06
Abr
09

La cabeza en otro sitio

IMG_1809

Cuánto abandono, así no se puede ser un blogger de éxito. Por una razón u otra, al final pasan los días sin introducir nada nuevo en este lugar para la conversación. Reconozco que la puesta en marcha de nuestra empresa, La Formatería (me parece que no os había dicho el nombre), me tiene bastante ocupado, de tal forma que mi cabecita está más dedicada a la elaboración de propuestas que a pensar en temas sobre los que me apetezca escribir. Luego el fin de semana me voy al pueblo y entonces que si plantamos un árbol aquí, que si aquí ponemos un huerto, que si el movimiento de tierras debe llegar hasta allí… 

Con respecto a la Formatería, espero poder mostraros nuestra página web en una semanita. Allí podréis ver un video de presentación que creo que nos ha quedado bastante bien. En el tiempo que llevamos trabajando hemos presentado unos cuantos proyectos, aunque de momento ninguno se ha cerrado ni para bien ni para mal. La fase de elaboración de los proyectos nos gusta, pero tenemos ganas de ponernos en acción y empezar a poder mostrar el tipo de cosas que queremos hacer. 

Esta semana santa me he venido a Francia a esquiar. Somos un grupo de amigos que venimos haciéndolo desde hace unos ocho o nueva años (de hecho yo me lancé al esquí en el primero de esos viajes al que nos unimos). Hoy es el segundo día y tengo dolores de todo tipo para vender. Ciertamente el esquí comporta algunas dosis de sufrimiento (ponerse las botas por la mañana es una sensación cercana al masoquismo), pero tan cierto como ello es que es el deporte que más te desconecta del día a día. El maravilloso entorno de paisaje en el que te mueves, la sensación placentera que sientes cuando encuentras una buena nieve y, sobre todo, la necesidad de concentrarte para, en mi caso, no pegarte un pedazo de leche ayuda a romper con las preocupaciones cotidianas. Si a ello unes unas noches en compañía de amigos con una buena copa de vino en la mano, el balance es una semana que siempre pasa al lado de los buenos recuerdos (esperemos que una lesión no cambie de sitio la semana de este año).

Yo soy esquiador tardío, comencé casi a los cuarenta y lo único que siento es no haberme iniciado en este deporte de pequeñito para estar muy por encima del nivel que tengo (a veces en nieve blanda sufro lo indecible). Me encanta ver a los enanos aprendiendo por las pistas, esos protones con casco, con el centro de gravedad a un palmo del suelo, que esquían por donde les metan, con una cuña imposible. Esos mismos protones, con un añito más, te pasan luego por todas partes como si fueran fórmulas uno, algo que hacen con total naturalidad porque a esas edades cuando ven una pendiente en lo último que piensan es en los miedos que les (nos) entran a los que han (hemos) aprendido ya maduritos.

En fin, que es posible que el resto de la semana tampoco escriba, aunque quien sabe si la remodelación de gobierno, nuestra amistad con Obama, Jiménez Losantos descopizado u otro tema acaba llamándome con tal fuerza que no pueda evitar lanzarme a la escritura. Y si me lesiono pues también os lo cuento, pero espero poder evitarlo.


6 Responses to “La cabeza en otro sitio”


  1. 1 Sonia
    Lunes, 6 abril, 2009 a las 9:17 pm

    Querido Javier:

    Me encanta que te lo pases tan bien con tus amigos y que disfrutes de la vida porque puedes y sabes. Además, es muy bueno que a parte de “nosostros” y de tu blog, tengas tanta infinidad de aficiones para dedicarte, como interesantes proyectos en perspectiva.
    Respecto al deporte del esquí, yo fui uno de esos enanos que esquiaba, aunqúe lo hice más por mis padres y el resto de la familia que por mí. A los quince lo dejé; me sentí aliviada, si bien mis hermanos lo siguen practicando con entusiasmo. No sé, será que debo ser rara…Y es que la nieve me encanta desde la postal que nos muestra una ventana, sobre todo, se está reunido con amigos y una copa de un buen vino.
    Un saludo a todos y un beso para ti. ¡Ah!, y sigue disfrutando tanto tiempo como quieras y precises, pero cuídate. Creo que los seguidores de tu magnífico blog comprendemos perfectamente que en la vida hay fases, etapas y empresas que merecen toda la atención del mundo.

  2. 2 ELECKTRA22
    Lunes, 6 abril, 2009 a las 10:57 pm

    Hola Capi, me alegro que te lo estés pasándolo de miedo con tus amigos, ya quisiera yo esquiar pero no tengo a nadie ni dinero pa’ esquiar, pero ya lo haré cuando tenga todo el tiempo del mundo pa’ prender a esquiar y si me pego unos cuantos guarrazos… pues me rió de mi misma y lo intento de nuevo, además a mi me gustaría aprender el snowboard, a mi las sensaciones fuertes me gustan menos el puenting, paracaidismo,…. eso de estar suspendido en el aire….pues como que no…no no, vamos que tengo vértigo. Como que yo aprecio mas la vida que tu hijo Nicolás, ya que le he visto en el video que pusiste cuando se tiraba del puente….yo lo veía y me decía “vaya par de narices que tiene tu hijo”. ¿no sufriste a verle que se tiraba? por que yo si. Ya estoy deseando ver tu proyecto, tengo mucha curiosidad por saber como es y de que se trata.

    AAAAAA, una cosa que se me olvidaba, como dice una famosa canción: PRECAUCION AMIGO ESQUIADOR, LAS PENDIENTES SON PELIGROSAS, CUANDO VENGAS TE QUEREMOS VER ENTERO Y SIN ESCAÑOLA…😉

    2 BESOS Y UN SALUDO PA’ LOS DEMAS.

  3. Lunes, 6 abril, 2009 a las 11:04 pm

    Gran post Javier!!! Me he sentido muy identificado porque yo tambien he empezado con la nieve tardiamente (en mi caso el snowboard a mis 27), y disfruto a muerte, hasta el punto de no alegrarme porque viene el buen tiempo! Tambien tengo en la cabeza muchos proyectos e ilusiones, ya sí es como se debe vivir, creo yo!

    Y con el blog calma, si no hay ganas de escribir nada, que tus posts suelen merecer mucho la pena y aunque tarden ahi esta el notificador rss para avisarnos.

    Saludos!

  4. Martes, 7 abril, 2009 a las 10:39 am

    Como bloguero que deja desatendido su propio blog, debo decirte que te entiendo perfectamente. Al igual que se lo que es, como esquiador, lo que comentas en la entrada. Lo mejor es que recargues las pilas y vuelvas después a la carga. Ya hay ganas de saber de tu nuevo proyecto.

    Saludos.

  5. Martes, 7 abril, 2009 a las 10:44 pm

    Sinceramente es preferible que el tiempo libre, se dedique al ocio, de esa forma como dicen los ingleses de vez en cuando no viene mal un “refresh”, hay que disfrutar de la vida y aunque lo sintamos mucho los que te seguimos, por lo menos yo, prefiero saber que disfrutas de la vida. Yo en cuanto puedo me pierdo con mi camara de fotos en los sitios más raros, disfruto y me relajo muchisimo con ello.

  6. Viernes, 7 agosto, 2009 a las 6:29 pm

    Yo empeze en el snow ya con edad al igual q uno de mis mejores amigos, asi como nuestras mujeres y he de decir q es como dices en tu post.

    Yo les digo siempre a los demas q la nieve reduce tus problemas a uno solo. Sobrevivir a las caidas y pendientes…. lo demas queda al margen.

    Saludos desde el Sur


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Sígueme en Twitter

Páginas

abril 2009
L M X J V S D
« Mar   May »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Suscripción

Suscripción por email

Comentarios recientes

Juliana on Odio el calor
lola on LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…
Goomer35 on LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…
Úrsux on Luis escritor
wallace97 on Y si…

Visitas desde el inicio

  • 544,033 Gracias a todos

a

Estadísticas

website stats

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter


A %d blogueros les gusta esto: