Archive for the 'Internacional' Category

24
Mar
09

Esto sería un descojone, pero no

chacon_base_rota_cadiz

Cada día me resulta más preocupante la sensación que nos transmite el gobierno, un gobierno sumido en el desconcierto que le provocó la crisis que no existía y que parece ir contagiándose de ministerio en ministerio y meto la pata porque me toca. Carme Chacón era de las pocas figuras que había conseguido capear el temporal, pero ella misma se ha provocado una tormenta de principiante que no se consigue entender. Una tormenta en la que no se le cuestiona el fondo de la decisión de la retirada de las tropas de Kosovo, sino la forma en la que la ha tomado, una forma especialmente significativa cuando se trata de relaciones internacionales.

Yo no sé mucho de política internacional, ni de relaciones diplomáticas, pero me parece que cuando uno actúa como parte de una organización internacional debe cumplir una serie de requisitos en la toma de sus decisones. Vamos, que no es lo mismo vivir aislado en al campo que hacerlo en una comunidad de vecinos y que si cortas el agua en esa casa del campo en la que vives solo no es necesario que se lo comuniques a nadie, pero sí deberías hacerlo si presides un edificio en el que convives con otras personas.

Ahora toca insistir una y otra vez en que todo el gobierno es partícipe de la decisión , que todos lo sabían, Maleni para traerlos en tren y Aído para que vuelvan en igualdad de condiciones soldados y soldadas. Supongamos que fuera cierto (que no sé yo), entonces la pregunta relevante es qué era lo que sabía todo el gobierno. Que se iban a ir de Kosovo antes del verano, que antes del verano se iría una parte importante del contingente, que se va a estudiar la forma responsable de iniciar el regreso, que será un repliegue gradual y ordenado (sólo faltaría que fuera desordenado, no me jodas, con perdón), que se hará en colaboración con otros miembros de la OTAN… porque a medida que pasan las horas todo se va llenando de unos matices inexistentes al principio (nos vamos, ¡ar!), unos matices que tienen que añadir simple y llanamente porque han hecho rematadamente mal las cosas. La pregunta de la semana es cuántos ministros o ministras de entre los ministerios que sirven para algo que no tienen ya su crédito comprometido (los que no sirven lo tenían comprometido desde el principio). Puede que alguno o alguna, pocos y pocas, y entre ellos y ellas el nuevo ministro de justicia. Esperemos que no sea sólo porque no ha tenido tiempo de sumirse en el desconcierto. Lo malo es que no nos podemos permitir el lujo de tener un gobierno que va dando tumbos. Eso es lo malo, sino esperpentos como este serían un descojone (nuevamente con perdón).

PD. Insisto en ministros y ministras, pocos y pocas, ellos y ellas para blindarme frente al comentario de Trinidad Jiménez, que afirma que se critica a Chacón por machismo. ¡Manda senos!

22
Ene
09

Obama o El Pequeño Saltamontes

20090120elpepuint_51

Qué suerte tiene Obama de que exista Zapatero. Sin la experiencia de nuestro presidente, no cabe duda de que el pobre Obama estaría hoy absolutamente perdido, desorientado en el mar de preguntas en el que acaba de sumergirse, preguntas para las que sin un ejemplo a seguir seguramente no encontraría respuesta. No es lo mismo asumir el cargo de presidente de los EE.UU. sin alguien que te marque la senda (veáse el desastre de Bush) que hacerlo con un faro que te orienta en la noche de las dificultades que se nos vienen encima. Y si Obama tiene suerte por ello, en realidad, es el mundo el que tiene suerte de que tengamos a Zapatero, porque de todos es sabida la descomunal influencia de los EE.UU. en el destino del planeta.

 

Después de leer algunas de las frases que ha dicho Zapatero sobre el discurso de Obama, me lo imagino escuchandolo en compañía de su propio yo y asintiendo a cada frase del nuevo presidente norteamericano mientras se le escaba un “ves, ya lo decía yo”, “exacto, como yo digo” o “hay que ver este Barak, parece que me ha copiado el examen”. Da la impresión de que se siente como el maestro del Pequeño Saltamontes.

 

Según Zapatero, Obama ha hecho un discurso “nítidamente socialdemócrata” y una clara “defensa de lo público y de la acción del Gobierno”. Dice también que su visión de la crisis parte de la denuncia de la falta de regulación del mercado. La acción del Gobierno ya no es “parte del problema” como se consideraba en otras administraciones, sino “parte de la solución”. Ha destacado también la apelación de Obama al mundo musulmán. Así dicho, parece que efectivamente Obama bebe de fuentes zapateriles, pero ¿de verdad hay tanta coincidencia en el mensaje?

 

Empecemos, por ejemplo, por la causa de la crisis, que Zapatero siempre ha achacado a la codicia y a la falta de regulación de los mercados americanos. Obama ha hablado de la crisis  como una “consecuencia de la codicia y la irresponsabilidad de algunos, pero también por nuestra incapacidad colectiva de tomar decisiones difíciles y preparar a la nación para una nueva era”. Es cierto que coincide en la primera parte con Zapatero, pero para mi lo relevante es la segunda parte de la frase, en la que menciona la inexistencia de la toma de decisiones difíciles para prepararse para una nueva era. Nunca Zapatero ha hecho una reflexión autocrítica de ese tipo, aunque sea una crítica colectiva, ni mucho menos en lo económico ha tomado ni una sola solución difícil hasta la fecha.

 

También ha dicho Obama: “no menos profunda es la destrucción de la confianza en todo nuestro territorio, un temor persistente de que el declive de Estados Unidos es inevitable y la próxima generación tiene que rebajar sus miras. Hoy os digo que los problemas que nos aguardan son reales. Son graves y son numerosos. No será fácil resolverlos, ni podrá hacerse en poco tiempo”. Mientras Obama afirma esto, nuestro Presidente nos sigue diciendo que para junio la cosa empezará a mejorar claramente. A no ser que para Zapatero el medio o largo plazo sean seis meses, el mensaje es igualico.

 

Y sigue Obama: “el periodo del inmovilismo, de proteger estrechos intereses y aplazar decisiones desagradables ha terminado; a partir de hoy, debemos levantarnos, sacudirnos el polvo y empezar a trabajar para reconstruir Estados Unidos”. Igual que el mensaje que recibimos aquí, con esa monótona apelación al mantenimiento del gasto social que permitirá aguantar hasta que las cosas mejoren por arte de birlibirloque.

 

Según Zapatero, Obama ha situado la acción del Gobierno como parte de la solución. Y es parte de la solución, sin duda, si las cosas que se hacen tienen sentido. Obama habla de “sentar nuevas bases de crecimiento”. “Construiremos las carreteras y los puentes, las redes eléctricas y las líneas digitales que nutren nuestro comercio y nos unen a todos”, añade. Vamos, que Obama le da el mismo enfoque a la acción de su gobierno que Zapatero a los 8.000 millones que ha dispuesto para los ayuntamientos, que en su mayor parte se van a gastar en proyectos absolutamente intrascendentes (véase un ejemplo) cuyo único objetivo será parchear los datos del paro. Así, mientras nosotros nos gastamos los cuartos en repavimentar calles que tal vez ni lo necesitan, otros creen que sentar las bases del futuro es algo que pasa, por ejemplo, por invertir en líneas digitales. Más les valdría a los pueblos españoles pensar en esos términos, pero claro, para ello necesitamos de una clase política que entienda lo que  significa una apuesta de ese tipo.

 

“La pregunta que nos hacemos hoy no es si nuestro gobierno interviene demasiado o demasiado poco, sino si sirve de algo: si ayuda a las familias a encontrar trabajo con un sueldo decente, una sanidad que puedan pagar, una jubilación digna. En los programas en los que la respuesta sea sí, seguiremos adelante. En los que la respuesta sea no, los programas se cancelarán” Obama dixit. ¿Nos ponemos a analizar así el gasto público en España? Molaría, ya lo creo que molaría. Es decir, no se trata de que el tamaño del gobierno o de lo público sea mayor, sino de que sea eficaz, productivo e incluso que con el mismo dinero se puedan alcanzar objetivos mucho más ambiciosos.

 

El inventor de la Alianza de Civilizaciones está encantado con las palabra de Obama dirigidas al mundo musulmán. Yo también, me gusta ese gesto. Ha afirmado Obama: “Al mundo musulmán: buscamos un nuevo camino hacia adelante, basado en intereses mutuos y mutuo respeto”. Pero también ha dicho cosas como estas: “A esos líderes de todo el mundo que pretenden sembrar el conflicto o culpar de los males de su sociedad a Occidente: sabed que vuestro pueblo os juzgará por lo que seáis capaces de construir, no por lo que destruyáis. A quienes se aferran al poder mediante la corrupción y el engaño y acallando a los que disienten, tened claro que la historia no está de vuestra parte; pero estamos dispuestos a tender la mano si vosotros abrís el puño”; “No pediremos perdón por nuestra forma de vida ni flaquearemos en su defensa, y a quienes pretendan conseguir sus objetivos provocando el terror y asesinando a inocentes les decimos que nuestro espíritu es más fuerte y no podéis romperlo; no duraréis más que nosotros, y os derrotaremos”.

 

Para mi, el discurso de Obama, en lugar de llenar a nuestro presidente de autocomplacencia, le debería servir como serio punto de partida de una profunda reflexión. Yo no sé si Obama será capaz de poner en práctica lo que dice, lo que sí sé es que para apreciar su discurso hay que escuchar todo lo que dice y no sólo lo que le parece bien (o mal) a uno. Y miro en busca de alternativas y sigo sin encontrar nada. 

 

 

 

04
Dic
08

Nos chupamos el dedo

1150137230_0

En estos últimos días, en los que me sobra tiempo para escribir, sin embargo (y no sé muy bien cuál es la causa) me está costando mucho más de lo normal el ponerme a desarrollar un post. Tal vez sea que el constante ruido de martillo que tengo por unas obras que se están haciendo en la escalera de casa y que dificultan la concentración o porque dedico más empeño a desarrollar ideas para dar salida a la inactividad profesional en que me encuentro. O es que no me apetece escribir, que también puede ser

 

Sea lo que fuere, hace un rato me he decidido a escribir y aquí estoy dispuesto a ello. El tema que me ha movido a hacerlo es el de los famosos vuelos secretos de la CIA y sus escalas en España. No sabemos si como consecuencia de la investigación periodística o del facilón método de la filtración, el hecho es que El País publicó hace unos días un documento secreto de 10 de enero de 2002 en el que se daba cuenta de la solicitud de EE.UU. de poder hacer escalas aéreas “en caso de emergencia”  en los vuelos para trasladar prisioneros talibanes y de Al-Qaida a la base de Guantánamo. En ese mismo documento se hablaba de dar una respuesta al Consejero Político-Militar de la embajada de EE.UU. Por cierto, menudos aviones de mierda debían utilizar los americanos para tener que realizar tantas “escalas de emergencia” como hicieron en Europa.

 

Dejando al margen el fondo del oscuro asunto de las detenciones de legalidad más que discutible y que España, como muchos países europeos, mirara a otro lado mientras esas escalas se producían, hay cosas del ruido político que se está armando que me llaman la atención. La primera de ellas es que el PP, es decir, el partido que estaba en el gobierno cuando se hizo esa petición, exija ahora a los ministros de Exteriores y Defensa que den explicaciones de una decisión tomada bajo su mandato. Bueno, sorprende relativamente, por cuanto gobernando ya los socialistas se siguieron produciendo esos vuelos y lo que intentan es una burda maniobra para que la noticia se vuelva contra el ejecutivo de Zapatero.

 

Sorprende también que Rajoy diga no saber nada sobre el asunto, tanto como la ignorancia del actual presidente del Gobierno. Claro que ya lo dejaron claro Pepín Blanco o el mismísimo Pepe Bono: en el traspaso de poderes no fueron informados de la existencia de esos vuelos. Si eso es así, es decir que no fueron informados (suponemos que por la mala conciencia de los populares de haber tragado con un asunto tan pantanoso), lo que me preocupa es que digan no saber nada cuando, en pleno mandato socialista, hubo más vuelos que hicieron escala. Porque lo que eso demostraría es una importante ineptitud en la vigilancia de nuestro espacio aéreo, del que se podría entrar y salir con un permiso dado por no se sabe muy bien quién y de un gobierno de hace tiempo. Menos mal que eran escalas de vuelos a Guatánamo, porque si llegan a ser terroristas dispuestos a hacer cualquier barbaridad, ¿tampoco se hubiera enterado el gobierno?

 

Lo que parece claro es que aquí todos falsean la realidad en mayor o menor medida. Que los que gobernaban antes y los que gobiernan ahora lo sabían y que, ante el bochorno de reconocer algo tan poco honroso, todos se excusan en una inexplicable ignorancia. La ignorancia que nos presuponen a unos ciudadanos que, a su entender, debemos chuparnos el dedo. Menos mal que, según Aznar, la historia acabará reconociendo la gran la labor de George Bush y que, cuando eso suceda, todos podrán sacar pecho diciendo: yo autoricé las escalas de la vergüenza.

P.D. Aquí tenéis una Carcajoda dedicada a este tema

25
Oct
08

Paradojas del mundo global

Mientras en España se estima que hay más de 700.000 inmigrantes rumanos, según leo en la prensa, en Rumanía se necesitan más de un millón de trabajadores para hacer frente a la modernización del país, que, como en el caso de España, se va a hacer, en gran medida, a través de las ayudas europeas.

 

Tradicionalmente, hemos pensado que la emigración tenía como principal causa la falta de oportunidades en el país de origen. Un mercado laboral incapaz de dar trabajo a la gente impulsaba a que se vieran en la obligación de buscarse la vida en otros países. Así sucedió en España hasta que nuestro crecimiento económico primero hizo que no fuera necesario irse, que regresaran algunos de nuestros emigrantes y, posteriormente, que acabáramos demandando mano de obra extranjera.

 

Rumanía, sin embargo, se enfrenta ahora a una situación de los más extraña: necesita gente para crecer y su gente está diseminada por muchos países europeos. Sería lógico pensar que, en una situación como la actual, de crisis económica en Europa, muchos de los rumanos emigrados se plantearan el regreso a su país, donde ahora sí pueden encontrar trabajo. Sin embargo, según parece los intentos del gobierno rumano para que la gente regrese hasta el momento han fracasado. Según sus análisis, las diferencias salariales son el factor clave. El que en España gana mil no está dispuesto a volver para ganar quinientos por mucho que ese sea su país.

 

El proceso que tardó décadas en darse en España se está dando en Rumanía (e imagino que en otros países de los que se han incorporado a la unión) en plazos mucho más cortos. De este modo, se puede asistir a una situación paradójica, por la que los rumanos siguen fuera de su país en tanto que Rumanía puede constituirse en destino de una emigración de no sé muy bien dónde que va a cubrir sus puestos de trabajo.

 

Eso podría establecer una especie de ranking de olas migratorias: los de primera, que se han movido hacia los países más desarrollados, y los de segunda, que se mueven para cubrir el vacío que han creado estos primeros.  Y tal vez luego haya una tercera… Paradojas de este mundo global

22
Oct
08

Es por política, no hay sexo

 

Su próximo encuentro va a estar lleno de morbo. Da igual que sean verdaderas o falsas las noticias según las cuales Angela Merkel se sentía incómoda con las muestras de afecto de Sarkozy. Es cierto que el presidente francés es muy sobón. En El Noticiero hemos mostrado algunos ejemplos. Hemos visto cómo le pasaba la mano por la espalada a Zapatero, como ambos se despedían con un  par de besos, algo nada normal entre mandatarios occidentales, y también como golpeaba reiteradamente con su dedo índice en el pecho de Gordon Brown. Con Angela Merkel le hemos visto darse la mano, darse un par de castos besos, hasta ahí todo bastante normal, y también hemos visto cómo en una ocasión le miraba descaradamente el escote.

 

A pesar de que la cancillería alemana ha desmentido sus presuntas propuestas contra la efusividad de Sarkozy (aunque fuera verdad parece lógico desmentirlo), lo cierto es que vamos a estar todos observando cada uno de los detalles de su próximo saludo. Estoy oyendo ya a cientos de comentaristas políticos analizando si el saludo ha sido más o menos afectuoso, frío, amistoso, tirante, recatado, excesivo. Y lo malo es que para los dos tiene un compromiso parecido.

 

Si Merkel intenta marcar distancias, parecería extraño que, por el mero hecho de ser mujer, el presidente Sarkozy tenga que reprimir una forma de relacionarse que mantiene con el resto de mandatarios. Sería una versión extraña de sexismo en las altas esferas europeas. Si es Sarkozy quien enfría sus gestos estaría dando por cierta la información de las quejas y, además, se estaría plegando a las presuntas exigencias alemanas. Si Merkel cambia de vestimenta y elimina el escote, se dirá que está protegiéndose preventivamente del rijoso francés y, si es un poco más pronunciado de lo normal, se entenderá como una táctica de “guerra caliente” diplomática ante ambos.

 

Me imagino a los dos dando vueltas en la cama el día previo al que tengan que verse. Merkel valorando llevar a Zapatero de carabina, pero, si finalmente no le invitan a la cumbre mundial, igual no puede ampararse en el que se besa con Sakozy. Y Nicolás, en plena noche, despertará  a la dulce Carla Bruni para decirle: mon amour, quiero que sepas que la grandeur de la France no puede arrugarse ante la Merkel por muy alemanota que sea. Así que quiero que sepas que le voy a dar un beso a tornillo par demostrarle al mundo lo grande que es Francia. Es por política, no hay sexo”.

16
Sep
08

Somos fichas de casino

Las convulsiones de los mercados financieros en los últimos días, además de inquietarnos, deberían movernos a una profunda reflexión sobre lo que ha sucedido en los últimos años de bonanza económica.

Muy probablemente, una crisis económica se nos hubiera planteado antes o después en el felpudo de la puerta, por aquello de que hay una tendencia cíclica a sufrirlas, pero es evidente que la magnitud y las características de lo que está pasando podría haberse evitado en gran medida si alguien hubiera actuado con responsabilidad.

 

Las obsesiones bushianas por la seguridad y la caza del terrorista parece que le llevaron a olvidar la mirada hacia el interior y hacia todo aquello que no fuera armarse, guerrear o traspasar los límites de la intimidad en pos de una seguridad inalcanzable. Mientras Mr. Bush llenaba de soflamas justicieras sus discursos, los terroristas de las finanzas empezaron a campar a sus anchas, sin que la administración pusiera coto a una prácticas bancarias absolutamente heterodoxas, lo cual llevó al sistema financiero a caminar por el filo de la navaja. Nadie se preocupó de frenar la expansión de las hipotecas subprime, a nadie le escandalizó que el último dólar se intentara ganar prestando dinero a insolventes pata negra, en la hipótesis absurda de que el precio de la vivienda subiría sine die y que eso matizaba los riesgos inasumibles que se estaban generando. ¿Dónde miraba Buhs, sólo a Irak? ¿Y su administración y la Reserva Federal? Si alguien hubiera hecho su trabajo, si alguien hubiera puesto empeño en que la economía financiera no puede ser algo que vive de espaldas a la economía real y al sentido común, es muy probable que sufriéramos antes o después una crisis, pero sin duda no tendría tantos frentes patológicos como la que tenemos ahora.

 

Ya está bien de que la economía productiva haya cedido el paso a la economía especulativa. No hay ley de la oferta y la demanda que explique que el petróleo que hace un par de meses estaba a 150 dólares cotice hoy a 90. Esos cambios increíbles de cotización sólo se explican por la gran cantidad de capitales dedicados única y exclusivamente a especular. El problema no es que especulen, es que luego afectan a la vida de miles de millones de personas que sufren para llenar sus depósitos (si es que tiene la suerte de tenerlos) o incluso para comer.

 

Ninguno de los presuntos líderes mundiales he escuchado levantando su voz contra esos movimientos de capital, que un día nos encarecen el petróleo y luego lo hacen caer, al siguiente lo hacen con el trigo o el agua y mientras tanto se pavonean entre sus semejantes porque han inventado las subprime.

 

Esa es la caza a la que debería dedicarse Mr. Bush, la Unión Europea y hasta Hugo Chávez. La caza de quien cree que la economía mundial es un casino en el que se puede apostar al rojo o al negro con la calidad de vida de millones de personas como ficha de apuesta. ¿Van a encarcelar a los hijos de su madre que inventaron las subprime? ¿Van a expropiarles hasta el higadillo a los que llevaron a la ruina a uno de los mayores bancos del mundo? ¿Van a hacer una lista mundial de estos pederastas del dólar que los someta a avergonzamiento mundial y de por vida? ¿Les van a poner una pulsera para evitar que se acerquen más de 100 metros a nada que tenga que ver con el dinero?

 

No he oído a nadie hablar de la necesidad de hacer una legislación mundial contra esta gente, ni de la creación de un tribunal internacional que juzgue este genocidio de las economías domésticas. Pero qué vamos a esperar de este mundo sin liderazgo en el que lo más mediocre de cada casa acaba gobernando el mundo. Pues eso, na.

13
May
08

La foto de la poligamia

La Vicepresidenta Primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, se hizo una fotografía durante su estancia en Níger con un encargado de una fábrica de un empresario español y su familia. Aquella fotografía ha dado lugar a muchos comentarios, por cuanto, el hombre en cuestión es polígamo y algunas de las mujeres a las que De la Vega saludo creyendo que eran sus hijas resultaron ser sus tres esposas.

 

Posteriormente, De la Vega ha dicho sentirse horrorizada por la situación de esas mujeres, que entiende como un drama, como algo que le produce un rechazo total. Muchas veces, cuando he escuchado a su jefe, el Presidente Zapatero, hablar de la tan cacareada alianza de civilizaciones me he preguntado sobre situaciones similares a esta. ¿Debe esa alianza mirar hacia otro lado ante situaciones como esta? ¿Debemos aceptar como normales ciertas formas de proceder que se dan en muchos países y que yo encuentro en las antípodas de nuestros valores? 

 

Nuestras sociedades, con todos sus defectos, que son muchos, se han ido construyendo a partir de la lucha de muchas generaciones, que poco a poco consiguieron avanzar en sus derechos, muchas veces a ritmos desiguales, muchas veces con grupos sociales a los que les ha llegado más tarde ese avance, pero creo que, por mal que lo hayamos hecho, por mal que funcione el sistema, somos unos privilegiados en cuanto a los derechos que tenemos reconocidos.

 

Convivimos con países en los que esa lucha casi ni se ha iniciado, con entramados sociales anclados en un pasado remoto, en los que son enormes los colectivos sociales que viven de espaldas a sus derechos, algo que, en muchos de esos países, afecta y de manera vergonzosa a las mujeres. ¿Qué tipo de alianza cabe en esos casos? ¿Debemos aceptar esas situaciones? ¿Debe nuestra moral aceptar excepciones porque practiquen otras religiones o porque tengan otras costumbres?

 

Yo creo que no y por eso estoy de acuerdo con lo que dice la Vicepresidenta. Porque creo que hay que acabar con esas situaciones, porque creo que esos millones de mujeres que viven subyugadas, como viven también millones de hombres en esos mismos lugares (en un escalón más alto seguramente de la escalera de la humillación), merecen sentirse tan dueños de su vida como nos sentimos nosotros, por mucho que que esa sensación pueda ser un engaño. Benditos nuestros espejismos, benditas nuestras tragedias cuando las comparamos con lo que vemos por esos mundos.

 

No se trata de creerse superiores, nos se trata de pensar que somos mejores, pero sí se trata de defender unos valores que forman parte de la herencia que nos han dejado nuestros mayores. Ellos lo consiguieron para nosotros, para que siguiéramos avanzando. Nunca sabremos lo que les debemos, porque nunca hemos vivido ni la milésima parte de la paupérrima consideración que se tiene por millones de seres humanos. Nada de lo que disfrutamos ha sido gratis el respeto naïf hacia quienes no respetan los derechos de las personas no es respeto, es debilidad en la defensa de quienes no disfrutan ni de la versión más censurada de la libertad.

P.D. Este post ha sido escrito del tirón, en menos de diez minutos. Luego no lo he leído. Ha salido así, no sé como. Mañana lo leeré con calma, si puedo. Pero más importante que mi lectura es la vuestra y vuestros comentarios.

Después de leer algunos comentarios, he decidido incluir un video con declaraciones de Maria Teresa Fernández de la Vega por intentar centrar un poco más la discusión.




Sígueme en Twitter

Páginas

junio 2018
L M X J V S D
« May    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Suscripción

Suscripción por email

Comentarios recientes

wallace97 en BAJO LA PERSIANA
Juliana en Odio el calor
Future en Mamma mía
lola en LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…
Goomer35 en LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…

Visitas desde el inicio

  • 551,782 Gracias a todos

a

Estadísticas

website stats

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter