Archivo para 6/02/09

06
Feb
09

El carro encadenado

carro_gallego

El Gobierno no se aclara o al menos esa es la impresión que nos traslada a los atónitos ciudadanos. Resulta que ahora, en los últimos días, los culpables de que la crisis española tenga la dimensión que está adquiriendo son los bancos, ese conjunto de seres malvados que le niegan el pan del crédito a empresas y particulares. Y ante ese nuevo demonio, mientras Sebastián pierde la paciencia, Pepín dice tener una paciencia infinita, Pajín afirma que los dos dicen lo mismo y Solbes dice que no pierde nunca la paciencia, algo de lo que estamos seguros en la medida en que el vicepresidente no parece ser el padre de muchas de las iniciativas económicas del gobierno.

 

Mientras a Sebastián se le enciende su bombilla de bajo consumo y se le ocurre arremeter contra la banca, parece que más que una de bajo consumo utiliza una de baja intensidad de luz, que es lo único que justifica que se meta en esos berenjenales mientras la producción industrial en España (¿será ese un ámbito de responsabilidad del ministro?) cae de una forma espectacular en el mes de diciembre. Me tranquilizaría más escuchar al ministro hablar de estos temas que lanzar andanadas contra unos bancos que, si bien es cierto que han decidido que casi sólo se le puede dar crédito a quien no lo necesita, no son los únicos culpables de que las cosas vayan como por desgracia van. Claro que deben dar crédito respetando criterios de solvencia y a unos tipos acorde con lo que marcan los descensos de tipos oficiales y no a unos muy superiores para recuperarse de una situación difícil. Se les están trasladando unas ayudas que parece que no llegan al mercado. Si así es, menos amenazar, menos calentarse la boca y más actuar. ¿No existen formas de derivar esas mismas ayudas directamente hacia la empresas y autónomos? Aplazamientos en pagos de impuestos, desintermediación en la concesión de créditos o pagar lo que deben las administraciones públicas a muchísimas empresas serían ayudas que podrían paliar algo la situación y que, muy probablemente, forzarían a la banca a volver a ofrecer crédito a un coste razonable a clientes solventes que hoy están encontrando dificultades.

 

Pero hay más cuestiones en las que se debería actuar. Una pregunta que deberíamos hacernos es si la emisión de deuda del estado, que ya triplica la del año 2008 en las mismas fechas no es un factor que también está distorsionando el mercado financiero y dificultando más a las empresas el acceso a la financiación. El estado compite ahora por un bien escaso. Es verdad que hay que financiar planes de impulso económico y medidas de cobertura social en un entorno de menores ingresos, pero el recurso a la deuda no puede ser el único. Algún día este gobierno debería comprender que no todo pueden ser buenas palabras y derroche de generosidad y que debe tomar medidas impopulares aún a riesgo de que se le movilice la calle. Por ejemplo, ¿tiene sentido que, en estos momentos, los funcionarios tengan una subida salarial del 3,875% en 2009 acordada con unas previsiones de inflación y un cuadro macroeconómico que nada tiene que ver con la realidad actual? Yo me alegro por ellos, y sé que sus salarios no son especialmente generosos, pero no sé si este país en el que se superponen la administración central, la autonómica y municipal está para una subida de ese tipo. Porque administraciones de todos los niveles y todos los colores están en ello. Y esta misma pregunta nos la podríamos hacer sobre otros muchos de los gastos de las administraciones que están muy bien en tiempos de bonanza pero que deberían replantearse en momentos como este.

 

No sé cuántos recursos se podrían generar y muchos afirmarán que eso es el chocolate del loro, pero ese chocolate es alimento básico para muchas empresas y autónomos que sólo necesitan un poco de ayuda para garantizar su futuro, porque sus dificultades no surgen de su modelo de negocio, sino de las dificultades de financiación que están encontrando.

 

En fin, que no digo yo que tenga razón ni que sea fácil, pero o estoy muy alelado o aquí tiramos todos del carro pero en direcciones distintas. O lo peor, igual estamos encadenado el carro. Como el de la foto.

 




Sígueme en Twitter

Páginas

febrero 2009
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
232425262728  

Suscripción

Suscripción por email

Comentarios recientes

wallace97 en BAJO LA PERSIANA
Juliana en Odio el calor
Future en Mamma mía
lola en LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…
Goomer35 en LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…

Visitas desde el inicio

  • 551,456 Gracias a todos

a

Estadísticas

website stats

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter