Posts Tagged ‘huelga

14
Nov
13

Dormitorios separados

BY9I2blIEAA2kYl.jpg-large

En Madrid, como cementaba ayer en Twitter con esta foto tomada a escasos metros de la Glorieta de Bilbao, ya se puede dormir rodeado de mierda, pero no es a esto a lo que me refiero con lo de los dormitorios separados. Eso lo dejo ara el final.

Estos diez días de huelga hacen que muchos intenten poner el foco en la actuación de los piquetes esparce-mierda, centrando en ellos la responsabilidad de la situación y exculpando de responsabilidad política al Ayuntamiento de la capital. Si bien estoy en total desacuerdo con esas actuaciones de los piquetes, como manifesté en mi artículo de The Objective, creo que seguir repitiendo día tras día este argumento nos aleja de lo central de esta cuestión. Todo parte de una decisión del Ayuntamiento de Madrid de licitar la prestación del servicio con una rebaja importante sobre los contratos anteriores. Y lo hizo sin fijar un número mínimo de trabajadores para la prestación del servicio en una actividad muy intensiva en el uso de mano de obra, que supone una parte muy importante de los costes. Como consecuencia de ello, las ofertas que se reciben de las empresas concesionarias están incluso por debajo de la rebaja de la licitación porque ese ahorro prevén trasladarlo a sus costes de personal. Y, ante la gran cantidad de despidos que contemplan (1.134 de un total de 6.000 trabajadores), estalla el conflicto.

El hecho es que llevamos diez días de huelga, que la situación se está volviendo insoportable y que hasta ayer la alcaldesa no tuvo el detalle de desenroscarse el tapón para salir de sí misma, tomar aire y hablar. Aunque, para lo que dijo, tal vez se podría haber quedado en su interior. En un resumen libre de sus manifestaciones, lo que vino a comentar fue: “mira, que como me enfade…” y dio un pseudo-ultimatum que ni Michael Landon. Que si en 48 horas no se resuelve denunciará ante la fiscalía el incumplimiento de los servicios mínimos y que contratará a barrenderos de una empresa pública inmersa también en un ERE para que limpien las calles. A que acojona. Vamos que yo casi cojo una escoba por si la alcaldesa se enfada conmigo. Los trabajadores de esa empresa pública ya han dicho que con ellos no cuenten, así que tampoco sabemos qué grado de eficacia puede tener la escoba de la botella.

Lo más grotesco del asunto es que el Ayuntamiento ha aclarado que esto se hará sin  que le cueste ni un euro adicional a los contribuyentes. Lo del ultimatumcillo podía tener su gracia, pero esto último es casi un insulto a la inteligencia. Cómo se puede decir eso y quedarse tan tranquilo. El Ayuntamiento por supuesto debe garantizar que esto no cueste un duro a los madrileños, faltaría más. No sólo eso, sino que lo que debería hacer es descontar del próximo recibo el resultante de dividir la tasa por 365 y multiplicarla por el número de días que estemos sin servicio. Tasa que pagan hasta las plazas de aparcamiento, que deben tener productores autónomos de residuos que no habitan en las casas que también pagan la tasa. Pero bueno, así tenemos para unos cuantos asesores más.

Perocomo deben considerar que nuestra memez es descomunal, desde el Ayuntamiento han debido presionar a las empresas concesionarias (es una hipótesis) para que afirmen lo siguiente:  “el Ayuntamiento de Madrid no conocía la aplicación de este tipo de medidas laborales (despidos y rebajas salariales)”. Es verdad que el “lerdismo” está más extendido de lo que creemos, pero ¿puede alguien pensar que se va a rebajar más de un 20% el coste de la prestación del servicio sin despidos ni recortes salariales en una actividad en la que el coste de personal tiene un peso tan importante? A lo mejor se les olvidó pensarlo, ya que sólo veían la botella medio llena del ahorro y no la medio vacía de los despidos. En fin, sin comentarios.

Nadie dice que la solución sea sencilla, ni tan siquiera que una actitud activa de la alcaldesa hubiera propiciado una pronta solución del conflicto. Lo que no entiendo es que haya optado por este acercamiento “marianil” al problema: que pase el tiempo que se arreglará sólo. Con lo que dice Aznar de Mariano, digo yo que estos días en casa deben dormir en dormitorios separados.

25
Jun
08

Los espectadores de la huelga

¿Qué hace una persona mirando una pantalla que se ha ido a negro? ¿Qué hace alguien que comprueba que la cadena de televisión que quiere ver no emite nada? ¿Espera convencido de que se trata de un pequeño y pasajero problema técnico? ¿Se mantiene a la espera a pesar de que el problema técnico se prolongue horas y horas? ¿Es tal su fidelidad a la línea editorial de la cadena que, aunque no le ofrezcan programa alguno, se mantiene fiel a la no programación del día? Me pregunto todo esto porque Telemadrid ha estado 24 horas de huelga y su emisión era una pantalla negra, eso sí, con el logo de la cadena y un texto que informaba de la huelga como única imagen visible. Es posible que alguien leyera el texto una y otra vez, incrédulo, hasta conseguir caer rendido del sueño. Pero más allá de los insomnes, uno imaginaría que nadie se mantendría viendo el canal. Pues bien, la empresa que realiza las mediciones de audiencias dice que en ese horario hubo una audiencia media del 0,7%, lo que representa un total de 9.000 personas.

Las mediciones de audiencias siempre nos han ofrecido datos sorprendentes como este.  Recuerdo que cuando trabajaba en Radio Nacional, hubo un tiempo en que uno de sus directivos, en contra de la práctica habitual, me pasaba el desglose del EGM, en el que se podían comprobar datos tan sorprendentes como que, por ejemplo, en una oleada la audiencia de nuestro programa en la provincia de Ávila fuera igual a cero, algo tan absurdo como que ayer Telemadrid fuera vista por 9.000 personas de media en la programación de tarde y el prime-time. Ya sé que se trata de mediciones a partir de muestreos, pero las empresas harían muy bien en pulir sus datos antes de hacerlos públicos.

Es curioso que el EGM, un estudio que a veces ofrece unos errores de un calibre inimaginable, sea descalificado habitualmente por los profesionales del medio (cuando les va mal) pero sin que realicen el menor análisis crítico de las cifras. Cuando a mi me las pasaron, tal vez por haber sido responsable de estudios de mercado en Repsol, me dediqué a hacer un estudio, no demasiado profundo por otra parte, y encontré más de veinte cifras que eran para que les salieran los colores a los responsables del EGM. Como en algunas zonas las muestras para el estudio son muy bajas, a medida que acercas la lupa e intentas desglosar la audiencia por provincias, días y horas, las barbaridades van apareciendo una tras otra. Pero el problema es que los datos globales acaban dando cabida también a esa barbaridades y puede hacer que dos respuestas a los cuestionarios en un lugar determinado te adjudiquen o quiten varios miles de oyentes. Pero nunca he conocido en la radio a ningún directivo que se haya puesto en serio con este análisis y que haya enfrentado al EGM con su colección de barbaridades. Lo único que hacen es poner a parir al instrumento cuando les va mal y utilizar sus datos para la publicidad cuando les va bien. A mi no me vale lo del error global del más menos tanto por ciento, porque si tu muestra no te permite extrapolar determinadas informaciones, lo que uno debe hacer es no dar esa información sin base suficiente, en lugar de ofrecerla y luego ampararse en errores estadísticos.

Como los 9.000 de Telemadrid de ayer. Claro que si tú eres uno de ellos, pues nada háznoslo saber en los comentarios y sobre todo dinos qué se siente viendo la pantalla en negro durante tanto tiempo. Igual nos sirve de terapia. Sobre todo porque para lo que hay que ver…

11
Jun
08

Determinación intermitente

 

Si bien últimamente me estoy mostrando muy critico hacia el gobierno socialista, normalmente uno suele ser especialmente critico con quienes gobiernan porque son los que tienen la responsabilidad de tomar decisiones, creo que en el asunto de la huelga de transportistas han tomado una decisión adecuada. No me refiero al paquete de medidas negociadas con una parte del sector, si no a la actitud que han mantenido con respecto a los piquetes “informativos”. 

 

El derecho de los transportistas a la huelga ha primado en los dos primeros días de la misma. Ha habido un alto grado de tolerancia con la acción de los piquetes y hasta con los bloqueos parciales de las ciudades, algo que se ha producido mientras los representantes del sector estaban en la mesa de negociación. Una huelga como esta, sin embargo, acaba enfrentando dos derechos: el de los movilizados y el de unos ciudadanos que se ven enfrentados a graves inconvenientes y que incluso han vivido el temor a un desabastecimiento que ha hecho que se produjeran problemas en las gasolineras o que los mercados centrales empezaran a ver peligrar la capacidad de suministrar alimentos frescos en los próximos días. Yo creo que el gobierno ha permitido que se hiciera patente la protesta, pero, llegados a un determinado momento, ha tenido que hacer uso de una autoridad que los ciudadanos le cedemos y priorizar a la gran mayoría de los ciudadanos frente a un grupo de profesionales que se movilizan en defensa de sus reivindicaciones.

 

Por ese motivo, creo que el ministro del Interior ha hecho bien en ordenar a las fuerzas de seguridad que disuelvan los piquete de unos trabajadores que no podrán decir que no se les ha permitido manifestarse y a los que, en mi opinión, no se les puede permitir que pongan en jaque el ritmo del país. No se trata aquí de juzgar si sus reivindicaciones son  más o menos justas, por cuanto creo que muchos comprendemos la difícil situación que viven, en especial, los trabajadores autónomos del transporte. Se trata de que en la colusión de dos derechos, en un momento determinado el gobierno está para eso, para tomar decisiones. Sólo espero que reine la cordura y que esto no derive en hechos más graves, que creo que no ayudarían en nada a los transportistas en su estrategia de lucha. En otro conflicto, el de los pescadores, se han producido también enfrentamientos entre las fuerzas del orden y los trabajadores y hemos visto algunos heridos como consecuencia de ellos. Desconozco si en este caso se estaba produciendo efectos como los derivados de la acción de los transportistas, pero lo que sí está claro es que el gobiernos ha decido demostrar que la autoridad existe y que no va a tolerar que se alarguen situaciones que están trasladando una seria preocupación, además de incomodidades, a la mayoría de los ciudadanos.

 

Sólo espero que en las próximas horas impere la cordura y que no sea este el inicio de un conflicto de mayores proporciones, sino el reencauzamiento de una protesta a la que tienen derecho los trabajadores, pero que no puede poner patas arriba los suministros que necesitamos los ciudadanos. Una vez más echamos de menos una ley de huelga a la que ningún gobierno ha sido capaz de enfrentarse, que regule las situaciones y que no deje al albur de decisiones de el momento la evolución de los acontecimientos.

 

No estaría nada mal que el gobierno enfrentara con igual determinación otras cuestiones, como por ejemplo su desaceleración o nuestra crisis. Pero sufre de determinación intermitente.  Porque hoy, en el Senado, Zapatero ha vuelto otra vez  al runrún del “pío, pío que yo no he sido”, que ha sido el mercado del petróleo o el Banco Central Europeo. O usted, señor presidente, que vive seducido por la imagen que le devuelve el espejo. Pero no se engañe, que hay espejos que devuelve una imagen distorsionada.

 

 

 




Sígueme en Twitter

Páginas

mayo 2017
L M X J V S D
« Feb    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Suscripción

Suscripción por email

Comentarios recientes

Juliana en Odio el calor
Future en Mamma mía
lola en LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…
Goomer35 en LUIS, LOS ZAPATOS Y EL BU…
Fabian en Odio el calor

Visitas desde el inicio

  • 546,674 Gracias a todos

a

Estadísticas

website stats

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter