Archivo para 18 noviembre 2011

18
Nov
11

Mi voto a UPyD

Desde que he hecho público que en estas elecciones he decidido apoyar a UPyD he visto todo tipo de reacciones en Twitter, que es la red social en la que yo me muevo. Afortunadamente, debo decir que el tono de las mismas ha sido respetuoso con mi decisión salvo escasísimas excepciones, que no merece la pena ni comentar.

Nunca he militado en ningún partido político, tampoco ahora milito en UPyD, ni he votado siempre la misma opción política. He sido víctima del desencanto, en gran medida porque he ido comprobando cómo la política se ha ido convirtiendo en territorio de profesionales que nunca se han dedicado a otra cosa, que, si pierden su puesto en el partido-administración, no se sabe muy bien a qué podrán dedicarse. Se ha convertido en una profesión donde la corrupción se ha extendido sin que nadie haya movido un dedo para ponerle coto. Ha derivado en un territorio de derroche absurdo y lastimoso, en el que se reparte dinero y prebendas como si lo que si administra no fuera dinero de los ciudadanos, y en el que nadie responde por los dislates cometidos. Una clase política que ha creado un estado lleno de disfuncionalidades y que no podemos mantener porque no hay economía que no sea la de la burbuja del ladrillo que pueda pagar eso. He visto con vergüenza ajena cómo unos y otros han ejercido un control político de la justicia y, en la media en que han podido, de los medios de comunicación. Y ese desencanto ha sido el que me había movido a votar en blanco en las últimas citas electorales, en la creencia equivocada de que era un voto de castigo. Ingenuo de mi, como si les importara algo.

Hoy estamos al borde del abismo y en los próximos cuatro años nos jugamos no nuestro futuro, sino el futuro de nuestros hijos. Tenemos una legislatura para cambiar la dinámica del país, para racionalizarlo, para hacerlo más justo, para hacerlo simplemente asumible para la capacidad que tenemos. Y creo que para eso hace falta el compromiso de todos y una forma nueva de entender la política.

No creo ni en Psoe ni en PP. No es que no crea en sus intenciones, es que no creo en ellos por lo que les he visto hacer. Obviamente ambos han hecho cosas bien, sólo faltaría. Pero no creo que más allá de gestionar mejor o peor la situación en la que nos encontramos, se arremanguen para la acometer la tarea de reformar en profundidad nuestro país. Sólo veo ese impulso en el partido que he decidido votar y lo compruebo en sus propuestas allá donde ha tenido representación. Ya sé que no va a gobernar y que probablemente no le haga falta su apoyo al próximo gobierno, pero no me cabe la menor duda de que España necesita un tercer partido nacional que sustituya el sempiterno recurso a los partidos nacionalistas cuando no se dan las mayorías absolutas. Hemos construido un país tan absurdo en el que los gobiernos necesitan para realizar su labor el apoyo de unos partidos que desean no formar parte de ese país. Hace falta un partido cuyo objetivo no sea conseguir transferencias de dinero para mi comunidad a cambio de cualquier apoyo. Un partido con voluntad de acabar con los privilegios de unos políticos que ha montado enormes estructuras que viven del dinero público, es decir, de nuestro dinero, del que tenemos y del que no. Un partido que no viva en el antiguo y superado encasillamiento de izquierda o derecha. Un partido que no quiere imputados en las listas electorales. Un partido que cree en la independencia de la justicia y al que le avergüenza este manejo mal disimulado del poder judicial por parte de los del bipartidismo. Un partido que quiere que los ciudadanos participen en la política mas allá del voto en la urna. Un partido que escuche, valore y decida. Y un partido que proponga, que no se quede en el no opositor.

Eso es lo que creo que puede ser UPyD. Eso es lo que deseo. Su programa electoral creo que respira mucho sentido común. Y con eso me quedo, al margen de que haya aspectos del mismo que no generen en mi entusiasmo. Ahora bien, el que esté de acuerdo con el cien por cien del programa electoral de un partido debería hacérselo mirar o comprar una monodosis de espíritu crítico.

De momento, creo en ellos. Y espero que con su actuación después de las elecciones me den razones para implicarme más con su proyecto y para volverles a votar. Y si no, como dicen en sus coloquios en la calle con la gente, dejaré de hacerlo. Ojalá puedan formar grupo parlamentario a pesar de nuestra ley electoral que los del bipartidismo siempre dicen querer cambiar para dejarla como está. Sólo depende de vuestros votos.




Sígueme en Twitter

Páginas

noviembre 2011
L M X J V S D
« Sep   Ene »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Suscripción

Suscripción por email

Comentarios recientes

wallace97 en BAJO LA PERSIANA
Juliana en Odio el calor
Future en Mamma mía
lola en LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…
Goomer35 en LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…

Visitas desde el inicio

  • 548,319 Gracias a todos

a

Estadísticas

website stats

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter