Archive for the 'política' Category

14
Nov
13

Dormitorios separados

BY9I2blIEAA2kYl.jpg-large

En Madrid, como cementaba ayer en Twitter con esta foto tomada a escasos metros de la Glorieta de Bilbao, ya se puede dormir rodeado de mierda, pero no es a esto a lo que me refiero con lo de los dormitorios separados. Eso lo dejo ara el final.

Estos diez días de huelga hacen que muchos intenten poner el foco en la actuación de los piquetes esparce-mierda, centrando en ellos la responsabilidad de la situación y exculpando de responsabilidad política al Ayuntamiento de la capital. Si bien estoy en total desacuerdo con esas actuaciones de los piquetes, como manifesté en mi artículo de The Objective, creo que seguir repitiendo día tras día este argumento nos aleja de lo central de esta cuestión. Todo parte de una decisión del Ayuntamiento de Madrid de licitar la prestación del servicio con una rebaja importante sobre los contratos anteriores. Y lo hizo sin fijar un número mínimo de trabajadores para la prestación del servicio en una actividad muy intensiva en el uso de mano de obra, que supone una parte muy importante de los costes. Como consecuencia de ello, las ofertas que se reciben de las empresas concesionarias están incluso por debajo de la rebaja de la licitación porque ese ahorro prevén trasladarlo a sus costes de personal. Y, ante la gran cantidad de despidos que contemplan (1.134 de un total de 6.000 trabajadores), estalla el conflicto.

El hecho es que llevamos diez días de huelga, que la situación se está volviendo insoportable y que hasta ayer la alcaldesa no tuvo el detalle de desenroscarse el tapón para salir de sí misma, tomar aire y hablar. Aunque, para lo que dijo, tal vez se podría haber quedado en su interior. En un resumen libre de sus manifestaciones, lo que vino a comentar fue: “mira, que como me enfade…” y dio un pseudo-ultimatum que ni Michael Landon. Que si en 48 horas no se resuelve denunciará ante la fiscalía el incumplimiento de los servicios mínimos y que contratará a barrenderos de una empresa pública inmersa también en un ERE para que limpien las calles. A que acojona. Vamos que yo casi cojo una escoba por si la alcaldesa se enfada conmigo. Los trabajadores de esa empresa pública ya han dicho que con ellos no cuenten, así que tampoco sabemos qué grado de eficacia puede tener la escoba de la botella.

Lo más grotesco del asunto es que el Ayuntamiento ha aclarado que esto se hará sin  que le cueste ni un euro adicional a los contribuyentes. Lo del ultimatumcillo podía tener su gracia, pero esto último es casi un insulto a la inteligencia. Cómo se puede decir eso y quedarse tan tranquilo. El Ayuntamiento por supuesto debe garantizar que esto no cueste un duro a los madrileños, faltaría más. No sólo eso, sino que lo que debería hacer es descontar del próximo recibo el resultante de dividir la tasa por 365 y multiplicarla por el número de días que estemos sin servicio. Tasa que pagan hasta las plazas de aparcamiento, que deben tener productores autónomos de residuos que no habitan en las casas que también pagan la tasa. Pero bueno, así tenemos para unos cuantos asesores más.

Perocomo deben considerar que nuestra memez es descomunal, desde el Ayuntamiento han debido presionar a las empresas concesionarias (es una hipótesis) para que afirmen lo siguiente:  “el Ayuntamiento de Madrid no conocía la aplicación de este tipo de medidas laborales (despidos y rebajas salariales)”. Es verdad que el “lerdismo” está más extendido de lo que creemos, pero ¿puede alguien pensar que se va a rebajar más de un 20% el coste de la prestación del servicio sin despidos ni recortes salariales en una actividad en la que el coste de personal tiene un peso tan importante? A lo mejor se les olvidó pensarlo, ya que sólo veían la botella medio llena del ahorro y no la medio vacía de los despidos. En fin, sin comentarios.

Nadie dice que la solución sea sencilla, ni tan siquiera que una actitud activa de la alcaldesa hubiera propiciado una pronta solución del conflicto. Lo que no entiendo es que haya optado por este acercamiento “marianil” al problema: que pase el tiempo que se arreglará sólo. Con lo que dice Aznar de Mariano, digo yo que estos días en casa deben dormir en dormitorios separados.

13
Nov
13

El desprestige de la justicia

 

scale.php

La sentencia del Prestige chapapoteará en nuestra cabeza y durante mucho tiempo. Que la sentencia llegue once años después del accidente es un dislate. A ninguno se nos han olvidado las imágenes de la desolación de aquellos días, las playas teñidas de negro, los animales muertos, los voluntarios eliminando aquella viscosidad pegajosa con sus propias manos, envueltos en un olor que no olvidarán jamás, los pescadores expulsados del mar de su vida, la tristeza de los vecinos ni la solidaridad de los ríos de gente que fueron a dar a la orilla del mar. Once años que no han podido borrar el amargo recuerdo, que hoy amarga más por una sentencia que se puede resumir en tres frases: “así es la vida, qué le vamos a hacer”, “si es que el mar es lo que tiene” y “¡jo, mira que hubo mala suerte!”. Impotencia es lo que sugiere la sentencia que sintieron todos los que pudieron hacer algo en aquel momento (es que no había nada que hacer, oiga), e impotencia es lo que sentimos los ciudadanos abochornados ante una decisión judicial que no alcanzamos a comprender.

¿Para esto hacían falta once años? Porque la sensación que uno tiene ahora es que cada año que ha pasado la tomadura de pelo ha ido aumentando de tamaño. ¿Once años de espera para la nada? ¿Once años para que la culpa la tenga el mar y sólo el mar? ¿Once años para que se nos diga que lo único que se hizo mal fue demorar tres horas el remolque del barco por parte de su capitán? ¿Once putos años? Yo no sé de derecho, ni sé de leyes, ni sé de ingeniería naval, ni conozco los protocolos (si existen) de actuación en caso de un accidente de este tipo. Lo que sí sé es que si esto sucedió fue porque alguien hizo algo mal, aunque sólo sea que esa chatarra flotante remozada surcara los mares con un cargamento tan potencialmente peligroso. Y, a partir de ahí, podemos añadir otros errores más. No hay responsabilidad penal, no hay responsabilidad civil, es decir, no hay responsabilidad. Eso es lo más triste, que no hay responsabilidad y no pasa nada. Y que si mañana el mar se ceba con su mala intención en otro Prestige habrá que darse por jodidos, porque así es la vida y el mar es lo que tiene.  Ahora hay que prepararse a oír argumentos de todo tipo, entre los que habrá muchos que hablarán de una sentencia perfectamente fundamentada, ya lo veréis. Como la de la doctrina Parot y otras muchas. Pero cuando hay tantas sentencias tan bien fundamentadas que nos indignan, igual lo que hay que cambiar son los fundamentos de la justicia.Hoy es un día más en el desPrestige de la justicia. Que alguien lo pare, por favor.

27
Abr
13

El espíritu de Fernán Gómez

Me siento personalmente ofendido y siento también que no hay derecho a esto. Me ofende que, mientras yo ando pensando qué puedo hacer para abrir nuevos caminos y para crecer, quien me gobierna me traslade un mensaje deprimente, de resignación, de no se puede hacer otra cosa, de lo que usted diga señora Merkel aunque lleve a malvivir a mis ciudadanos, de no se me ocurre nada, de es que menudo marrón, de lo que dije ayer lo dijo otro, de te voy a sacar hasta los higadillos, de entendemos el sufrimiento de la gente, de esto es lo que hay.

El presunto presidente se ha autosecuestrado y no pide rescate, no sea que alguien lo pague y se tenga que poner a gobernar. Es incapaz de dar la cara y por lo menos ruborizarse ante sus seis millones de parados, manda a su segunda (mil veces más primera que él) a darse de encontronazos con el país que es incapaz de mover y se ha convertido en el rey de lo que mi amigo Manuel Pimentel llama vampiros de energía. Es verle a través de su plasma (la única apuesta que Rajoy ha hecho por la tecnología) y caer en la depresión profunda, en el sea lo que Dios quiera, porque como sea lo que quiera este gobierno lo tenemos claro.

Vivimos en el “dame argo” gubernamental, en el “es mejor de robar por lo legal a adelgazar un gramo el estado”, en el Inem del partido no hay colas, en el joder a los ciudadanos como extraña perversión sexual. Yo no quiero un gobierno que administre la miseria, que me diga ayer lo que no va a hacer mañana o que llame plan de reformas al bricolage de colgar un cuadro torcido.

No sabíamos los españoles que el virus del gobierno calamitoso se había quedado en Moncloa para contagiar a su próximo inquilino, no sabíamos que el registrador de la propiedad lo único que iba a registrar era nuestros bolsillos para llevarse la calderilla que nos quedaba. El mensaje interpuesto que ayer transmitió Rajoy a la nación es que la parálisis es nuestro futuro y que, encima, no hay fondos para esa “dependencia”. El problema no es que hicieran un retrato de la realidad, el problema es que dijeron que la realidad no puede cambiarse. Así, que llegados a este punto, a uno sólo le queda dejarse poseer por el espíritu de Fernán Gómez y soltar un sonoro “a la mierda, vayase a usted a la mierda”.

17
Abr
13

ESTAMOS HASTA

“Estamos Hasta…” es el título que le pusimos a un proyecto de programa de televisión, que, de momento, parece que no va a ver la luz. Así que como uno anda ya con mono de comentar algunas de las cosas que suceden, hemos pensado en realizar este videoblog bajo ese título, “Estamos Hasta”, que refleja un poco la situación en la que casi todos nos encontramos.

Como no puede ser de otra forma, la elaboración del videoblog es artesanal. Para no gastar en transporte, el videoblog se graba en el sótano de casa. La dirección, presentación, guión, documentación, producción, realización, sonorización, iluminación, edición, caracterización, escenografía, maquillaje, doblaje, cámara son funciones que hemos agrupado en una persona, yo mismo, y, obviamente, eso condiciona el resultado. Para el resto de trabajos relacionados con el proyecto, cuento con la colaboración, desinteresada, por supuesto, de un amplio equipo de personas. El videoblog, como es evidente, no responde al proyecto televisivo que os comentaba, pero sí respira su tono.

En fin, no me enrollo mucho más. Sólo quiero añadir que, para este capítulo, he contado con la colaboración en la distancia de Cristina Urgel (pertenece al amplio equipo antes comentado), a quien le agradezco mucho su interés. Un saludo a todos

14
Sep
11

Desahogos

¿Cuántas veces tenemos que pagar por lo mismo? La lógica que existe detrás del Impuesto del Patrimonio sugiere que más de una. Supongamos que uno gana 100 y que paga unos impuestos de 40. Con los 60 restantes se compra, por ejemplo, una casa o unas acciones o lo deja en un depósito bancario. Pues bien, ahora toca pagar también porque tienes 60. Es lógico que pagues impuestos si alquilas esa casa, o por los dividendos de las acciones o por los intereses que te den en tu depósito, pero hacerlo por lo que has conseguido después de pagar impuestos me parece un abuso, sobre todo para quienes a diferencia de lo que han declarado algunos políticos, han conseguido ese patrimonio con su trabajo y no por la vía de las herencias.

 

Así que por mucho que nos digan que es un impuesto que gravará a los ricos para que ellos contribuyan también a la lucha contra la crisis,  etc., etc., yo soy contrario al establecimiento de ese impuesto que hicieron muy bien en suspender. Según ha declarado hoy el ministro José Blanco, el límite de la riqueza se establece en el millón de euros de patrimonio. Curiosa frontera esta que casi afectará casi ninguna señoría, según vimos en sus declaraciones la semana pasada. Mecachis… qué casualidad más tonta. Hay mucha gente que vive en pisos que multiplican por tres el valor del momento en que los compraron. Sí, tienen un piso que vale mucho y que seguramente a día de hoy no podrían comprar. ¿Ricos? Pues no sé yo. Para mi un rico es quien puede vivir ya sin necesidad de trabajar y no tengo la seguridad de que con un patrimonio de un millón se pueda aspirar a eso. El resto son clases medias altas, puede que hasta muy altas, difícilmente alcanzables para la mayoría, pero ricos… Por cierto, que según Blanco esos ricos son 90.000 personas y segñun Rubalcaba 200.000. Rigor y estudio en profundidad. Porque Blanco habla de un millón de euros y 90.000 y Rubalcaba de tres o cutaro millones y 200.000 0 300.000. Qué descojone, con perdón.

 

De igual modo que creo que la gente tiene todo el derecho del mundo a pagar lo menos posible dentro del marco legal que existe, algo que por cierto es cambiante y a capricho del legislador. Bueno, en realidad antes pensaba que teníamos ese derecho, pero ahora creo que es un deber justificado por la defensa propia. No es que yo sea un neoliberal que preferiría reducir al estado a mínima expresión ni que piense que todo deba dejarse a las fuerzas de los mercados y a la iniciativa individual. No es que yo crea que la tributación no deba ser progresiva ni que todos debamos contribuir en función de nuestras posibilidades a sufragar los gastos del estado. Si digo que es un deber lo hago básicamente por una razón, porque es descorazonador ver el despilfarro que se ha producido en este país con nuestro dinero, un despilfarro que en mayor o menor medida hemos pagado todos con nuestros impuestos. Si lo que yo pago sirve para hacer aeropuertos sin sentido en Castellón o Ciudad Real, para invertir ingentes cantidades de dinero en unas líneas de alta velocidad que a los pocos meses hay que cerrar porque las utilizan veinte personas al día, para levantar aceras que estaban en buenas condiciones y dejarlas igual, para dar subvenciones a algunas ONG’s que de no gubernamentales lo único que tienen es el nombre y no el presupuesto, para pagar miles de asesores de no se sabe qué, televisiones públicas absolutamente sobredimensionadas… para tantas y tantas cosas que no resisten ni el menor de los análisis menos rigurosos, sinceramente prefiero que el dinero se quede en mi bolsillo antes que contribuir a la fiesta del derroche absurdo y sin sentido. Pero es que también prefiero que se quede en el de algunos de los ricos de verdad, que con sus empresas e iniciativas hacen mucho más por este país que tanto político manirroto como hemos padecido. Y con el agravante de que a nosotros Hacienda nos persigue ante el menor descuido o diferencia de criterio y a los que han dilapidado el dinero de la nación los vemos retirarse tranquilamente sin tener que sonrojarse ante unos ciudadanos a los que han estafado.

 

Dice también hoy José Blanco que “debemos saber que los estados con mayor calidad de vida son los estados con los tributos más altos”. Podemos elevar la frase a la categoría de majadería total añadiendo que el mejor país del mundo para vivir sería aquel en el que pagáramos un 100% en impuestos. Menos mal que aquí no hemos tenido tributos más altos, porque si con los presupuestos que había se han hecho tantas estupideces como hemos contemplado, ¿qué no habrían hecho con más dinero para gastar? Lo que hay que hacer es administrar unos impuestos razonables con rigor y sentido común y conseguir que los ciudadanos piensen que lo que pagan va a ser administrado con el mismo celo que si el dinero fuera propio.

 

Pero como todo da igual el candidato va diciendo que con el impuesto del patrimonio y otro a la banca (por un lado se le da dinero, por el otro dice que se le quitará) se creará empleo.  Pero, ¿qué empleo? Va a ser otra vez el sector público el que infle nóminas en lugar de adelgazar la administración. O qué va a hacer, ¿subvencionar la creación de empleo para dibujar un nuevo escenario ficticio? Es verdad que parece que Rubalcaba lo tiene fácil: da lo mismo lo que diga porque lo más probable es que no lo pueda aplicar, pero yo le pediría un poco más de rigor. También dice que les pedirá a las grandes empresas que creen puestos de trabajo. No sé si todavía no entiende que los puestos de trabajo se crean cuando crece la actividad, cuando las empresas tienen perspectivas de crecimiento de su negocio, y que hoy todavía estamos muy lejos de esa situación. Con que no molesten cuando el escenario cambie es más que suficiente. Bueno, esto no sólo sirve para el señor Rubalcaba, también para el “plan González Pons belleza en siete días”, y su aspiración a los 3.500.000 empleos.

 

No sé. O estoy con el día malo o a mi me da que nos toman por tontos. Por lo menos así me desahogo.

 

 

05
Sep
11

EL PORQUÉ DEL NO AL REFERÉNDUM

En los últimos días, han sido muchos quienes han reclamado que la reforma de la Constitución se sometiera a referéndum. Ni PP ni PSOE han sabido explicar adecuamente las razones por las que se han negado a consultar al electorado. Pero por fin hay una explicación, la que Zapatero ha enviado a este blog. Sólo tienes que pinchar en el enlace de abajo.

ZP REFERENDUM

05
Ago
11

Una historia sin final

El mar estaba embravecido y le arrastró la ola. Después de perder la orientación consiguió encontrar el suelo y ponerse en pie. Había sido un error de cálculo. Sólo había que concentrarse un poco más y lanzarse contra la ola en el momento adecuado. Así pasaron cuatro o cinco y nuestro amigo creía que ya todo estaba resuelto, que este iba a ser un día divertido de palya, hasta que se confió y le arrastró otra ola. Volvió a desorientarse y esta vez, cuando consiguió recomponerse y alzar el cuerpo, tenía otra encima que se lo volvió a llevar. Y así varias veces. Nadie en la playa se atrevía a ir a por él, las olas eran muy grandes y la resaca tremenda. Sólo quedaba la esperanza de los socorristas, pero la crisis era muy grande y este año la playa no los tenía. No me han contado el final de la historia, no sé si al final se lanzó alguien a por él ni si logró salvarse. Pero tenía mala pinta.

La situación de la economía española se puede representar con una historia como la de arriba. Pasan los meses y aumenta la desesperanza. Pasan los meses y los problemas económicos regresan con más intensidad. Son los mismos de hace algún tiempo, agravados porque avanza el tiempo y cada vez resultan más difíciles de solucionar. Nos movemos en un círculo vicioso: se duda de nosotros, no resolvemos las dudas, como consecuencia de ello cada vez nos resulta más caro financiarnos y, si ya generábamos dudas, teniendo que hacer frente a intereses más altos se “reduda”  porque la carga adicional de ese mayor coste es una losa más que pesa sobre nuestra credibilidad. Y vuelta a empezar. Se han tomado decisiones mal y tarde, aparecen grietas nuevas como la deuda de las comunidades autónomas, nos esperan unos meses de interinidad y nos movemos sobre el alambre con el riesgo de caer en cualquier momento.

Es posible que nuestros problemas estén magnificados por un sistema financiero global en el que algunos ganan mucho mediante la especulación. Es posible que las agencias de calificación acentúen el circulo vicioso de la duda-encarecimiento-más duda-más encarecimiento. Es cierto que la Union Europea es lenta y no está a la altura de las circunstancias, así como que la moneda única limita la capacidad de actuación en momentos como esté. Es posible y cierto todo ello, pero igualmente lo es que el panaroma de la política interna resulta desolador.

Se nos avecinan años difíciles, no sólo por cómo pueda acabar esta crisis de la deuda, sino porque tenemos un diseño de estado que no podremos pagar, que hace agua por muchos sitios y que necesitamos reformar a fondo. Hemos llegado hasta aquí aupados en la cresta de la ola de un crecimiento económico con fecha de caducidad, pero se nos olvidó mirarla y de repente nos quedamos compuestos y sin crecimiento ni empleo ni superávit ni dinero para afrontar el monumental coste del estado, los miniestados autonomías y los miniestados ayuntamientos.

Decía que el panorama político reulta desolador porque nadie da un paso responsable al frente, deja de lado los cálculos partidistas y electorales y se va al de enfrente a decirle: amigo, o achicamos agua juntos, o la barca se nos hunde. Me sorprende y casi me escandaliza que en estos días de agosto no hayamos asistido a una reunión Zapatero-Rajoy o, si me apuran, Zapatero-Rajoy-Rubalcaba con el objetivo de pactar un paquete de medidas extraordinarias para hacer frente a la grave situación en la que estamos, aceptar el coste político que eso pueda suponer todos juntos, y dar una imagen de país unido y decidido a los famosos mercados. No parece que haya habido ni tan siqiera un amago.

Pero más allá de esta crisis de agosto, lo que debemos entender todos es que necesitamos años de consensos para sentar las bases del futuro de nuestro país, para racionalizar un entramado institucional lleno de duplicidades, sobrecostes, irresponsabilidades, absurdos… El próximo gobierno deberá tomar la iniciativa, pero necesitará del acuerdo de la oposición para poder llevar a cabo reformas muy profundas que deberán afontarse al principio de la legislatura para que los siguientes cálculos electorales no las vuelvan a aplazar sine die. Ya no hay más aplazamientos posibles si no es que lo quereremos sea aplazar el futuro de España, el nuestro y el de nuestros hijos. Este es un momento para gente que no sé si tenemos.




Sígueme en Twitter

Páginas

septiembre 2017
L M X J V S D
« May    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Suscripción

Suscripción por email

Comentarios recientes

wallace97 en BAJO LA PERSIANA
Juliana en Odio el calor
Future en Mamma mía
lola en LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…
Goomer35 en LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…

Visitas desde el inicio

  • 548,319 Gracias a todos

a

Estadísticas

website stats

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter