándonse en contratar a becarios “de por vida”, la educación pública cada vez a peor. En fín, creo que no se va a hacer nada serio hasta que nos veamos dentro un pozo y casi no veamos la luz de arriba…

  3. Viernes, 3 octubre, 2008 a las 8:58 am

    Lo peor que puede pasar es creer que va a ocurrir lo peor. Porque esa es la manera para poner “al bote con rumbo a las rocas”. “Te lo digo yo, ché, que soy argent-íííno”…

    No es catastrófico que algunas variables de la economía y de la cultura española enfrenten “una crisis”. Permitirá poner en valor lo que Capitán reclama: “Necesitamos una profunda discusión social de qué es lo que queremos ser como país”.

    Aún teniendo que convivir y superar profundos dolores para mal de la mayoría del pueblo español —incluyendo en ello a los que por distintos motivos personales y/o profesionales hemos inmigrado desde otros países eligiendo España porque nos interesó como sociedad y no como un mero “cacho de tierra” donde salvarse “a la de una”— ha llegado una gran oportunidad para consolidar una posición de liderazgo en el nuevo escenario global.

    Puedes ver que esto es una «caída libre» o puedes ver que es como una especie de “repliegue” para reagrupar capacidades y dar un salto cualitativo a una mejor posición desde donde parece que se ha caído.

    El problema es este. “Hacer consciente lo inconsciente”, decía Sigmund Freud, como primera condición para poder superar la contradictoria situación de haber estado en el podio de los “top ten” hace un año y ahora “sentir” que se está casi tan mal como Eslovaquia o peor.

    La crisis no es mala en sí misma. Es malo la pésima actitud, la débil voluntad y la poca “cintura” comprometidas por los dirigentes (políticos, empresarios y formadores de la opinión pública) para superarla. “Te lo digo yo…” desde “la soberbia” de quien ha crecido, madurado y tenido que emigrar de un escenario-pais que desde 1959 está discutiendo sin solución lo que Capitán expresa en este post.

    Javier, por favor siéntase libre de moderar/recortar/eliminar este comentario. Este es su espacio y los argentinos solemos decir “eeeeeessssteeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee” para expresar “este”.

    Me honraría si Ud. considerara la lectura y reflexión de:

    “Las crisis son efímeras- Lo que perdura son sus efectos” en http://loogic.com/las-crisis-son-efimeras-lo-que-perdura-son-sus-efectos/

    Finalmente, en el principio, expreso mi acuerdo con el comentario de @Claudio, sobre todo cuando cuestiona el deterioro del sector educativo que, desde mi propia “de-formación” profesional😉, es donde radica la peor amenaza de toda esta crisis.

    Un cordial y admirado saludo Javier (me honra ser su público)

  4. 4 aurorafiguero
    Viernes, 3 octubre, 2008 a las 3:12 pm

    Hola a todos; etoy de acuerdo con lo que decís, es de todo un poco; son muchas cosas las que producen los cracks, y los booms, Es cómo dice tú Malos Pelos, un efecto dominó, por tantas circunstancias, que sería imposible explicarlas todas paso a paso. Nos hemos confiado todos, con los plazos las hipotecas, los créditos, la compra de las casas, el amueblado, el gasto desorbitante, de bodas, comuniones bautizos, viajes, al contado o aplazados, pero al fin y al cabo, pagados de la forma, que sea, nos hemos empeñado hasta los ojos, para ser más que el vecino, subir el status, los coches cada vez más caros y más grandes, la ropa, de marca, cómo cualquier gente con posibilidades, e inteligencia….. Eso en cuestión de personas, de cualquier índole, los adolescentes, la bici, luego, la moto, después, la de más cilindrada, y ya el Desideratum, el mejor coche, si puede ser, el que con tu voz, cómo en el FBI; te obedece, a lo que le ordenes. !Elevalunas!Lunas arriba !Abre! Y te abre, y así todo, cómo en Jauja. Y la vida, creedme, no es así, ni lo será. Al final, alguien o todos, saldremos perjudicado,. Y mucho.No tenemos oro, ni reservas suficientes, para dilapidar, nuestras posibilidades. Hay cosas, por lo menos para mí, mucho más importantes,: La convivencia , la familia, el diálogo, el poder charlar, de todo, todos juntos aunque sea una vez al día, y cambiar pareceres, y contrastarlos, y el sacrificio de todos por un mundo más amable, y habitable. Y respetando, al que no está de acuerdo contigo, pero no está contra tí. Eso, en cuanto a las personas. La otra cruz, es el bipartidismo, en el cual, cada uno va a lo suyo, menos a ayudarse para arreglar , a la Pátria. No se puede arreglar una nación, a base de insultos, o de permisividad, hacia unos sí, y otros no.Si no hay igualdad, entre todos, una nación, es igualito, que una familia, peleándose el padre y la madre, y los hijos a hacer lo que les viene en gana, a unos y otros a hincar el hombro, para poder seguir adelante. Hay que hacer muchos números antes, para ver si se puede hacer una cosa o no, y respetetarlo todos. Lo que no se puede, es vivir con tantos mangantes, que se llevan todo lo que pueden, y nos dejen a pedir limosna. Es parecido en cierto modo, a lo del post anterior, con los hijos y los padres. Pero para muchos es mucho mejor, no quererse enterar, a ver que pasa. Así no se arregla el mundo, y si hay además un sola Potencia, que tiene (O cree que tiene), más poder que las demás, y hace las cosas a su antojo, porque es cómo el primo de ZUMOSOL,……Entonces, AJO Y AGUA para todos, porque dirán, que si se hunde ella: NOS HUNDIMOS TODOS: Besos a todos. Mañana más. AURORA:

  5. Viernes, 3 octubre, 2008 a las 3:51 pm

    Ahora mismito no tenemos ningún Gobierno, ahora lo único que tenemos es a un montón de gente que no trabaja (de hecho, muy pocas veces se personan en su puesto de trabajo) y que únicamente se dedican a saquear las arcas públicas para engordar sus bolsillos.

  6. 6 Orayo
    Viernes, 3 octubre, 2008 a las 4:11 pm

    A mi no me gustaria que España fuera una economia turística o el asilo de Europa.

  7. 7 Malos Pelos
    Viernes, 3 octubre, 2008 a las 6:01 pm

    El problema de las políticas económicas occidentales basadas en el capitalismo puro y duro es que buscan precisamente eso: hacer crecer el capital, la pasta, el money… Se usa el dinero para hacer más y más dinero, OLVIDÁNDOSE de que el pilar fundamental de esta economía es precisamente la sociedad de consumo y, por consiguiente, la mejora de la calidad de vida de los consumidores. En cuanto a estos últimos se les niega el poder adquisitivo, el pilar maestro se resquebraja, se rompe la cadena, y todo se va al garete.

    Besitos

  8. Viernes, 3 octubre, 2008 a las 9:23 pm

    Bien es cierto que la economía poco se parece a las matemáticas, en las que dos y dos son cuatro, por eso en ciertas ocasiones puede ser imprevisible, lo que no quiere decir que no se pueda controlar. Cualquier gobierno que se precié sabe de antemano cuando se avecina una crisis, ya que, como tales, son los primeros en barajar cifras, informes, datos… En nuestro caso, desconozco si antes de adoptar decisiones se han estudiado suficientemente toda esa información, pero lo que si creo es que no han previsto las consecuencias que éstas pueden traer ya no a corto, sino medio o largo plazo.

    Un saludo.

  9. 9 aurorafiguero
    Viernes, 3 octubre, 2008 a las 9:55 pm

    Ya sé, que pensareis, que soy, una sabihonda. Nada de eso. Lo que pasa, es que sabe más el diablo, por viejo, que por diablo, y yo, soy vieja. A mí, no me importa, que España sea, una economía turística, porque el turismo, da de comer a mucha gente; Lo del asilo de Europa no sé a que asilados te refieres, la sociedad de consumo, me gustaría que fuese más sociedad, y menos consumo inútil, . Y , que fuese mas social, que consumista. Pero Occidente es así, esperemos que se lo piense, porque vamos francamente, mal. Y otro motivo, por el que empezó el drama del ladrillo, hace ya bastantes años, es, desde que salió, la ley Boyer, que dió, luz verde, a que todos los dueños de viviendas, pudiesen poner, la renta, que quisieran, pues casi todo el mundo obrero, pagábamos alquiler; pero eso, dio rienda suelta a la avaricia de los propietarios, que por decir algo, en la calle Malasaña, 18, de pagar una persona a la que estimo, 18000 pesetas, en un primero, se lo subieron de golpe y porrazo,(Ynunca mejor dicho, ) a 80.000 , y tuvo que coger sus bártulos, y después de muchas manifestaciones, que no valieron para nada, mudarse a Carabanchel, a un quinto piso, y pagar 50.000, y vivir, con lo justo,. y eso que era un ministro socialista. Y se quedó, tan ancho.Sin más comentarios. De ahí salieron, las ventas de pisos, pues cómo esos, alquileres eran tan exagerados, pensaron, que en vez de tirar ese dinero, mensual a la basura, con un “poco” más iban pagando un piso, y al fin y al cabo, un día sería suyo. Ahí, empezó la tragedia, de las compras de pisos. si no, la gente, hubiese seguido de alquiler, salvo los pudientes.. Quizás penseis que estoy equivocada, yo creo, que no. Saludos.Aurora.Y que Dios, o quien sea, se lo aumente, (El dinero digo) al señor Miguel Boyer.Saludos

  10. Viernes, 3 octubre, 2008 a las 10:56 pm

    Buscar culpables cuando uno se ha “entrampado” hasta las orejas para comprar no solamente una vivienda (1ª y con frecuencia 2ª) sino bienes de consumo, vacaciones etc. sin pensar que nunca todo el monte fué orégano me da la impresión que denota una sociedad inmadura que vive esperando que llegue papa Estado a sacarles las castañas del fuego. Nada es para siempre.

  11. 11 aurorafiguero
    Sábado, 4 octubre, 2008 a las 3:58 pm

    Ese es, uno de nuestros grandes defectos, María: Echrle la culpa, al empedrado, de todos nuestros tropezones; No es que con nuestros políticos sean cuales sean, podamos tirar cohetes, porque si ellos, no saben lo que ha pasado, pasa, y puede pasar, no lo vamos a saber, los que no tenemos acceso, a todas las informaciones que ellos tienen. Bastante tenemos, con trabajar
    y pensar en nuestras carencias, (Que son muchas): Nosotros nuestras obligaciones, y éllos, las suyas.Pero, las cosas ya no son cómo a principios del siglo pasado, y ya, los mismos medios de comunicaión, que tenemos a nuestro alcance, para todo, nos van enseñando, lo que podemos esperar de la situación que tenemos a nuestro alrededor.Pero , todo tiene un límite, y nosotros no queremos ver. Y no hay más ciego, que el que se niega a ver. Y sus ojos son, cómo el dos de Oros. Todo lo que vemos lo queremos, cómo si eso nos fuese a hacer más felices. Y así, luego pasa, lo que pasa. La publicidad, juega, con nuestros deseos de consumo, y de esos polvos, primero, vienen, los lodos, y cómo la inmensa mayoría, no sabe frenar, de los lodos vienen las arenas movedizas, en las que nos hundimos sin remision, tanto los gobernantes cómo los pueblos¿
    ¿Y ahora quien nos saca de ellas?. Ya veremos.

  12. 12 wallace97
    Sábado, 4 octubre, 2008 a las 8:37 pm

    Nosotros, todos, somos los culpables, y también los únicos que lo podemos arreglar, sólo hace falta que lo queramos ver y entender. Nos políticos no llueven del cielo.

  13. Domingo, 5 octubre, 2008 a las 12:06 am

    Lo que pasa en este país es que no hay una buena coordinación: todos los que tienen pasta la invierten en el ladrillo, no hay un consenso para decir que yo invierto en un hotel y tú en una empresa farmacéutica, o yo creo empleos en una central lechera mientras tú te comprometes a no enladrillar la playa.

    Todo hay que hablarlo y acordarlo, y más actuaciones, como la construcción, que se dedican también a la destrucción.

  14. 14 aurorafiguero
    Domingo, 5 octubre, 2008 a las 7:57 pm

    Sastamente, Wallace97 y El Grifo.

  15. Martes, 7 octubre, 2008 a las 11:38 am

    Lo que hay es una mierda de educación pública, donde cada vez hay mas fracaso escolar y donde los medios son deprimentes. Los jovenes prefieren hacerse albañiles porque sobra el trabajo en el sector y puedes empezar sin tener estudios, ya aprenderás y subirás. En 3 años estas ya cobrando 2000€ al mes mas las horas extras que te pagan en “B”. Ahora ¿Que?.

    A otros profesionales con estudios se los trata a patadas. Se les paga una mierda y se les pone jornadas maratonianas. Sin ir mas lejos un informático (estudia informática que tiene futuro) Si llega a ser mileurista, se puede dar con un canto en los dientes. Si quieres cobrar un poco mas puedes entrar en una “consultora” y trabajar unas 14h al día a cambio de un par de cientos de Euros mas al mes y cheques de comida. Y esto es dado por lo que dice El Grifo. Solo se ha invertido en ladrillo y ahora pagamos las consecuencias.

  16. 16 aurorafiguero
    Martes, 7 octubre, 2008 a las 1:45 pm

    Todos para mí, teneis, mucha razón. Pero !!Es que son tantas cosas a debatir, que no sabe uno por donde empezar!! Fampi tiene razón, en lo de los mileuristas, pero no de los ochocentistas, pues yo tengo un amigo peruano, que trabaja el ElCORTE INGLËS de mantenimiento, con una empresa contratada por ellos, y no gana nada más que ochocientos y poco. Está fijo,. es educado, trabaja en motores y turbinas, y ya, padece de las vértebras, pero no dice nada, porque un euro, son cuatro Soles en Perú, y puede mandarle algo a su familia, ya que Alan García es otro bananero, que tampoco se preocupa de su gente. Sin embargo, yo, tengo un vecino electricista, que junto a su hijo, ganan un dinero, que envidiaría un informático. Son muchas las pequeñas grandes tragedias que nos acosan, pero para mí, uno de los errores (Para nosotros, claro) ha sido la llegada del euro, porque es que ni la misma gente obrera, se da cuenta, y dice, que esta moneda de mi…….cuando se me caen diez euros, ni la cojo…….Y diez euros, son diecisiete pesetas. Sin comentarios. Yo, cuando tenía un billete de 500 pesetas, me creía una reina…… Y ahora, son tres euros de nada. !!Que barato, tres euros!!!!. besos. AURORA.
    Un huevo KINDER; para mi nieto, nos costaba 100 pesetas, y ahora, es un EURO.Moneda, por moneda, son 66 pesetas de diferencia. sólo en esto.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Sígueme en Twitter

Páginas

octubre 2008
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Suscripción

Suscripción por email

Comentarios recientes

Juliana on Odio el calor
lola on LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…
Goomer35 on LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…
Úrsux on Luis escritor
wallace97 on Y si…

Visitas desde el inicio

  • 544,033 Gracias a todos

a

Estadísticas

website stats

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter


A %d blogueros les gusta esto: